EN EL FORO DE ALTA DIRECCIÓN ORGANIZADO POR PWC Y EL CONFIDENCIAL

MásMóvil se hace mayor... y reta a las tres grandes telecos en pleno vacío político

El consejero delegado de la firma aspira a poder consolidarse como cuarta operadora de telecomunicaciones en España. Su gran baza, situar al usuario como tótem

Foto: El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger. (Foto: Jorge Álvaro)
El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger. (Foto: Jorge Álvaro)

MásMóvil quiere jugar en la primera división de las telecomunicaciones en España. Para entender la magnitud de su objetivo, la firma pretende morder un trocito de la tarta (en torno al 10%-15%) que se reparten tres auténticas fieras devoradoras: Telefónica, Vodafone y Orange. Sin embargo, su consejero delegado, Meinrad Spenger, le quita importancia al reto: "Al final, por lo que más se nos conoce a cada una de las empresas que competimos es por el color".

Pero hacerse oír entre tanto gallo conlleva algo más que un color llamativo. MásMóvil lleva 10 años abriéndose paso y creciendo en el mercado de telefonía móvil en España, y algo menos, desde 2013, en servicios fijos de televisión y teléfono tanto para particulares como para empresas. Su crecimiento, si de un combate de boxeo se tratara, ha sido más por KO que a los puntos. Destaca el fuerte aumento inorgánico de su tamaño (recientemente, ha adquirido Pepephone y Yoigo). Estos golpes de mano contrastan con el perfil bajo que demuestra el CEO de la compañía. "Quién me iba a decir a mí que íbamos a estar donde estamos viniendo de un pueblo de los Alpes austríacos de 1.300 habitantes donde hay más vacas que personas".

MásMóvil se hace mayor... y reta a las tres grandes telecos en pleno vacío político

Pero eso no le impidió abandonar una posición cómoda en su país de origen para montar una 'startup' y empezar de cero desde un pequeño piso compartido en las afueras de Madrid. Tampoco la escasa inversión en 'marketing' de la que hace gala al frente de MásMóvil le ha impedido ganarle 'in extremis' la partida a un gigante como Zegona en su pugna por hacerse con Yoigo, cuando la británica además contaba con una guardia de corps financiera y accionarial con Banco Santander, Goldman Sachs y la ACS de Florentino Pérez al frente. No era la primera vez que ejercía de David contra Goliat (anteriormente, se llevó una parte de la red de fibra de Jazztel, en la que pugnaba contra Orange).

Aun así, continúa manteniendo un perfil bajo casi obligado como operador virtual que tiene que alquilar parte de la red perteneciente a sus contrincantes. Cuenta con un 10% del mercado de telefonía móvil y aspira a llegar al 15% como cuarto operador. Ha lanzado en mayo sus paquetes de internet y telefonía fija para ofrecer servicios convergentes y quiere llegar al 10% de la clientela. Su baza es dar servicios más competitivos (dice contar con paquetes entre un 30% y un 50% más baratos que su competencia) y de mejor calidad: "Cuanto menos llamen los clientes, mejor". 

MásMóvil intenta hacerse un hueco entre las grandes operadoras ofreciendo dinamizar el mercado y un mejor servicio a cambio de reformas en la regulación

Su estrategia es ser el mirlo blanco, el pequeño al que no se ve como un rival a batir. De ahí que prefiera dar servicios específicos que entrar en la guerra global en la que están inmersas las grandes telecos. "Queremos dar contenidos, pero sin locuras", responden ante la negativa a ofrecer la joya por la que lucha el resto: el fútbol. Justifican esa decisión en que el 75% de los usuarios no está dispuesto a pagar por ver el deporte rey.

Meinrad pone al usuario en el centro de su discurso para poder desatascar el gran obstáculo para cualquier operadora virtual: acceso a precios razonables a las redes de lo que él llama el triopolio que posee red propia (Telefónica, Vodafone y Orange). Para ello, mira a la regulación. Asegura que un cuarto operador dinamiza el mercado y lleva un mejor servicio para el usuario. A cambio, se compromete a seguir invirtiendo sobre el terreno. Dice que en España aún hay lugares a los que no llegan las infraestructuras de telecomunicaciones y se postula para rellenar ese vacío.

El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger, en el encuentro Horizonte 2020. (Foto: Jorge Álvaro)
El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger, en el encuentro Horizonte 2020. (Foto: Jorge Álvaro)

Hasta la fecha, asegura que ya han hecho inversiones en redes por valor de 2.000 millones de euros. Clama con estas pretensiones y otras como un trato diferencial que le permita acceder a alguna frecuencia pata negra en la subasta del espacio radioeléctrico que se libere en el futuro, para tener acceso a cobertura 4g y 5g. El problema es que sus proclamas tienen ahora mismo la recepción cerrada. La política está sorda para todo aquello que no tenga que ver con salir del bloqueo en que se ha metido.

Aun así, el CEO de MásMóvil asegura que siempre han tomado decisiones estratégicas en momentos de contexto difícil, como el Brexit o tras la polémica de Gowex en el Mercado Alternativo Bursátil. MásMóvil también cotiza en ese selectivo, pero ya está pensando en dar el paso al Mercado Continuo para seguir con su expansión. 

En total, la compañía afirma tener un valor que ronda los 1.000 millones de euros y tiene un ebitda de 100 millones. Por el momento, no se plantea cambiar la imagen de ninguna de las marcas adquiridas (Pepephone y Yoigo), como tampoco dice tener en mente reajustes de personal por las posibles sinergias. "Pepephone solo tiene 22 trabajadores y Yoigo, 100", por lo que son compañías con poco personal.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios