Es noticia
Menú
Operación Chamartín: el COAM ve necesario mediar ya "ante el riesgo de ruptura total"
  1. Empresas
nueva vuelta de tuerca

Operación Chamartín: el COAM ve necesario mediar ya "ante el riesgo de ruptura total"

El Colegio de Arquitectos ha entrado en el tablero de juego consciente de que el proyecto está en una situación de extremo riesgo. El punto de partida es que debe salir adelante

Foto: Última propuesta para operación Chamartín.
Última propuesta para operación Chamartín.

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) ha decidido entrar en escena tras el permanente bloqueo de la Operación Chamartín -y después de la propuesta presentada por el Ayuntamiento de Manuela Carmena hace semanas, que no contó con el visto bueno de las otras administraciones implicadas (Fomento y Comunidad) ni tampoco con el de Distrito Castellana Norte (sociedad participada por BBVA y San José). El decano del Colegio, José María Ezquiaga, ve necesario ese proceso de mediación “ante la deriva tomada por el proyecto” y en vista de que existe “un riesgo de ruptura total” para el desarrollo del proyecto.

[Carmena y BBVA resucitan operación Chamartín con la idea de aprobarla en 2017]

Ezquiaga ha remarcado que el punto de partida de la institución que dirige “es que el proyecto salga adelante” porque a juicio del Colegio “Madrid necesita la prolongación de la Castellana”, que se correspondería con “un nuevo ensanche, el del siglo XXI”. Los arquitectos se postulan como un “ente independiente” y pretenden que las administraciones comprendan la importancia de poner en marcha este proyecto y, sobre todo, “que la discontinuidad de los gobiernos no pueden impedir la continuidad de los proyectos”.

Por eso, el COAM envió este lunes una carta a Ayuntamiento, Comunidad y Fomento -las tres administraciones involucradas en la operación- con su proposición y están a la espera de que se pronuncien. Los arquitectos consideran que el consistorio de Manuela Carmena no deben plantear su proyecto “como un dogma” porque es fundamental “estar abierto a sugerencias” e insisten en que lo más importante es “no actuar con imposiciones”. También consideran una amenaza para encontrar un consenso la carta enviada por los presidentes de Adif y Renfe -a través del Ministerio de Fomento- “porque empezar con el discurso de las indemnizaciones puede ser desastroso para Madrid”.

Nueva vuelta de tuerca en la operación

La aparición del COAM en el tablero de juego de la Operación Chamartín es una nueva vuelta de tuerca. Tras la taxativa carta que la semana pasada envió Adif -organismo dependiente del Ministerio de Fomento- al consistorio dirigido por Manuela Carmena, en la que advertía sobre las consecuencias que podría tener el frenazo total de la operación.

Según explican fuentes de la Concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible, liderada por José Manuel Calvo, "el objetivo del consistorio es también que haya acuerdo entre las administraciones que, al final, son las soberanas", reconociendo estar satisfechos con la oferta realizada por el COAM. Este cierra de filas de los arquitectos con el consistorio está en línea con el buen entendimiento que existe entre Urbanismo y el COAM desde que Ezquiaga fue nombrado decano, en mayo de 2015, coincidiendo con el triunfo electoral de Ahora Madrid y, en general, con la buena sintonía cotidiana existente entre Ezquiaga y el equipo de Carmena, con el que el colegio ha participado en más de un proyecto durante este año.

Más ardua promete ser su labor con las otras dos administraciones implicadas, ya que el Ministerio de Fomento, propietario de la mayoría de los suelos de este desarrollo a través de Adif, ha dejado claro a todo aquel que ha preguntado que no se trata de un problema de mediación, sino de rentabilidad, y que solo respaldarán aquellas propuestas que sean rentables.

El discurso partidario de encontrar la manera de proponer un plan viable para la operación Chamartín contrasta con el hecho de que en este ejercicio de mediación se haya dejado fuera a Distrito Castellana Norte (DCN), sociedad participada por BBVA y San José, y promotor privado a quien Adif seleccionó para venderle sus terrenos en un concurso público. Aunque desde el COAM insisten en que DCN estará presente en tanto a su relación contractual con Adif.

La propuesta de DCN contó con el respaldo de las tres administraciones anteriores, pero no con el de Ahora Madrid, que ha decidido sustituirlo por su proyecto, Madrid Puerta Norte, el cual elaboró sin consultar con el resto de implicados, que rechazaron dar su visto bueno.

De hecho, el propio Ministerio de Fomento, a través de la misiva firmada por los presidentes de Adif y Renfe, no dudó en advertir al delegado del área municipal de Urbanismo que tomarán "acciones legales" si finalmente la operación no sale adelante. Las empresas dependientes de la cartera que sigue dirigiendo Ana Pastor recordaron al Ayuntamiento que en estos años han invertido en torno a 700 millones de euros en obras ya ejecutadas o en curso de ejecución, todo ello para "cumplir los compromisos asumidos y ratificados por el Ayuntamiento de Madrid, en la confianza legítima de que serían resarcidos".

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) ha decidido entrar en escena tras el permanente bloqueo de la Operación Chamartín -y después de la propuesta presentada por el Ayuntamiento de Manuela Carmena hace semanas, que no contó con el visto bueno de las otras administraciones implicadas (Fomento y Comunidad) ni tampoco con el de Distrito Castellana Norte (sociedad participada por BBVA y San José). El decano del Colegio, José María Ezquiaga, ve necesario ese proceso de mediación “ante la deriva tomada por el proyecto” y en vista de que existe “un riesgo de ruptura total” para el desarrollo del proyecto.

Manuela Carmena Ayuntamiento de Madrid Administraciones Públicas Ministerio de Fomento Adif José María Ezquiaga Arquitectos Banca Rentabilidad Ana Pastor Renfe
El redactor recomienda