LA ESTRATEGIA A SEGUIR, SEGÚN ECOVIDRIO

Objetivo 2020: ocho claves para que España recicle el 77% de su vidrio

España ya recicla el 69,7% de su vidrio, muy por encima de la media de la UE. Pero aún quiere más: este es el plan para alcanzar en 2020 los objetivos a los que Europa llegará en 2025

Foto:
Autor
Tiempo de lectura8 min

La Unión Europea quiere que, para 2025, los países miembros reciclen el 75% del vidrio consumido. España va muy por delante: prevé superar ese índice y llegar al 77% en 2020, cinco años antes de lo pactado.

El compromiso español está lanzado por Ecovidrio, la compañía que lidera este tipo de iniciativas en nuestro país y que, con los datos en la mano, cree más que viable que España no solo consiga los objetivos europeos, sino que incluso los supere con creces.

Pero para ello hacen falta un plan estratégico y varios pasos. En concreto, los ocho que deberán hacer que nuestro país se sitúe por encima de las metas planteadas a nivel europeo.

1.- Objetivos a corto plazo

Actualmente, España recicla el 69,7% de sus envases de vidrio, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente (Magrama). Si no sabe si esto es mucho o poco, valga una comparación: el objetivo marcado por la Unión Europea era del 60%, casi 10 puntos por debajo. España, por tanto, es un alumno aventajado.

Por ello, las previsiones de Ecovidrio van por delante de lo que maca Europa: "Para 2025, cuando la UE marca un objetivo del 75%, en España esperaremos llegar al 80%", asegura José Manuel Núñez-Lagos, director general de la compañía.

España recicla el 69,7% del vidrio, casi 10 puntos por encima del 60% que reclama la UE

De hecho, parece que hay margen de sobra para crecer: "Hay países que empezaron antes que nosotros y con un modelo idéntico, como Bélgica y Holanda, y ya tienen tasas de reciclaje de vidrio por encima del 90%, lo que nos hace pensar que nuestro modelo aún tiene mucho recorrido y que vamos a seguir creciendo".

Además, "las infraestructuras están muy bien implementadas: ahora mismo hay más de 200.000 contenedores en toda España. Estamos en un momento muy bueno".

Infografía: EFE/Ecovidrio.
Infografía: EFE/Ecovidrio.

2.- Concienciación

En este punto, hace tiempo que se desterraron los mitos: el reciclaje no es una cuestión de economía, ni de recursos, ni de posición social: es una cuestión de voluntad. Y en eso, por suerte, parece que España puede presumir.

"El 78% de los ciudadanos asegura reciclar el vidrio, así que hemos conseguido que se convierta en un hábito", asegura Núñez-Lagos. "La gente ya está mentalizada de que el vidrio hay que llevarlo al contenedor".

Sin embargo, nada llega solo ni se mantiene solo: "Para llegar hasta aquí, hemos llevado unos planes de concienciación, sensibilización y movilización entre la ciudadanía. En los próximos cinco años invertiremos 30 millones de euros en nuevos planes de sensibilización". 

3.- Talleres en colegios

Toda buena labor de concienciación empieza desde abajo. Por eso, gran parte de las iniciativas en torno al reciclaje de vidrio empiezan a desarrollarse en los colegios de toda España.

De hecho, Ecovidrio ha fijado en este punto uno de sus grandes objetivos: "Queremos seguir haciendo planes de educación ambiental con los niños en los colegios a través de talleres de reciclado", una actividad con la que la compañía pretende 'enganchar' a los escolares, aun en el caso de que sus padres no suelan reciclar.

La iniciativa, por ahora, va creciendo: "En los últimos tres años, hemos llegado a 500.000 escolares, y nos planteamos superar el millón de niños para 2020", asegura el director general de la compañía. 

José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio. (Foto: Enrique Villarino)
José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio. (Foto: Enrique Villarino)

4.- La clave: hostelería

Si hay un sector clave para que España cumpla sus objetivos de reciclaje de vidrio, ese es la hostelería, ya que consume nada menos que el 48% de los envases de vidrio de un solo uso.

"Es un sector sensibilizado", asegura Núñez-Lagos. "En este tiempo, hemos invertido más de 14 millones de euros, y en 2015 hemos llegado a 58.000 establecimientos, el 20% del total".

En este sentido, la labor de Ecovidrio gira en torno a dos ejes: "Por una parte, las campañas de concienciación; por otra, que intentemos ponérselo lo más fácil posible, ya que somos conscientes de las dificultades que tienen".

La hostelería es clave: consume el 48% de los envases de vidrio de un solo uso

Pero ¿cómo hacerle la vida más fácil a un hostelero que bastantes preocupaciones diarias tiene, como para encima añadirle otra? "Una de las cosas que hacemos es entregarles cubos para reciclaje: tenemos previsto reforzar esta línea y entregar 114.000 cubos en los próximos años. Por otro lado, hacemos planes de recogida puerta a puerta".

Además, "también hay planes específicos en verano, sobre todo en zonas costeras, que tienen muchísima actividad. Este verano, hemos participado en 90 localidades, 1.000 establecimientos, y hemos conseguido aumentar el reciclaje de vidrio en estos establecimientos un 12% más respecto a 2015", nos cuenta.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

5.- Tecnología e innovación

¿Hay espacio para la innovación en un hecho tan aparentemente artesanal como el reciclaje? Parece que sí: "Trabajamos en dos líneas de investigación: el ecodiseño y la mejora de nuestras labores de gestión".

En primer lugar, "llevamos a cabo planes de ecodiseño a través de nuestras empresas. Desde que nacimos, hemos puesto en marcha más de 6.000 medidas de ecodiseño, y gracias a ellas se ha logrado reducir el peso de los envases en 10 gramos", asegura.

En segundo lugar, el avance en la gestión de los residuos: "Hemos puesto sensores en parques de contenedores para tener una información más puntual, nuevos sistemas de recogida de vidrio, proyectos para impulsar la eficiencia de las plantas de reciclado, herramientas de gestión que nos permitan tener información en tiempo real... En general, queremos avanzar hacia las 'smart cities". 

6.- Protección del medioambiente

Núñez-Lagos se muestra tajante: "El vidrio es el material más agradecido de todos con el medioambiente. Con un envase de vidrio se puede fabricar otro envase infinitas veces. Además, fabricando envases a partir de otros envases se consume mucha menos energía y se producen menos emisiones de CO2".

Por tanto, "con un pequeño esfuerzo, el de reciclar, conseguimos evitar la extracción de materias primas, reducir las emisiones y conseguimos tirar menos basura a los vertederos". 

En este sentido, la compañía ha cumplido tres objetivos: "En 2015, hemos conseguido ahorrar la energía equivalente al consumo eléctrico de una ciudad como Barcelona durante todo un año, reducir las emisiones de CO2 equivalentes a plantar más de 600.000 árboles (y preservarlos durante 100 años) y evitar la extracción de un millón de toneladas de materias primas, con las que se podrían llenar más de tres torres Kio". 

José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio. (Foto: Enrique Villarino)
José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio. (Foto: Enrique Villarino)

7.- Economía circular

Desde hace años, la compañía hace pedagogía de lo que ha venido a llamarse economía circular. O lo que es lo mismo, "cerrar el ciclo de vida de los productos para un desarrollo más sostenible".

Para Núñez-Lagos, se trata de una necesidad: "Es el único modelo posible, ya que los recursos se están agotando. Es un modelo que va a requerir cambios en los políticos, en las administraciones, en la industria y, por supuesto, en los ciudadanos".

Los recursos se están agotando, la economía circular es el único modelo posible

Para él, por tanto, "no es un modelo meramente económico, sino también político, medioambiental y cultural. Esto va más allá de una obligación moral o de la supervivencia: es una verdadera oportunidad para crear entre todos actividad económica, empleo y riqueza", asegura.

Como ejemplo, pone a su propia compañía: "Nosotros, gracias al reciclado que hacemos, generamos 8.000 puestos de trabajo verdes y de calidad. Hay 300 compañías de recogida, 12 vidrieras y 14 plantas de reciclado interviniendo en este proceso".

8.- ¿Pago por generación?

¿Podría estar preparado nuestro país para poner incentivos económicos a los ciudadanos que reciclan? Es precisamente lo que pretende el llamado pago por generación: "Consiste en pagar en función de los niveles de residuos que generes o de la buena o mala gestión de esos residuos".

La propuesta puede sonar demasiado exótica, pero Núñez-Lagos no la cree descabellada: "Se puede hacer en función de la generación de residuos. En algunos países europeos, como Bélgica, se paga más o menos tasa de residuos en función de lo que generas. Y eso te anima a reciclar, ya que vas a pagar menos".

El director general de Ecovidrio, desde luego, lo tiene claro: "Hay que desarrollar medidas complementarias que incentiven a la gente a reciclar más". ¿Y eso por qué? "Porque consigues grandes beneficios medioambientales y estás preservando el planeta para las generaciones futuras".

Al final, ocho medidas para intentar conseguir que España siga ganando terreno en el reciclaje de vidrio. Y todo ello con un 'leit motiv' claro: "Son muchísimos beneficios para un esfuerzo tan pequeño".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios