La eléctrica perdió un pleito en el Supremo por 85 millones

Núñez y Navarro provisiona 10 millones a causa de su pulso con Endesa

En 2014, José Luis Núñez ganó un juicio histórico a Endesa para revertir una compra de terrenos en Baleares. La inmobiliaria ingresó por ese fallo 35,2 millones netos

Foto: José Luis Núñez, al salir de prisión por el caso Hacienda. (EFE)
José Luis Núñez, al salir de prisión por el caso Hacienda. (EFE)

Ni tras pronunciarse el Tribunal Supremo se ha terminado la pugna entre Núñez y Navarro y Endesa. En 2014, la promotora de José Luis Núñez ganó un juicio histórico a Endesa para revertir una compra de terrenos en Baleares. La inmobiliaria ingresó por este fallo 35,2 millones netos. Pero a pesar de la firmeza de la sentencia, ahora las dos empresas se han enzarzado por el cálculo de los intereses. Y así, en las cuentas de 2015, el 'holding' de Núñez y Navarro ha tenido que provisionar 10,3 millones por este concepto a la espera de que se dirima esta nueva diferencia.

En la memoria del 'holding' de los Núñez, se explica que “a la fecha de formulación de las presentes cuentas anuales, queda pendiente de resolución la liquidación definitiva de intereses y gastos derivados de dicha sentencia”, que está ejecutada desde mayo de 2015.

Núñez iba a hacer una promoción de pisos de lujo en Palma de Mallorca. La operación se cerró en 2005, pero no se pudo derribar la antigua sede de Endesa en las Baleares, tras haber sido declarado bien de interés cultural. Endesa se había comprometido a derruir el edificio y así constaba en el contrato. Al no poder llevarse a cabo el derribo, Núñez consideró que la compraventa quedaba invalidada y así se lo acabó reconociendo el Supremo. Pero 10 años después, la pugna entre Endesa y Núñez se ha trasladado del principal a los intereses. Y después de una década, la cifra no es pequeña.

Núñez y Navarro ya ingresó netos los 35,2 millones derivados de la sentencia, que marcaba el pago de 85 millones por retrotraer la operación, cifra de la que se hubieron de descontar diversos gastos. De hecho, esa entrada extraordinaria de fondos lastró luego los resultados de 2015. Lo mismo que la previsión derivada por el pago de los intereses. Así, Núñez y Navarro ganó solo 4,6 millones en 2015, una tercera parte de los 14,5 millones registrados como beneficios el año anterior.

En la sentencia, se impelía a Endesa a pagar a Núñez y Navarro los intereses legales de la suma de 17 millones desde el día 17 de septiembre de 2004 hasta la fecha en que se efectúe su devolución; y de la suma de 68 millones desde la fecha de 12 de enero de 2005 hasta la fecha en que se efectúe su devolución. Es en cómo se calculan estas cantidades en que se han enzarzado ahora Núñez y Navarro, por un lado, y Endesa, por otro.

Fusión de sociedades

Además de los resto de este conflicto, en la memoria de Núñez y Navarro se informa que este año 2016 Josel SLU, el 'holding' de los Núñez, se ha fusionado con otra de las sociedades familiares. La fusión por absorción de la firma Peromoinver, una patrimonial de la familia que se dedica a gestionar activos inmobiliarios en renta. Esta sociedad aportará al 'holding' de los Núñez más de 280 millones de activo, con lo que el perímetro empresarial del grupo se incrementará de manera notable, casi un 20%.

Esta fusión es el último paso de un proceso de concentración de empresas del grupo familiar. El más destacado de estos pasos fue en 2004, cuando reorganizó el grupo con la fusión de 65 sociedades, que se aprobó en una junta de accionistas del 30 de junio de ese año. Hasta entonces, a José Luis Núñez le gustaba operar casi con una empresa diferente para cada promoción o activo y proyecto, lo que había convertido al grupo en una auténtica maraña mercantil, a la que desde entonces se ha puesto coto.

Primer promotor catalán

El activo en balance en 2015 del 'holding' de los Núñez antes de esta fusión era de 843 millones, con lo que, tras la operación, José Luis Núñez reforzará su papel como primer promotor de vivienda catalán. El activo de la sociedad superará holgadamente los 1.000 millones, pero el valor de su patrimonio sería muy superior.

Conocido como promotor residencial, Núñez controla también un grupo hotelero muy rentable, ya que el grueso de sus hoteles son de su propiedad, y un parque de edificios de oficinas en alquiler que le garantiza un flujo de ingresos recurrente al margen de las oscilaciones del mercado inmobiliario.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios