EL ANÁLISIS DE VALOR FUE CLAVE para la CNMV

El Banco Santander dio la cara por Slim en su pulso con Bill Gates sobre la opa de FCC

Carlos Slim ha encontrado en el Banco Santander una aliado ocasional que ha resultado determinante para que la CNMV aceptase el precio equitativo de la opa sobre FCC

Foto: Fotografía de archivo de Bill Gates (i) y el mexicano Carlos Slim. (EFE)
Fotografía de archivo de Bill Gates (i) y el mexicano Carlos Slim. (EFE)

El pulso mantenido en los últimos días por Carlos Slim y Bill Gates sobre la opa de FCC se ha saldado a favor del magnate mexicano en su calidad de accionista mayoritario de la constructora española. La operación, llevada a cabo con el asesoramiento del despacho de abogados Ontier, ha encontrado la colaboración inestimable del Banco Santander con un análisis de valoración que ha resultado, a la postre, determinante para que la CNMV certificase la conveniencia del precio equitativo de 7,6 euros por acción y verificase el folleto de la oferta, cuyo plazo de aceptación se extenderá hasta el próximo día 15 de julio.

La firma Control Empresarial de Capitales, vinculada al brazo financiero de Inversora Carso, con el que actúa en España el multimillonario azteca, no las tenía todas consigo, dadas las denuncias manifestadas por algunos accionistas minoritarios ante el organismo regulador que preside Elvira Rodríguez. Entre los principales emisores de las protestas, figuraban los representantes de la Fundación Bill & Melinda Gates, en calidad de accionistas minoritarios con control directo e indirecto sobre un 6% del capital de FCC. La institución filantrópica perteneciente al fundador de Microsoft y su mujer trataba de establecer una referencia más elevada de precio, teniendo en cuenta los compromisos asumidos por Carlos Slim con los bancos acreedores de Esther Koplowitz.

El motivo de la discordia se sustentaba en la opción de venta de deuda que tanto el BBVA como Bankia pueden ejecutar a lo largo del mes de mayo de 2020 sobre el 15,4% de las acciones de FCC que todavía mantiene en su poder la antigua propietaria de la compañía. Dichos títulos están pignorados en garantía de unos préstamos valorados en cerca de 845 millones de euros, cuyo reembolso deberá ser asumido por el grupo de Slim en calidad de avalista de la propia Esther Koplowitz. El precio de ejercicio para el supuesto de que el inversor mexicano tenga finalmente que comprar esta participación está fijado en nueve euros.

Esther Koplowitz. (Gtres)
Esther Koplowitz. (Gtres)

El derecho de los bancos a vender las acciones que respaldan su deuda fue acordado con Inversora Carso en febrero de este año, en la renovación de los pactos de accionistas dentro del capital de FCC. Para Gates y otros minoritarios que han perdido buena parte de su inversión tras el desplome bursátil de los últimos años, las garantías otorgadas por Slim a las entidades acreedoras de Esther Koplowitz suponían un argumento pintiparado que permitía resarcir en parte su primera y ahora fracasada aventura en España. La supuesta victoria de una retirada a tiempo tendría lógicamente mucho mejor sabor con un precio un 20% más alto que el dispuesto en la opa.

Los asesores del actual dueño de FCC explicaron a la CNMV que la ‘put’ de los bancos, como se define la opción de venta en el argot financiero, no constituía ninguna referencia válida en la fijación del precio de la opa, y para que el regulador tuviera más claro su criterio encargaron un análisis de valor al Banco Santander. La entidad que preside Ana Botín ha señalado que el derecho de los bancos a transferir sus títulos solo es ejercitable en caso de impago de deudas por parte de Esther Koplowitz. Además, y según el mismo informe financiero incorporado al folleto de la opa, el ejercicio de la ‘put’ no depende únicamente del precio de las acciones de FCC.

La valoración teórica del Banco Santander estima que la ‘put’ a nueve euros de Bankia y BBVA en FCC equivale en la fecha de la opa a 6,29 euros por acción

El Banco Santander considera que las entidades financieras, en este caso Bankia y BBVA, no son propietarias ni tienen derechos asociados a los títulos de FCC, ya que la ‘put’ solo recae sobre deuda y no sobre acciones de la constructora, de manera que la opción de venta no puede ser comparable ni asimilable a un precio de adquisición. La pretensión de los delegados en España de Bill Gates es rechazada por la CNMV, que considera que las prerrogativas de los dos bancos en FCC son imposibles de valorar a la luz del análisis técnico firmado por Juan Orbea y Renato Alves, máximos ejecutivos del departamento de Fusiones y Adquisiciones (M&A Iberia) de la entidad cántabra.

El requerimiento del organismo regulador al magnate mexicano obliga en todo caso a un ejercicio puramente teórico de valoración que el Banco Santander desarrolla de manera concienzuda para señalar que los nueve euros fijados en el ejercicio de la ‘put’ a partir de mayo de 2020 serían equivalentes en la fecha del anuncio de la opa, el pasado 4 de marzo, a 6,29 euros por acción de FCC. En paralelo, el valor estimado de la estructura de opciones en la firma del contrato de compraventa de deuda se establece en 0,35 euros por acción. En consecuencia, la CNMV concluye que el precio de la opa “no es inferior” al que resulta de dicho análisis. O lo que es igual, que Gates puede darse con un canto en los dientes con los 7,6 euros que está dispuesto a pagarle Slim.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios