se baraja una opv o traspaso de la cartera

Acciona contrata a Morgan Stanley para vender todo su ladrillo por 1.500 millones

La compañía de la familia Entrecanales ha encargado al banco estadounidense, el especialista en empresas inmobiliarias en los tiempos de la burbuja, encontrar un comprador para esta división

Foto: José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona. (EFE)
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona. (EFE)

Acciona ha decidido pasar de las palabras a los hechos y acelerar la venta de activos para abrillantar sus alicaídas cuentas. Y, para ello, la compañía de energía, construcción y servicios ha confiado el traspaso de su división inmobiliaria a Morgan Stanley, el banco estadounidense que protagonizó las mayores operaciones del ladrillo en la época de la burbuja.

El holding de la familia Entrecanales, que en la pasada junta general de accionistas del 11 de junio reconoció que el proceso estaba en estudio interno, ha encargado a la entidad dirigida en España por Luis Isasi la salida a bolsa o venta de sus activos vinculados al ladrillo, los cuales tenían a finales de 2014 un valor de 1.042,6 millones de euros, según el propio informe de auditoría de Grupo Acciona. Según las tasaciones realizadas por Savills Consultores e Instituto de Valoraciones, el portfolio de las existencias tendría un precio de 712 millones, cuya partida más importante son los suelos.

No obstante, otras fuentes próximas al grupo indican que el valor en libros de todos los activos inmobiliarios –incluidos varios hoteles, residencias universitarias, edificios de oficinas y 900 viviendas en alquiler en Madrid– podría rondar los 1.500 millones. "Puede que lo vendan por partes porque hay negocios que no tienen nada que ver con otros", indican desde un banco de inversión internacional. "Están en plena reorganización interna", añaden.

Morgan Stanley va a auscultar el mercado para decidir cuál es la mejor opción, si lanzar una oferta pública de venta (OPV) a través de una socimi –sociedad inmobiliaria de tributación cero– o encontrar un comprador que se quede con toda el área. Una maniobra parecida a la que hizo Sacyr con Testa, que finalmente fue adquirida por Merlin Properties por algo más de 1.800 millones.

Tanto le gustó en su día a Morgan Stanley el negocio inmobiliario que sacó un fondo para invertir en España de la mano del Grupo Lar; pero aquello acabó mal

El banco estadounidense es un especialista en sacar el mayor jugo posible al ladrillo. En los tiempos del boom, Morgan Stanley dirigió las salidas a bolsa de compañías como Renta Corporación, Riofisa y Fadesa, entre otras. Algunas acabaron en concurso de acreedores, como la primera, y otras protagonizando la mayor liquidación de la historia de España, prueba inequívoca de hasta qué punto se inflaron las valoraciones.

Tanto le gustó en su día a Morgan Stanley el negocio inmobiliario que lanzó un fondo sectorial para invertir en España de la mano del Grupo Lar. Aquello acabó mal, hasta el punto de que ambos socios perdieron cerca del 75% de una inversión que superó en su día los 500 millones de euros, entre adquisiciones de centros comerciales y activos en la costa. Hace dos años se desprendió de sus tres últimos grandes almacenes por 30 millones, frente a los 116 que pagaron en 2007.

Mejores resultados, mucha deuda

Con esta decisión, Acciona da el primer paso para desprenderse de los negocios que considera no estratégicos como anunció a principios de año tras dejar atrás los peores resultados de su historia. El grupo de la familia Entrecanales, que en 2013 llegó a perder 1.972 millones, consiguió en 2014 darle la vuelta a los números rojos –beneficio de 185 millones– gracias a los ahorros de costes, la paralización de las inversiones y la venta de un tercio de su negocio internacional de energía, tendencia que ha continuado en el primer trimestre de 2015.

De las ventas que Acciona anunció al inicio de 2014 -Bestinver, Trasmediterránea, inmobiliaria y energía-, tan sólo se ha producido la última y de forma parcial

La compañía también pretende sacar a bolsa su división eléctrica, de la que KKR compró un 30% de sus activos en el extranjero por 417 millones. Pero esa OPV, anunciada para el pasado mes de mayo en Estados Unidos, se canceló sin explicación oficial por parte de Acciona. En el mercado se baraja una operación global que incluya todas las plantas, no sólo las que tiene en el exterior, expectativa que podría aclararse cuando el equipo directivo haga la presentación de los resultados del primer semestre del ejercicio.

De todas las ventas que la compañía anunció a principios de 2014 –Bestinver, Trasmediterránea, inmobiliaria y energía–, tan sólo se ha producido la última y de forma parcial, lo que le ha impedido rebajar su deuda, que sigue en niveles muy elevados e incluso creciendo (5.300 millones netos a 31 de marzo).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios