el casero del santander mantiene su plan

Apollo reafirma su apuesta por España con un cheque de 1.000 millones para suelo

El fondo que compró la inmobiliaria de Banco Santander ha reiterado que el nuevo mapa político surgido tras las elecciones no altera su plan de invertir hasta 1.000 millones en créditos y ladrillo

Foto: Imagen de varios edificios en construcción. (EFE)
Imagen de varios edificios en construcción. (EFE)

Mientras varios bancos y fondos extranjeros empiezan a mirar de reojo el nuevo escenario político para decidir si siguen adelante o frenan sus planes de expansión en España, Apollo, el dueño de la inmobiliaria de Banco Santander, ha asegurado que continuará con sus inversiones en nuestro país, principalmente centradas en la compra de carteras de crédito y de suelo, un activo que hasta hace bien poco ningún inversor quería.

Según han confirmado fuentes próximas a Apollo, Andrés Rubio, presidente del fondo estadounidense en España, aseguró en unas recientes jornadas del sector que la firma tenía autorizado un presupuesto de 1.000 millones para invertir en la Península Ibérica, donde ya había puesto dos picas importantes: la adquisición de Altmaria Real Estate al Santander por casi 700 millones y la compra de EVO Bank a Abanca. Las declaraciones fueron hechas, eso sí, una semana antes de las elecciones municipales y autonómicas, pero fuentes próximas a la firma han reafirmado su plan.

Apollo ha decidido centrarse en la búsqueda de suelos, un tipo de activo dentro del sector que estaba totalmente depreciado en las carteras de la banca

Rubio no cuantificó el periodo de tiempo en el que estos 1.000 millones se tienen que poner a trabajar, pero fuentes próximas a Apollo añaden que la parte más importante de ese cheque se invertirá en los próximos dieciocho meses por dos motivos. El primero es que los precios empiezan a subir y el segundo, el desembarco de muchos fondos especializados que están disparando a oficinas, centros comerciales y promociones de viviendas.

Dada la concentración de competidores, Apollo ha decidido centrarse en la búsqueda de suelos, un tipo de activo dentro del sector inmobiliario que estaba totalmente depreciado en las carteras de la banca, la cual se los había quedado por la ejecución de los préstamos impagados de los clientes. Jorge Valle, de Deutsche Bank, aseguró en unas conferencias sobre invertir en España celebradas la semana pasada que los fondos se están lanzando con mucha agresividad a comprar terrenos en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia.

Aunque la inversión se ejecuta desde Bisonte Luxco, una sociedad patrimonial de Apollo en Luxemburgo, la gestión de los activos inmobiliarios adquiridos hasta la fecha se lleva desde Altamira Real Estate, que ya tiene 55.000 millones de euros bajo administración.

La prueba de que Apollo mantiene su apuesta por España es que en los últimos meses ha contratado a más de cien personas para Altamira

De esta cantidad, 29.000 millones se corresponden al negocio procedente del propio Banco Santander y de Apollo, que previamente había adquirido la división de tarjetas de crédito de Bank of America. Los restantes 27.000 millones representan las carteras que le ha cedido la Sociedad para la Reestructuración del Sistema Bancario (Sareb) o banco malo del Estado a cambio de una jugosa comisión.

La prueba de que Apollo mantiene su apuesta por España es que en los últimos meses ha contratado a más de cien personas para Altamira, que se ha convertido en la primera empresa de España de servicios de gestión inmobiliaria. En la actualidad tiene más de 300 promociones de viviendas en marcha. Internamente, la firma está adaptando los sistemas informáticos para dar entrada a nuevos activos procedentes de terceros, no sólo del Santander y de Sareb, lo cual pone de manifiesto que próximamente empezarán a invertirse los 1.000 millones autorizados desde Estados Unidos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios