detención del expresidente de banesto

La trama societaria de Mario Conde: poco negocio, pérdidas y conexión con Suiza

Mismos nombres, mismos apellidos, direcciones compartidas... El entramado societario del expresidente de Banesto está siendo investigado para seguir la pista a su dinero

Foto: El exbanquero, Mario Conde. (Enrique Villarino)
El exbanquero, Mario Conde. (Enrique Villarino)

¿Qué tienen en común una empresa de cosméticos y perfumería, otra dedicada a la organización de convenciones y ferias de muestras y otra sociedad domiciliada en Suiza? A Mario Conde. La detención del expresidente de Banesto en la mañana de este lunes, acusado de blanqueo de capitales, alzamiento de bienes, delito contra la Hacienda Pública e integración en organización criminal, ha destapado una constante en este tipo de casos: la existencia de un auténtico entramado societario en el que se cruzan las compañías, se comparten los domicilios sociales y se repiten los nombres y los apellidos. Una tupida red de la que, presuntamente, Conde se ha servido para realizar préstamos cruzados, ampliaciones de capital y participaciones cruzadas mediante las que mover su dinero. 

En torno a la figura de Conde se despliega una maraña con distintos denominadores comunes. Uno de ellos corresponde a los nombres. Por un lado, los de su familia. Sus hijos, Alejandra y Mario Conde Arroyo, y el marido de la primera, Fernando Guasch-Vega Penichet. Les tres también fueron detenidos en la operación ejecutada por la Unidad Central Operativa (UCO) y dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

La trama societaria de Mario Conde: poco negocio, pérdidas y conexión con Suiza

Por otro lado, un segundo bloque de nombres que se sucede en las sociedades. Alguno de ellos, como el de César de la Mora Armada, que le acompaña de lejos, puesto que ya fue consejero de Banesto durante la presidencia de Conde. También vienen de largo otros dos nombres, Francisco de Asís Cuesta Moreno y Ausencio Crisógono Camarero Izquierdo, igualmente habituales en sus sociedades. Y se suman los de María Cristina Fernández Álvarez, Jesús Izquierdo Andrés, María José Benito Martín o Fernando Flores Conde

[Lea aquí: 'Mario Conde, entre el 'déjà vu' y el final de la escapada']

Nombres propios, todos ellos, que lucen junto a otros nombres, los de las sociedades. Como los de Hogar y Cosmética Española SA, especializada en perfumes y cosméticos, con el aloe vera como materia prima. Con unos activos de cuatro millones de euros y domicilio social en calle Verano, número 2, en el polígono industrial Las Monjas de Torrejón de Ardoz, está presidida por el patriarca, Mario Conde Conde, con su hija Alejandra como consejera delegada y su yerno Fernando Guasch, ya en libertad, César de la Mora o Francisco de Asís Cuesta como consejeros. 

Hogar y Cosmética Española, Barnacla y Galloix Holding configuran el triángulo de sociedades que acapara una mayor atención en las investigaciones

Como principal accionista de esta empresa, otra, Barnacla SL, dedicada a la organización de convenciones y eventos y con unos activos de 7,3 millones en 2012, último año del que se disponen datos. En torno a esta sociedad, la trama societaria se enreda. Está presidida por Cristina Fernández Álvarez, vinculada a su vez a la sociedad de productos lácteos, huevos y aceites Oleificio Español SA, una de las que tienen su sede en la calle Triana 63, en El Viso, Madrid. Una dirección familiar, y nunca mejor dicho, porque es la casa de Mario Conde. Industrias Cumaria SL, LasSalcedas SA o Los Carrizos de Castilblanco SA tienen igualmente su domicilio social en esa dirección, así como otros nombres en común, como el de Francisco de Asís Cuesta Moreno o los de Mario y Alejandra Conde Arroyo. 

Conexión internacional

Barnacla, por su parte, cuenta con otro accionista. Tiene, de hecho, el 100% de sus acciones y supone una pieza clave tanto en el entramado de Conde como en la operación dirigida por Pedraz, puesto que tiene su sede en Suiza. Se trata de Galloix Holding SA, con sede en Ginebra, y las pesquisas apuntan a que pudo ser empleada para facturar por actividades que en realidad no existían. Repatriando dinero de allí, de Suiza, es como supuestamente han encontrado a Mario Conde, de ahí su detención y la de sus presuntos colaboradores.  

Galloix, por tanto, abre una conexión internacional que está siendo investigada por las autoridades españolas. Esas investigaciones apuntan a que, presuntamente, Conde mantuvo ocultos 13 millones de euros en Suiza, Luxemburgo, Países Bajos y Reino Unido que empezó a repatriar en los últimos meses. Fuentes de la Agencia Tributaria señalan que ya se han puesto en contacto con esos países para que les ayuden a recuperar ese dinero, que sería empleado para cubrir la deuda que el expresidente de Banesto tiene con Hacienda, que asciende casi a 10 millones de euros

Pero hay más conexiones con el exterior. En Suiza también está Kaneko Holding, accionista de Asebur Inversiones SA, vinculada con la familia Conde y LasSalcedas. En los Países Bajos se encuentran Asuma BV, conectada con Industrias Cumaria, y Ge.So.Co Amsterdam, vinculada societariamente con Los Carrizos de Castilblanco. 

Agentes de la UCO de la Guardia Civil registran el domicilio familiar del expresidente de Banesto Mario Conde.
Agentes de la UCO de la Guardia Civil registran el domicilio familiar del expresidente de Banesto Mario Conde.

Otros nombres: los de más empresas. Como Demerquisa SA. También domiciliada en la calle Verano, en el polígono industrial Las Monjas, aunque en el número 4. Como presidente, Mario Conde Conde; como matriz, Hogar y Cosmética Española; como consejera delegada, Alejandra Conde Arroyo, y como consejero, Francisco de Asís Cuesta Moreno, que además ocupa todos los cargos ejecutivos. O como Mazariegos Dos Ibérica SL, constituida en 2013, dedicada a la elaboración de alimentos, con sede en Humanes, en la calle Gran Canaria 33, en el polígono industrial Los Llanos, y con participación en Pinisan SL, otra sociedad que también se dedica a los productos alimenticios, que tiene su sede en esa misma dirección de Humanes y entre cuyos administradores figura Ausencio Crisógono Camarero Izquierdo.

Black Royal Oak SL tampoco anda escasa de conexiones. Dedicada al sector inmobiliario, tiene su domicilio en la calle Verano 2, de Torrejón, donde también está Hogar y Cosmética, y sus administradores son los dos hijos de Conde.  

Más números rojos que verdes

Estas sociedades comparten, además, los problemas que les han acompañado en los últimos años. El último ejercicio en el que Hogar y Cosmética Española ganó dinero fue en 2008; desde entonces, todo han sido pérdidas. En 2014, los números rojos fueron de 255.301 euros. Demerquisa no registra ganancias desde 2009 y en 2014 perdió 656.173 euros; Black Royal Oak perdió 697.958 euros en 2014; Barnacla perdió dinero en 2011 y 2012, y Pinisan representa la excepción, con ganancias en 2013 y 2014 de 349.220 y 248.341 euros, respectivamente. 

Mario Conde en el salón de su casa (Enrique Villarino)
Mario Conde en el salón de su casa (Enrique Villarino)

 

Estos resultados se derivan, a su vez, de una actividad declinante en la mayoría de los casos. Hogar y Cosmética ha visto cómo su cifra de negocios se ha reducido a la mitad, de 1,6 a 0,8 millones de euros, entre 2008 y 2014. Demerquisa también facturó menos de un millón de euros en 2014, cuando en 2010 y 2011 llegó a superar incluso los cuatro millones de euros. La que mejor aguanta, Pinisan, mantiene su facturación por encima de los cuatro millones de euros, aunque también ha menguado desde los más de cinco millones registrados entre 2009 y 2011.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios