LA EMPRESA NACE CON EBITDA DE 350 MILLONES

Telefónica obtendrá un mínimo de 2.100 millones con la venta del 40% de Telxius

La nueva filial de infraestructuras de Telefónica tiene una valoración de partida de 5.250 millones equivalente a 15 veces el beneficio operativo que se estima en 350 millones

Foto: Vista del edificio de Telefónica en Madrid. (EFE)
Vista del edificio de Telefónica en Madrid. (EFE)

Telefónica tiene ya los primeros datos de valoración de Telxius, la flamante filial de infraestructuras presentada en sociedad la pasada semana y que dispondrá de una dote de 350 millones de euros en forma de beneficio operativo con vistas a su pretendida salida a bolsa el próximo mes de junio. Las primeras valoraciones en poder del grupo que preside César Alierta sitúan la colocación en 15 veces el mencionado ebitda, lo que supone un importe de salida de 5.250 millones de euros. La matriz obtendrá un mínimo de 2.100 millones con la venta de un 40% de las acciones.

[Lea aqúi: 'Alierta deja la presidencia de Telefónica y será sustituido por Álvarez-Pallete']

Estos son los datos básicos que perfilan la más importante OPV fijada en el calendario bursátil de 2016, siempre y cuando la volatilidad de los mercados no diga lo contrario. Telefónica dispone a fecha de hoy de un diseño preliminar de la operación que ha sido encargada a JP Morgan y Goldman Sachs como coordinadores globales de la salida a bolsa. Los asesores legales del emisor son los despachos de Garrigues y Davis Polk en tanto que el bufete White & Case trabaja también como responsables jurídico por cuenta de los bancos de inversión. La auditoría de cuentas ha sido contratada a EY.

La salida a bolsa de Telxius responde a la reacción de Telefónica tras comprobar el éxito de la colocación llevada a cabo por Abertis con su filial Cellnex en mayo del pasado año. Buena parte de los activos con que ésta última compareció en los mercados procedían de ventas Telefónica, que había transferido al grupo de infraestructuras controlado por La Caixa más de 5.000 torres de telefonía móvil entre los años 2012 y 2013. Si Abertis fue capaz de poner en valor este negocio de infraestructuras, Telefónica no iba a ser menos y de ahí el interés de los responsables financieros de la multinacional por emular a su antiguo comprador.

La salida a bolsa de Telxius será dirigida por JP Morgan y Goldman Sachs como coordinadores globales y estará reservada a inversores cualificados

La primera operadora de telecomunicaciones del país lanzará a bolsa un proyecto de mucha mayor envergadura que Cellnex pues realmente la nueva Telxius viene a ser el agregado de dos grandes segmentos de actividad de Telefónica. De un lado figura todo el negocio de cable submarino, equivalente a 31.000 kilómetros de red de fibra óptica además de las estaciones de amarre y circuitos internacionales que aseguran la conectividad de España, Estados Unidos y Latinoamérica. Por otra parte están las torres de comunicaciones móviles que pasarán también a formar parte del perímetro de Telxius, incluyendo las 11.000 existentes en España más otras 5.000 situadas principalmente en Alemania.

El presidente de Telefónica, César Alierta. (Reuters)
El presidente de Telefónica, César Alierta. (Reuters)

La nueva filial de infraestructuras es la empresa resultante de la integración de CableCo y TowerCo España, dos sociedades que están ahora en proceso de formación y a las que se añadirá en los próximos meses TowerCo Internacional. Las previsiones que manejan los asesores de la OPV apuntan a unos ingresos agregados de 650 millones de euros con un ebitda o beneficio operativo de 350 millones, lo que supone un margen de explotación del 54%. La inversión en capital o Capex se sitúa algo por encima de los 90 millones de euros.

La referencia válida de la salida a bolsa de Cellnex marca el camino de una valoración equivalente a 15 veces el ebitda, de acuerdo con el ratio utilizado en su día por Abertis. En consecuencia, Telxius llegará a bolsa con un valor de partida de 5.250 millones de euros. Telefónica confía en que el fuerte apetito inversor por las activos de las infraestructuras de telecomunicaciones satisfaga la demanda de una oferta pública que estará dirigida a inversores cualificados y cuyos recursos generados serán destinados a fortalecer la estructura financiera de todo el grupo multinacional.

La nueva filial de infraestructuras integrará los negocios de cable submarino y de torres de telefonía móvil con unos ingresos estimados de 650 millones

Telxius ofrece una baza adicional para Telefónica en el eventual supuesto de que se retrase la venta de la filial británica O2 al grupo chino Hutchison Whampoa. Esta operación, por un importe de 13.500 millones de euros, es fundamental en la estrategia a corto plazo de Telefónica pero está sometida a las restricciones impuestas por las autoridades de competencia de la Comisión Europea. Las negociaciones con Bruselas se han complicado más de lo previsto y no se espera que la desinversión pueda hacerse efectiva hasta el mes de junio, precisamente las misma fecha en la que ha sido fijada la salida a bolsa de la filial de infraestructuras.

La nueva empresa creada por Telefónica será dirigida por Alberto Horcajo, un veterano de la casa que desempeñaba hasta ahora el cargo de director financiero en Brasil, donde ya trabajó en la adquisición de la empresa local GVT al grupo francés Vivendi. Horcajo encabezará en calidad de consejero delegado un equipo directivo en el que participarán también Antonio Ledesma, con el cargo de director financiero; Miguel Echevarría, como responsable de administración y Miguel Garrido al frente de la secretaría general.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios