El cerebro de Neinor y Octopus

Juan Pepa, el hombre que dio la vuelta al inmobiliario español, deja Lone Star

El directivo argentino se desvinculará del fondo con el cambio de año para abordar nuevos retos en España. En Lone Star ha protagonizado hitos como Neinor o Proyecto Octopus

Foto: Juan Pepa, junto a Juan Velayos, consejero delegado de Neinor, en el toque de campana de la promotora.
Juan Pepa, junto a Juan Velayos, consejero delegado de Neinor, en el toque de campana de la promotora.

Fue el primero en apostar con fuerza por el mercado promotor español y ahora, tras haber recogido los frutos, ha decidido cambiar de aires. Juan Pepa, el primer espada de Lone Star en nuestro país, dejará los mandos del fondo estadounidense el mes que viene, para emprender nuevos proyectos en España a partir de enero, según ha podido confirmar El Confidencial con fuentes conocedoras. El directivo argentino no ha respondido a la consulta de este medio.

Con su marcha, cierra un ciclo marcado por haber protagonizado gran parte de las principales operaciones inmobiliarias del mercado español en los últimos años, cuya máxima expresión fue la promotora Neinor, la primera en salir a bolsa en una década y que desde su estreno en el parqué, el pasado marzo, acumula una revalorización del 9%.

Lone Star creó este gigante de la vivienda tras adquirir a Kutxabank su negocio inmobiliario, en diciembre de 2014, por 930 millones de euros, operación que se convirtió en la mayor venta de una inmobiliaria en España desde 2007. Un año después, la compañía se estrenó en el parqué con una capitalización (valor en bolsa) de 1.300 millones.

La apuesta de Pepa por la península Ibérica ha permitido a Lone Star ser uno de los grandes actores de la recuperación, premio que le llegó después de haberse atrevido a comprar en los momentos de crisis, cuando la mayoría de fondos estaba tocando retirada.

El Proyecto Octopus

Fue en este contexto en el que consiguió otro de sus principales hitos, la compra del ladrillo español de Eurohypo junto a JP Morgan. Bautizada com Proyecto Octopus, esta cartera estaba formada por más de 4.000 millones de créditos inmobiliarios en España y Portugal.

Carlos Costa y el representante de Lone Star, Donald Quintin, en la ceremonia de venta de Novo Banco. (EFE)
Carlos Costa y el representante de Lone Star, Donald Quintin, en la ceremonia de venta de Novo Banco. (EFE)

Entre los activos que pasó a controlar con esta compra destaca el complejo de oficinas Adequa, propiedad de Bami hasta que Lone Star ejecutó la deuda que tenía y abrió un proceso para venderlo. El comprador fue otro de los grandes protagonistas del giro que ha dado el sector, Merlin, con una oferta de 380 millones de euros.

En Portugal, Lone Star acaba de cerrar la compra del 75% de Novo Banco, otro de los legados que deja Pepa, y son muchos los inversores que esperan ver al otro lado de la frontera un movimiento de recuperación similar al protagonizado por España.

De hecho, además de los activos procedentes de Octopus, en los últimos años, el fondo ha ido tomando otras posiciones en el país vecino, como la bolsa de suelo de 2.000 hectáreas que adquirió a Catalunya Banc en el Algarve por 200 millones de euros.

A pesar de todos estos hitos, Juan Pepa se marcha de Lone Star con el amargo sabor de no haber podido ganar su última gran batalla, la cartera de 30.000 millones de activos tóxicos de Banco Popular que Santander vendió el pasado verano, puja en la que figuraba como uno de los favoritos, pero donde terminó ganándole la mano otro gigante de la inversión: Blackstone.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios