divide en tres lotes su plan inmobiliario

Aena echa a volar su gran plan inmobiliario y pone en órbita el traslado de su sede a Barajas

La compañía ha dividido en tres lotes el concurso abierto para aprovechar su vasto patrimonio inmobiliario, plan en el que también está analizando llevar su sede a Barajas

Foto: Imagen de archivo del Aeropuerto de Barajas. (Reuters)
Imagen de archivo del Aeropuerto de Barajas. (Reuters)

El cielo empresarial está en la tierra. Esto es lo que piensan los responsables de Aena, compañía que ha puesto en marcha un ambicioso plan para sacar el máximo provecho posible a sus vastas posesiones en terrenos, sobre todo, en las situadas en torno a las dos joyas de la corona del grupo, los aeródromos Madrid-Barajas Adolfo Suárez y Barcelona-El Prat.

El gestor aeroportuario, que desde su salida a bolsa tiene dentro de sus grandes objetivos optimizar sus activos inmobiliarios, ha decidido dividir en tres lotes el concurso  que ha puesto en marcha para aprovechar este patrimonio: el primero se limita al planeamiento de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, el segundo tiene la misma función para Barcelona-El Part, y el tercero hace referencia a todos los trabajos de consultoría estratégica e inmobiliaria.

Según ha podido confirmar El Confidencial, la única manera de participar en esta puja es por invitación y la compañía dirigida por José Manuel Vargas ya se está poniendo en contacto con las mejores firmas internacionales del sector.

El presidente de Aena, José Manuel Vargas.
El presidente de Aena, José Manuel Vargas.

Aprovechando este amplio plan, la compañía ha decidido estudiar también el traslado de su sede al aeropuerto de la capital, donde Aena tiene ambiciosos planes tanto para construir oficinas y hoteles, como para completar su oferta de servicios, con salas de trabajo para el perfil más ejecutivo, o nuevos hangares y naves.

Y qué mejor manera de dar ejemplo que poner en estos terrenos su propio cuartel general, es lo que deben pensar en los despachos de la empresa pública, donde ya se ha empezado a analizar la viabilidad de esta operación, según ha podido confirmar este medio con fuentes oficiales, aunque no forma propiamente parte del plan maestro para sacar provecho a sus posesiones inmobiliarias.

Detrás de estos planes de Aena se encuentra también la lógica de que el gestor aeroportuario está como inquilino en los edificios que ocupa actualmente en la capital y que abandonaría si finalmente cuaja esta opción: el edificio ubicado en la calle Arturo Soria 109, donde se aloja Aena Desarrollo Internacional, y el inmueble de Peonías 12, en la elitista colonia de La Piovera, donde el gestor está en régimen de alquiler.

Nuevo tiempos, nuevos negocios

Ante la congelación de las tasas aeroportuarias, que supondrá para Aena asumir un déficit de tarifa no recuperable de 1.220 millones de euros entre 2017 y 2021, la compañía ha redoblado los esfuerzos para sacar el máximo aprovechamiento tanto a sus espacios comerciales, como, sobre todo, a su patrimonio inmobiliario.

Aena cuenta con 2.000 hectáreas alrededor de sus aeródromos, terrenos que se concentran en un 40% en Madrid (800 hectáreas) y en un 18% en Barcelona (360 hectáreas). La amplitud de este espacio, unido al carácter de 'hub' que tienen estas dos infraestructuras, son los dos pivotes sobre los que la empresa pública está diseñando su plan maestro.

Por una parte, quiere aprovechar el auge del comercio electrónico y de compañías como Amazon para construir y alquilar naves que se conviertan en el gran almacén de este tipo de compañías en nuestro país. Una iniciativa que ya ha empezado a explorar con Correos, otra empresa pública que también está analizando las posibilidades que le ofrece el 'e-commerce' para reinventarse.

Imagen interior de la T4.
Imagen interior de la T4.

Por otro lado, Aena también quiere hacer nuevos hangares para las aerolíneas en terrenos cercanos a las terminales, proyecto donde también ha realizado ya alguna iniciativa como el acuerdo sellado con Globalia para su filial Air Europa en la terminal 1.

Por último, el gestor aspira a construir hoteles, oficinas y centros de reuniones en las inmediaciones de Barajas y El Prat, inciativa dirigida a convertir sus dos joyas de la corona en auténticas ciudades aeroportuarias y en punto de reuniones que permitan a ejecutivos de todo el mundo convertir estas dos infraestructuras en una base de operaciones.

De hecho, entre las opciones que se han estudiado ya destaca la construcción de un edificio que discurra paralelo a la T-4, terminal con la que se conectaría vía pasarelas, habilitado con todo tipo de salas de reuniones y oficinas, que permitirían a empresarios de los dos lados del Atlántico, por ejemplo, evitar horas de vuelos y gastos en hoteles y restaurantes utilizando la infraestructura que ofrece Madrid como punto de trabajo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios