paga 300 millones por la inmobiliaria

Lindorff compra Aktua a Centerbridge para convertirse en el gran casero de España

El fondo noruego se hace con la inmobiliaria de Centerbridge por 300 millones de euros para crear un gigante con los activos de Sabadell, Santander, Banesto, BMN e Ibercaja

Foto: Foto: Lindorff.
Foto: Lindorff.

La subasta por adquirir Aktua, la empresa de servicios inmobiliarios del antiguo Banesto, adquirida por el fondo oportunista Centerbridge Partners en 2012, está a punto de cambiar de dueño. La empresa noruega Lindorff ha llegado a un acuerdo para cerrar su adquisición por cerca de 300 millones de euros, lo que le convertirá en uno de los mayores caseros de España. La compañía escandinava se ha impuesto a Apollo Capital Management, el gestor del ladrillo tóxico del Banco Santander, y al alemán Activum SG Capital Management.

Según distintas fuentes, Lindorff se ha impuesto en la puja dirigida por Barclays, Bank of America Merrill Lynch y Linklaters a sus dos oponentes, y en estos momentos están puliendo los últimos términos legales para cerrar la operación. Que no ha sido sencilla porque, mientras Aktua estaba en venta, su matriz, Centerbridge, adquirió al mismo tiempo -el pasado 2 de febrero- la sociedad inmobiliaria de Ibercaja, lo que obligó a rehacer los números a los potenciales compradores.

Aktua gestiona alrededor de 42.000 inmuebles valorados en cerca de 7.000 millones de euros, activos que se sumarán a los que Lindorff ya administraba en España. Porque la compañía escandinava fue de las pioneras en invertir en el sector de los servicios inmobiliarios y del recobro cuando estalló la crisis. De hecho, en 2012, compró por 100 millones Reintegra, la subsidiaria de Banco Santander dedicada a los recobros de morosos, y en diciembre de 2014 se hizo con la del Sabadell, por la que pagó 160 millones. Por el camino adquirió varias carteras fallidas de deudas, entre ellas varias del propio banco dirigido por Ana Botín.

Lindorff fue de las compañías pioneras en invertir en el sector de los servicios inmobiliarios y del recobro cuando estalló la crisis

Actualmente, Lindorff España, que el pasado año nombró máximo responsable a Alejandro Zurbano, cuenta con una plantilla de más de 1.100 profesionales con presencia en todo el territorio nacional y con oficinas en Madrid, Valladolid, A Coruña, Alicante, Barcelona, Granada, Jerez de la Frontera, Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián y Valencia. La multinacional del norte de Europa tiene cerca de 4.000 empleados repartidos por los 11 países en los que opera, entre los que se encuentran Noruega, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Rusia y Alemania.

Aunque el importe de algunas de sus operaciones no ha sido hecho público, Lindorff ha invertido cerca de 1.000 millones para convertirse en uno de los mayores caseros del país. Su trabajo consiste en gestionar las viviendas y locales comerciales propiedad de las distintas inmobiliarias adquiridas, en reclamar a sus dueños el pago de los préstamos que estaban impagados y en renegociar las deudas para obtener un diferencial. En cuanto se cierren los últimos flecos, Lindorff gestionará los préstamos fallidos, pisos, espacios comerciales y suelos de Banesto, Ibercaja, Banco Mare Nostrum (BMN), Santander y Sabadell.

Se espera un proceso de concentración en un sector en el que se han invertido cerca de 10.000 millones, principalmente por la compra de carteras fallidas

La compraventa de Aktua era esencial para los principales fondos extranjeros que se han convertido en los mayores caseros de España, ya que se trata de un negocio de volumen que actualmente aún está muy disgregado. En el mercado se espera un proceso de concentración en un sector en el que se han invertido cerca de 10.000 millones, principalmente por la compra de carteras fallidas. Algunos ya están de salida, como Elliott, que recientemente ha vendido su plataforma de gestión de recobro a Cabot, o como Fortress, que tiene en el mercado dos de sus principales negocios en España: la financiera Lico Leasing y la plataforma de gestión de créditos Paratus.

Para Centerbridge va a ser un gran negocio la venta de Aktua, que compró por unos 100 millones en 2012 y ahora vende por cerca de 300 millones. La plataforma inmobiliaria del fondo oportunista emplea a 400 personas y tiene un beneficio bruto de explotación o ebitda de unos 50 millones de euros. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios