El 94% de los asesores de pymes desaparecerá en 10 años

Innovar y abrazar las nuevas tecnologías es la clave para adaptarte a los cambios que está imponiendo la digitalización y conseguir que tu empresa sobreviva

Foto:

Algunas profesiones, como la de contable o auditor, están en peligro de extinción. A principios de 2014, el periódico británico ‘The Economist’ publicó un estudio sobre la destrucción de empleo a causa del desarrollo tecnológico aplicado al mundo laboral. Los datos extraídos del informe ’The future of employment: How susceptible are jobs to computerisation?’ ponían de manifiesto que el 47% de los oficios actuales son altamente susceptibles de ser realizados de forma mecánica. Entre ellos, en la segunda posición de la lista negra, se encontraban los contables y auditores, con un porcentaje del 94% de probabilidades de desaparecer en los próximos 10 o 20 años.

¿Desaparecerá realmente la profesión de gestor contable o será la forma de trabajar la que cambie? La tecnología actual ya ha generado unas cuantas novedades en el día a día de un asesor: las facturas son digitales y desde hace años se utiliza el ordenador para su elaboración; los archivos ya no se almacenan en cajones sino en la nube; usuarios y empresas viven conectados con sus bancos, administraciones, gestorías… El cambio llama a sus puertas.

La tecnología ha evolucionado rápidamente en los últimos años y todo apunta a que, en un futuro próximo, pisará aún más el acelerador. Por eso, los que quieran seguir al pie del cañón tendrán que adaptarse a los cambios, innovar y abrazar las nuevas tecnologías que vayan surgiendo.

El que no sea capaz de adaptarse al mercado perderá una carrera que ya ha empezado

La Agencia Tributaria, también consciente de ello, se ha puesto las pilas y el pasado 1 de julio iniciaba su propia revolución digital con la introducción del suministro inmediato de información (SII). Con él obligan a las empresas a gestionar los libros de registro de IVA a través de su sede electrónica.

Julio Pérez, socio fundador de GestiCentro, lleva más de 30 años asesorando a autónomos y a empresas: “La nube, por ejemplo, supone para nuestro sector una integración del concepto de red social en el mundo empresarial. Nosotros, como cualquier otro negocio, tenemos que reinventarnos cada día, el que no lo haga se queda atrás”, explica.

Digitalizarse o morir

Los expertos del sector están de acuerdo en que el que no sea capaz de adaptarse al nuevo contexto y a las exigencias del mercado perderá una carrera que ya ha empezado. Los gestores deben ver a las nuevas tecnologías como sus mejores aliadas y no como sus enemigas. Con su ayuda podrán convertirse en mejores profesionales y ofrecer más valor a sus clientes.

Por tanto, la supervivencia de los asesores pasa por la digitalización de su trabajo. Hoy en día existen herramientas que permiten automatizar tareas tediosas, como el picado de datos, la generación de asientos contables, etc. Si el asesor es capaz de incorporar este tipo de programas en su día a día, le quedará tiempo libre para dedicarse al que es realmente su trabajo: asesorar. El conocimiento y la experiencia de un asesor nunca podrán ser sustituidos por una máquina.

Durante el I Encuentro de Asesores Digitales organizado por anfix, el presidente del Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos de España, Fernando Santiago Ollero, afirmó: “Tenemos que dejar de ser asesores y empezar a ser consultores, los que sepan visualizar el cambio como una oportunidad se quedan”.

Cómo adaptarse a los nuevos tiempos

La digitalización de los asesores y gestores requiere el uso de soluciones tecnológicas que les permitan adaptarse a los nuevos tiempos. Hoy en día existen programas de contabilidad y facturación en la nube que están pensados para que los asesores puedan trabajar mejor, más rápido y tengan tiempo para aportar un valor diferencial a sus clientes.

Ventajas de utilizar estas herramientas

  • Ahorrar tiempo conectando las cuentas bancarias en la herramienta, lo que permite las conciliaciones con un clic.
  • Asesorar mejor a los clientes, al llevar las cuentas al día con facilidad y descargar informes que permitan hacer análisis más profundos.  
  • Acceder al programa desde cualquier lugar, porque toda la información está almacenada, y protegida, en la nube.
  • Conectar con los clientes y enviar toda información a través de la herramienta.
  • Generar los modelos de impuestos oficiales con el formato que Hacienda exige automáticamente.
  • Proteger la información con los sistemas de seguridad que incorpora la herramienta y con los ‘backups’ automáticos.
.

A la hora de elegir una herramienta de este tipo, además de exigir todas estas funcionalidades, también es importante valorar la experiencia de usuario. Es decir, que el programa sea fácil de usar y muy intuitivo.

Una de las opciones que se encuentran disponibles en el mercado es anfix, un programa ubicado en la nube que permite al asesor tomar las mejores decisiones y ofrecer un servicio de calidad a sus clientes. Además de todo lo mencionado anteriormente, incluye una funcionalidad novedosa e interesante: los clientes pueden subir los tiques de gastos sacando una foto con la aplicación móvil y deshacerse de ellos, ya que están reconocidos y homologados por la Agencia Tributaria.

Empezar a utilizar herramientas como anfix es un primer paso de cara a la digitalización del negocio y hacia el futuro. Las tecnologías son una oportunidad para mejorar y ser más competitivos, porque quien no sea capaz de adaptarse se quedará atrás en muy poco tiempo.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios