Es noticia
Menú
Los Villar Mir preparan la mayor demanda por la salida a bolsa de Bankia
  1. Empresas
perdieron 20 millones en la colocación

Los Villar Mir preparan la mayor demanda por la salida a bolsa de Bankia

La familia, que invirtió 20 millones en la compra de acciones de la antigua Caja Madrid, lo perdió todo porque a petición del Gobierno mantuvieron la posición pese al riesgo de que fuera nacionalizada

Foto: El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir. (Reuters)
El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir. (Reuters)

De perdidos, al río. Esta es la conclusión a la que ha llegado la familia Villar Mir, cuya relación con Bankia solo le ha dado dolores de cabeza. Javier López Madrid, consejero delegado del Grupo Villar Mir, ha puesto en manos de los abogados el encargo de presentar una demanda contra el banco nacionalizado por las pérdidas que le ocasionó su aportación a la oferta pública de suscripción (OPS), en la que invirtieron 20 millones de euros a petición de la propia ministra de Economía, Elena Salgado. Un dinero que perdieron en su totalidad, puesto que mantuvieron la posición hasta la intervención, por recomendación de Luis de Guindos.

Los Villar Mir entraron en el capital de Bankia por solicitud del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que al comprobar que el tramo institucional de la OPS no se completaba con órdenes de compra de inversores tradicionales, llamó uno a uno a bancos competidores de la antigua Caja Madrid y a la mayoría de las grandes fortunas de España para que echaran una mano para sacar adelante una operación que se calificó en el verano de 2011 como “sistémica”. Un calificativo, puesto por el propio Rodrigo Rato, para advertir de que, de no llegar a puerto, se hubiera adelantado el rescate al sector financiero, que finalmente se produjo en otoño de 2012.

Junto al grupo constructor, a la llamada de Salgado y del Banco de España acudieron apellidos como los Abelló, Koplowitz, Jové y Del Pino, entre otros, amén de empresas como Telefónica, Iberdrola, El Corte Inglés, Banco Santander, Caixabank, Popular, Sabadell, Mutua Madrileña y Mapfre. Solo se negó BBVA. Estas últimas hicieron inversiones que fueron desde los 150 millones de la operadora, pasando por los 100 de los principales grupos financieros, hasta 50 de los más pequeños. El riesgo asumido por los primeros fue menor, en algún caso testimonial, con una inversión de apenas 1,5 millones. Salvo los Villar Mir, que se involucraron más, mucho más.

La familia madrileña compró acciones de Bankia por 20 millones, en parte porque Javier López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir, había sido nombrado miembro del consejo de administración. Anteriormente ya estaba en Caja Madrid en representación de la CEIM, la patronal madrileña. A diferencia del resto de inversores de postín, que vendieron en las semanas posteriores al estreno del banco en bolsa para limitar las pérdidas, los Villar Mir mantuvieron en cartera los títulos que habían adquirido.

Por una parte, porque de haberse desprendido de ellos deberían haberlo comunicado oficialmente, al disponer de un consejero en el órgano de gobierno -el resto no tenía esa obligación-, y la desinversión hubiera sido interpretada como una falta de confianza en el proyecto. Por otra parte, porque incluso tras el cambio de Gobierno a finales de 2011, Luis de Guindos, el nuevo ministro de Economía, les pidió que aguantasen en el capital para no asustar al resto de inversores institucionales.

Pero tras la intervención del grupo financiero por parte del Banco de España y la consiguiente nacionalización, la inversión de 20 millones de los Villar Mir pasó a valer cero euros. Posteriormente, en octubre de 2014, López Madrid se vio implicado en el caso de las tarjetas 'black' de Caja Madrid, gastando 34.800 euros, al desconocer presuntamente que no se trataba de un instrumento de remuneración en especie. Al día siguiente de saltar el escándalo, el yerno de Villar Mir devolvió el dinero e hizo una declaración complementaria del impuesto de la renta, por la que abonó 15.000 euros a Hacienda.

A juicio por las 'black'

Pese a admitir sentirse “avergonzado” y “arrepentido”, López Madrid fue imputado con el resto de los 64 beneficiarios de las tarjetas opacas de la caja madrileña. Ahora, tras la decisión del pasado lunes del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu de decretar la apertura del juicio, el empresario se enfrenta a una pena de un año y medio de cárcel por aparecer en la citada lista. Pese a ser uno de los siete que ya han devuelto el dinero y el tercero que menos utilizó la 'black', la sentencia podría manchar su futuro empresarial, especialmente tras la fusión de Ferroatlántica, una de las filiales de Grupo Villar Mir, con la americana Globe Material, integración que ha dado lugar a una multinacional de 3.000 millones de dólares.

No obstante, la potencial demanda de Villar Mir puede chocar con la tesis del propio juez Andreu, que hasta el momento se ha pronunciado en contra de las potenciales reclamaciones de los inversores institucionales, los cuales, a diferencia de los pequeños ahorradores, se suponía tenían conocimientos más profundos de la situación de Bankia. En cualquier caso, la decisión del constructor tendrá mucha relevancia en el resto de suscriptores de la OPS, algunos de los cuales, como Mapfre y Caixabank, han reconocido que también están estudiando pedir la devolución de lo invertido.

De perdidos, al río. Esta es la conclusión a la que ha llegado la familia Villar Mir, cuya relación con Bankia solo le ha dado dolores de cabeza. Javier López Madrid, consejero delegado del Grupo Villar Mir, ha puesto en manos de los abogados el encargo de presentar una demanda contra el banco nacionalizado por las pérdidas que le ocasionó su aportación a la oferta pública de suscripción (OPS), en la que invirtieron 20 millones de euros a petición de la propia ministra de Economía, Elena Salgado. Un dinero que perdieron en su totalidad, puesto que mantuvieron la posición hasta la intervención, por recomendación de Luis de Guindos.

Noticias Grupo Villar Mir Caja Madrid Javier López Madrid Salidas a bolsa Fernando Andreu
El redactor recomienda