Sacyr y las cajas contratan a Société Générale para vender la mayoría de Itínere
  1. Empresas
tras romper kutxa con citi

Sacyr y las cajas contratan a Société Générale para vender la mayoría de Itínere

Gran operación a la vista. Kutxa se ha unido a Sacyr, Abanca y Liberbank para iniciar un proceso formal de venta de sus participaciones, que juntas suman más del 60% de Itínere

placeholder Foto: Autopista AP-1 de Itínere.
Autopista AP-1 de Itínere.

Todos a una. Como en la famosa obra de Lope de Vega, los cuatro accionistas españoles de Itínere —Sacyr, Liberbank, Abanca y Kutxa— han decidido unir fuerzas para defender sus intereses en la empresa de autopistas y vender en bloque sus participaciones en la compañía, que suman el 61% del capital.

Para alcanzar esta mayoría, la entidad vasca ha acordado antes romper su alianza con el antiguo fondo de infraestructuras de Citi, ahora capitaneado por Corsair, junto a quien controla el 54,19% de Itínere a través de la sociedad Arecibo Servicios y Gestiones, una labor en la que han estado trabajando sus servicios jurídicos todo el verano.

Con este proceso enfilado, Kutxa se ha puesto del lado del resto de accionistas españoles, que, juntos, han contratado a Société Générale para organizar un proceso ordenado de venta, operativa que llega tras haber recibido cuatro muestras de interés, según afirman fuentes implicadas en las negociaciones.

El objetivo de Sacyr y las cajas es poder cerrar la operación antes de final de año, y han marcado como precio de partida para estudiar cualquier oferta una valoración de Itínere de 1.000 millones de euros, cifra a la que deberán sumarse otros 3.000 millones de deuda financiera que arrastra la concesionaria.

La decisión de Kutxa de unirse al resto de accionistas españoles para vender la mayoría de Itínere obstaculiza los planes de GlobalVía, concesionaria que el pasado mes de julio presentó a Sacyr, Liberbank y Abanca una oferta preliminar por el 45% que poseen entre las tres, ya que la compañía estaba dispuesta a cerrar un acuerdo, incluso, sin hacerse con la mayoría.

Pero las exigencias regulatorias, que presionan a las entidades financieras para deshacerse de este tipo de participaciones, unidas al interés que Sacyr lleva mostrando desde hace años por salir definitivamente de Itínere, han terminado convenciendo a Kutxa de la idoneidad de sumarse a sus socios para elevar la puja al máximo posible.

Cambio de tornas

Además, esta decisión llega en un dulce momento para la concesionaria, tras los duros años vividos durante la crisis, en los que a su abultada deuda se sumó una caída de tráficos nunca vista en España. Sin embargo, el pasado ejercicio las tornas empezaron a cambiar, Itínere cerró la refinanciación de toda su deuda hasta 2026 y vio como el tráfico medio de todas sus autopistas subió un 4,25%.

Estas mejoras se trasladaron a la cuenta de resultados en forma de un incremento de la cifra de negocios del 4,2%, hasta 279,5 millones, y una mejora del 5,6% del beneficio bruto operativo (ebitda), que se situó en 219,7 millones.

Itínere Noticias de Sacyr Kutxabank Citi Société Générale Globalvía Noticias de Abanca Noticias de Liberbank
El redactor recomienda