trata de rentabilizar la cuenta 1, 2, 3

Banco Santander impone una comisión de 3 euros al mes para las tarjetas

Los clientes del banco Santander tendrán que pagar 3 euros al mes por usar tarjeta de crédito o débito, en una estrategia para tratar de rentabilizar la Cuenta 1, 2, 3

Foto: Oficina del Banco Santander. (Reuters)
Oficina del Banco Santander. (Reuters)

Malas noticias para los clientes del Banco Santander. A partir del 12 de febrero, la entidad comenzará a cobrarles una comisión de 3 euros mensuales (36 euros anuales) por utilizar cada tarjeta de cualquier tipo: débito, crédito o 'revolving'. Esta nueva comisión no sólo se aplica a la Cuenta 1, 2, 3 (que tiene otra comisión de mantenimiento de 3 euros al mes), sino a todas las cuentas que tiene el banco, como la Día a Día y la Clásica.

Hasta ahora, la Cuenta 1, 2, 3 ofrecía una tarjeta de débito gratis y una de crédito sin coste el primer año. Además de la nueva comisión, el banco que preside Ana Botín obligará al cliente a tener tarjeta de crédito aunque no la quiera: para tener acceso a esta cuenta tendrá que hacer al menos una operación al mes con tarjeta de crédito (no de débito), y que no sea sacar dinero del cajero. Este requisito se suma a los que ya tenía: domiciliar los ingresos de nómina, pensión, etc; domiciliar tres recibos, y realizar seis movimientos al trimestre. 

Así lo ha anunciado este viernes el Santander en un comunicado, en el que añade que "ofrecerá una nueva línea de crédito en tarjetas por 16.000 millones, de la que podrán beneficiarse 2,5 millones de clientes, con un importe medio superior a 5.000 euros". Asimismo, tal como ha informado El Confidencial, Santander es el único banco que ofrece la aplicación Apple Pay de pagos por móvil para el iPhone, que se suma a Santander Wallet para dispositivos Android.

Rentabilizar la Cuenta 1, 2, 3

Este nuevo coste pretende sacar rédito de la Cuenta 1, 2, 3, que es la cuenta nómina con mayor rentabilidad del mercado: hasta un 3% en función del saldo. En el entorno actual de tipos negativos, esta remuneración tiene un importante impacto en los márgenes del negocio del Santander en España, que algunas fuentes cifran en 500 millones al año. Merrill Lynch recomendaba recientemente a Ana Botín reducir esta remuneración para impulsar sus resultados en nuestro país.

De hecho, en Reino Unido -el país donde primero se lanzó la cuenta cuando la actual presidenta era responsable de la unidad británica- sí ha empeorado las condiciones del producto. Pero en las últimas presentaciones de resultados ha negado reiteradamente que fuera a hacer lo mismo en España. Ahora lo hace de modo indirecto, a través de las tarjetas.

En los nueve primeros meses de 2016, el beneficio neto en España se redujo un 11,1% y quedó en 785 millones, en un escenario de bajos tipos, que afectaron a los márgenes (el bruto cayó el 8,5%). También impactó la aportación al Fondo de Resolución Europeo del segundo trimestre (885 millones). Ni siquiera la fuerte rebaja de las dotaciones para insolvencias, del 40,1% hasta 500 millones, le permitió enderezar las cuentas en nuestro país.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios