Es noticia
Menú
Santander activa la venta de su casero, URO, y lo ofrece a fondos soberanos e inmobiliarias
  1. Empresas
venta de una participación mayoritaria

Santander activa la venta de su casero, URO, y lo ofrece a fondos soberanos e inmobiliarias

La entidad y sus socios en el capital de URO Property han dado a Citi el mandato de venta de la mayoría del capital de la socimi, operación que quieren tener cerrada en siete meses

Foto: URO Property es dueña de 755 oficinas del Santander.
URO Property es dueña de 755 oficinas del Santander.

Banco Santander y sus socios en el capital de URO Property, la socimi que posee 755 oficinas de la entidad cántabra, han activado formalmente la venta de esta sociedad, con la vista puesta en encontrar un caballero blanco que quiera hacerse con la mayoría de las acciones.

Según confirman tres fuentes conocedoras, fue el pasado 19 de septiembre cuando se dio a Citi el mandato para abrir un proceso organizado, con la vista puesta en cerrar la operación antes de concluir el primer semestre de 2017.

La entidad nortamericana ya había sido contratada en mayo para analizar las opciones de cambios accionariales, y tras comprobar el interés de fondos soberanos y de pensiones, aseguradoras, inversores de renta fija y alguna inmobiliaria, han decidido arrancar un concurso formal.

Tanto Citi como Santander y URO han declinado hacer comentarios.

La socimi tiene el atractivo de ser una inversión de bajo riesgo, con una rentabilidad garantizada y el seguro reparto de dividendos, características que la convierten en objeto de deseo de grandes fondos soberanos y vehículos muy conservadores, principales candidatos a los que Santander y sus socios quieren dirigir el proceso de desinversión.

Además, los accionistas de URO están abiertos a explorar fórmulas como la que acaba de realizar con éxito Santander en Metrovacesa, y que pasan por fusionar esta socimi con otro gran casero de locales, según confirman las mismas fuentes.

Junto al banco presidido por Ana Botín, también vendieron grandes lotes de oficinas otras entidades, como BBVA, que traspasó 800 locales a Tree Inversiones Inmobiliarias, actual Merlin, y Sabadell, que hizo lo propio con una cartera de 228 locales y 133 plazas de aparcamiento, que cedió a Moor Park, y este, posteriormente, se la vendió al empresario mexicano Moisés El-Mann.

Los principales candidatos a entrar en URO son fondos soberanos y grandes vehículos conservadores, aunque cabe la opción de fusiones como Metrovacesa-Merlin

URO tiene actualmente muy limitada su operativa empresarial, debido a las cláusulas incluidas en la emisión de bonos por importe de 1.300 millones que realizó en la primavera de 2015, un mes después de haber vendido a AXA 381 oficinas.

Estas dos operaciones fueron todo un éxito desde el punto de vista financiero, ya que otorgaron a la socimi la estabilidad que llevaba tiempo buscando, pero cercenaron sus opciones de movimiento, al tener que dejar como garantía de la emisión las rentas de 666 oficinas de Santander, mientras que otras 80 también se pignoraron, lo que no ha impedido que la mitad de ellas hayan sido puestas a la venta.

Santander y CaixaBank seguirán

URO concede un valor neto contable a su actual cartera de oficinas de 1.585 millones de euros, según confiesa la propia sociedad en sus últimas cuentas oficiales, correspondientes al cierre de junio, mientras que su capitalización bursátil en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) asciende a 197,5 millones de euros.

La decisión de activar un proceso formal de venta es la respuesta de la sociedad al deseo manifestado por varios accionistas de salirse del capital, tras haber concluido el periodo de 'lock-up' o compromiso de permanencia.

Las entidades acreedoras de URO, con Santander y CaixaBank a la cabeza, decidieron ejecutar sus deudas y hacerse con el control de la compañía en 2014. Ambas prevén continuar en el capital de la socimi tras la venta, aunque contemplan aprovechar este movimiento para deshacer pequeñas posiciones.

Actualmente, Santander posee el 22,78% y CaixaBank, el 14,5%. BNP Paribas, una de las entidades que desea vender, controla el 9,18%; mientras que los antiguos accionistas de URO, Sun Capital (rebautizada como Atisha Holding) y Pearl Group (ahora Phoenix Life), tienen el 18,92% y el 14,90%, respectivamente. Además, hay otras entidades como Barclays y 'hedge funds' con participaciones inferiores al 5% que también desean salir.

Tras ser absorbida por los bancos y activar su salida al MAB, la socimi firmó un nuevo contrato de arrendamiento con Santander, que se comprometió a permanecer un mínimo de 25 años en sus oficinas, opción que podía ser prorrogada por otros 14 ejercicios en una serie de locales estratégicos, y dejó la puerta abierta a poder permutar, cada ejercicio, parte de estos locales por otros.

Banco Santander y sus socios en el capital de URO Property, la socimi que posee 755 oficinas de la entidad cántabra, han activado formalmente la venta de esta sociedad, con la vista puesta en encontrar un caballero blanco que quiera hacerse con la mayoría de las acciones.

URO Property Socimi Oleguer Pujol Jordi Pujol Citi BNP Paribas Hedge funds AXA
El redactor recomienda