digitalización empresarial

¿Qué tienen en común el Teatro Real, el Parque Warner y la Joy Eslava?

La iluminación profesional a día de hoy es todo un reto técnico que nada tiene que ver con los servicios que se ofrecían en la década de los ochenta, cuando se fundó la empresa Stonex.

Foto:

Un teatro a oscuras, un monumento de noche y un parque temático cerrado. Todos tienen en común un elemento que a veces no percibimos pero que es de suma importancia: la ausencia de luz. La iluminación profesional a día de hoy es todo un reto técnico que nada tiene que ver con los servicios que se ofrecían en la década de los ochenta, cuando se fundó la empresa Stonex.

[Lea aquí: 'Pedro Trapote pone a la venta Joy Eslava para convertirlo en una gran tienda de moda']

 

Domingo Latorre, técnico de sonido de los míticos Tequila, descubrió que los grupos potentes como Pinkfloyd o los Rolling Stones llevaban sus equipos perfectamente guardados en cajas de transporte, mientras que en España se utilizaban cajas de cartón muy rudimentarias. Creó una carpintería y empezó a fábricar 'flighcases' de madera. Su primer gran cliente fue el Ballet Nacional de España. 

Después, llegó la evolución y comenzó a fabricar mesas de iluminación y amplificadores, un sector mucho menos explotado en nuestro país. De ahí a equipar los cuatro teatros de la Expo del 92 en Sevilla solo hubo la decisión de afrontar también la mecánica escénica de las salas. A partir de ese momento, su catálogo de clientes, sobre todo teatros, se amplió considerablemente. 

El Parque Warner ha sido uno de los mayores y más complejos proyectos de Stonex a lo largo de su historia. Realizaron todo el control de iluminación de un total de 50.000 puntos de luz. También han trabajado en el resto de parques temáticos de España, la ambientación de los espectáculos y el alumbrado de las atracciones de Port Aventura, Terra Mítica o Isla Mágica ha corrido de su cuenta.

¿Qué tienen en común el Teatro Real, el Parque Warner y la Joy Eslava?

A raíz de la creación de estos grandes proyectos, la necesidad de una estrategia digital se hacía evidente. Stonex, al igual que otras compañías, ha tenido en cuenta la importancia de una correcta estrategia 'online'. El estudio 'Mobility Research 2015' de Accenture, realizado en España a 100 directivos, indica que el 85% de las compañías ya ha realizado “cambios significativos” en materia de digitalización. 

“El impacto en la digitalización en una empresa tiene una huella directa en su competitividad, es decir, una empresa que está digitalizada es muy probable que sea competitiva y al final generará mayores ingresos”, indica Javier Tomé, director de Comunicación Digital de Bankia.

Quién le iba a decir a Domingo Latorre que la digitalización iba a llegar tan lejos cuando fundó la empresa y decidió el nombre Stonex, que viene de 'stone', piedra en inglés, haciendo referencia a la dureza y a los Rolling Stones porque estaba ligada al mundo del espectáculo. La x del final le da “carácter y fuerza”, reconoce Javier Latorre, actual director general de la empresa e hijo del fundador.

Teatro Real. (©P MANZANO)
Teatro Real. (©P MANZANO)

La transición de esta empresa no ha sido para nada fácil. “En 2007, un fondo de capital riesgo compró el 100% de la compañía” y tras no poder superar la crisis, el 'holding' de empresas en el que estaba incluido Stonex cerró en 2012. El empeño de Javier hizo que se volviera a fundar la compañía con ocho personas, y gracias a su experiencia y al nombre que solo años de trabajo pueden ofrecer, han conseguido duplicar la plantilla y la facturación, de dos millones a cuatro en 2015.

Su función a día de hoy es la creación de proyectos de ingeniería lumínica, y sus clientes tienen grandes nombres. “Desde siempre nos hemos centrado en el segmento 'premium' de la iluminación profesional. Demandan altas calidades y son muy exigentes. Si no hay luz, no hay 'show”, añade Javier Latorre. Sus proyectos son de gran envergadura y los clientes que han probado con ellos repiten. Es el caso del Teatro Real. Stonex se encargó del control de iluminación de la sala principal del teatro en 1996 y ha repetido en 2008, haciendo la actualización de las mesas que se siguen utilizando hoy en día.

Para su proceso de digitalización, Stonex se apoyó en Índicex: “Empezamos a trabajar con ello porque tenemos la necesidad de poder hacer un cambio totalmente digital”, añade Paloma Expósito, responsable de Marketing de Stonex. “Hace un año, Stonex no tenía una visión digital como la que tiene hoy en día. La página web era estática y no ofrecía ningún tipo de información. Índicex se convierte en una herramienta útil para dar el primer paso, ver donde estamos flojos y cómo podemos ir mejorando”. 

Los primeros frutos comenzaron a recogerse hace siete meses. “Índicex nos ayudó muchísimo a ver de lo que carecíamos”. Actualmente, tienen más visitas y ha crecido el tiempo de visualización de cada una de ellas. Con una web renovada y un entorno modernizado, Stonex afronta un futuro muy 'acorde' con los nuevos tiempos.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios