CONTINÚA EL AJUSTE DEL PASADO AÑO

Peugeot manda a casa a 1.311 personas de su planta de Madrid por falta de trabajo

La compañía francesa lanza un nuevo plan de ajuste laboral para el 65% de su plantilla de Villaverde, que supondrá enviarla al INEM por dos meses, con el 75% del sueldo

Foto: Vista de la factoría del grupo PSA Peugeot Citroën en Madrid. (EFE)
Vista de la factoría del grupo PSA Peugeot Citroën en Madrid. (EFE)

Los números siguen sin salirle a Peugeot-Citröen. La marca francesa ha presentado a los sindicatos un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para 1.311 trabajadores, el 65% de la plantilla que el fabricante de automóviles tiene en su histórica planta de Villaverde (Madrid). El ajuste de empleo, que es la continuación del que aplicó en septiembre del pasado año, entrará en vigor de forma inmediata para abaratar costes por la falta de pedidos. 

Peugeot-Citröen quiere suspender el trabajo por un periodo máximo de 49 días laborales —oficialmente, dos meses—, divididos en dos tramos. El primero iría desde el próximo 1 de octubre hasta el 31 de diciembre y afectaría a los 1.311 empleados, que se irían al paro durante dos semanas o 17,50 días naturales. El segundo comenzaría el 1 de enero de 2017 y se extendería hasta el último día del próximo año, con la suspensión de 35 jornadas o 43,75 días naturales.

La compañía no ha explicado en el comunicado enviado a los sindicatos y al Ministerio de Empleo que dirige Fátima Báñez el porqué de este ajuste, si bien fuentes próximas a Peugeot-Citröen lo justifican por necesidades productivas. Lo que sí solicita la marca francesa, que tuvo que ser rescatada por el Estado galo a finales de 2014, es que estos días en el paro sean considerados como desempleo, por lo que los trabajadores cobrarán la prestación social.

Factoría del grupo PSA en Madrid. (EFE)
Factoría del grupo PSA en Madrid. (EFE)

El fabricante de automóviles se compromete a complementar la percepción del paro que correrá a cargo del Estado con la cantidad suficiente para que cada uno de los 1.311 afectados ingrese el 75% de la nómina habitual que cobrarían si estuvieran trabajando. Pero esta medida es solo para los primeros 25 días que el empleado esté apuntado al antiguo INEM. Además, a aquellas personas que no tengan derecho a recibir la prestación total o parcialmente, Peugeot-Citröen solo se compromete a pagarles parte de la diferencia, por lo que verán seriamente mermados sus ingresos mensuales.

Tercer ERE en tres años

La petición de la empresa ha supuesto un duro golpe para la plantilla de Villaverde, que ya sufrió el año pasado un ERE temporal. En aquel momento, el grupo francés solicitó la suspensión de trabajo durante 30 días repartidos en 15 meses, hasta finales de 2016. Ahora, las jornadas que estarán de brazos cruzados se amplían hasta los 50 días, por lo que la preocupación ha aumentado entre los sindicatos.

El primer coche autónomo en España en la fábrica de Madrid del grupo francés PSA Peugeot Citroën. (EFE)
El primer coche autónomo en España en la fábrica de Madrid del grupo francés PSA Peugeot Citroën. (EFE)

Desde 2014, los ajustes laborales han sido muy frecuentes en Peugeot a nivel mundial y especialmente en Madrid. Ese año, el grupo mandó a casa a 1.600 personas de las 2.000 empleadas, al tiempo que despidió definitivamente a 360 trabajadores. Por este motivo, lo que reclaman es que Peugeot-Citröen les presente un plan industrial que les proporcione estabilidad laboral, puesto que en la planta de Villaverde solo se monta el modelo C4 Cactus.

Especialmente porque el grupo francés ha construido una gran instalación en el norte de África para reducir costes que podría suponer una amenaza para la española. Una inversión de 500 millones con la que quiere descentralizar la producción de varios de sus modelos. Además, exigen que la compensación por el nuevo paro forzoso alcance al 90% de la nómina y que no afecte a aquellas personas que no puedan cobrar la prestación.

La compañía ha reiterado en varias ocasiones que no tiene pensado cerrar sus instalaciones en el sur de Madrid, que han sido transformadas para ser más eficientes. Además, ha vendido inmuebles para abaratar costes y ha reagrupado a toda la plantilla que tenía distribuida por otras zonas de la capital. Pero el temor es cada vez mayor entre la plantilla, que va a sufrir otro pinchazo en su bolsillo.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios