Culpan a Andorra de haber evitado colaborar en la venta

Panamá liquida la sociedad de valores de BPA en el país con fondos de 300 millones

Muchos de estos clientes son españoles, catalanes en su mayoría, y verán mermada su inversión en este proceso en los fondos que habían depositado en el país centroamericano

Foto: Sede de BPA en Andorra. (Reuters)
Sede de BPA en Andorra. (Reuters)

Derivada panameña en el caso BPA. La sociedad de valores BPA Valores SA, radicada en Panamá, ha entrado en liquidación forzosa por orden de la Superintendencia del Mercado de Valores panameño, el equivalente a la CNMV de ese país. La liquidación supondrá pérdidas para los clientes, que tienen en esta sociedad unos 300 millones de dólares, que quedaron congelados desde que la sociedad fue intervenida. Muchos de estos clientes son españoles, catalanes en su mayoría, y verán mermada su inversión en este proceso, según apuntan fuentes financieras conocedoras de la operación.

En la carta en la que la Superintendencia dictamina la liquidación de BPA Valores en Panamá, culpa de la misma a la Agencia Estatal de Resolución de Entidades Bancaria (AREB), el equivalente al FROB pero en Andorra. Según consta en el documento al que ha accedido El Confidencial, la primera opción de las autoridades bursátiles panameñas no fue liquidar sino vender BPA Valores, pero responsabilizan del naufragio del proceso de venta al ente liquidador andorrano.

“Resulta evidente que el proceso de reorganización vía venta fracasó por la ausencia de respuesta del AREB en su calidad de dueño y vendedor”, reza el documento. Que parte de los perjudicados de esa pasividad que se denuncia desde Panamá sean clientes de un banco andorrano e incluso ciudadanos de ese país es la parte irónica que impregna todo el caso. Portavoces del AREB a los que se ha requerido por la cuestión no han respondido a ninguna de las preguntas que se les han formulado.

La AREB ha dado carpetazo a su actividad con la venta de la antigua BPA al fondo de alto riesgo JC Flower en abril del año pasado. Pero muchos de los activos de la antigua BPA no pasaron a la nueva Vall Banc, la marca con la que ahora JC Flowers opera en el país pirenaico, tras haber adquirido los activos saneados de BPA. Entre esos activos que no pasaron a Vall Banc y se quedaron en manos públicas están las filiales panameñas, que ahora se convierten en una bomba de relojería para el Gobierno andorrano del primer ministro, Antoni Martí.

La liquidación más grave es la que ahora ha decretado Panamá de manera forzosa, ya que BPA Valores era la sociedad con mayor cantidad de fondos gestionados. Pero no es la única. También queda BPA Panamá, un ficha bancaria con unos 90 millones de dólares que seguirá la misma senda de la liquidación forzosa antes de un mes, según las fuentes financieras consultadas.

Preparación de demandas

Algunos de los clientes españoles de BPA Valores ya preparan demandas contra la AREB y sus responsables durante el año pasado, cuando Panamá inició la intervención de la firma en el país centroamericano y por omisión se ha llegado a la situación actual, según apuntan fuentes jurídicas del país.

Entre estos responsables destaca César Goyache, un ex alto ejecutivo del BBVA que había asesorado al FROB en el diseño de la Sareb, también conocido como 'banco malo'. Con ese bagaje, Goyache recaló en Andorra, donde siguió aportando su experiencia en rescates bancarios. Goyache dejó de trabajar en Andorra en mayo de 2016. Hasta entonces, fue director general de la AREB. Sin embargo, la intervención de los panameños sobre la sociedad de valores participadas fue antes, el 11 de marzo de 2015.

En agosto del año pasado, las autoridades panameñas intentaron vender BPA Valores, pero la pasividad andorrana dio al traste con la operación

Sin embargo, la decisión de venta, a la que ahora se acusa a Andorra de haber torpedeado con su inacción, fue tomada más tarde, en agosto del pasado año. Por tanto, otro de los expuestos a las demandas es el presidente del AREB, Albert Hinojosa, un andorrano que ha hecho su carrera en el Ministerio de Economía, en departamentos como Tributos, o en Aduanas, en el control de Fronteras.

Venta versus liquidación

El quid de la cuestión es que la venta, que pretendía el Gobierno panameño, resultaba mucho más ventajosa para los clientes que habían optado por llevar su dinero a ese país, que la liquidación a la que ahora se ven abocados. El banco BPA Panamá también se ha intentado colocar a un comprador, pero las fuentes financieras consultadas aseguran que su situación es paralela a la de la sociedad de valores, que ya se encuentra en el disparadero.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios