el edificio de serrano, 73

Los mexicanos de Coronita compran la joya de Serrano a un histórico de El Corte Inglés

Finaccess, brazo inversor de una de las tres familias aztecas que vendieron Grupo Modelo, ha adquirido el edificio ubicado en Serrano, 73 a los González-Delgado, antiguos accionistas de El Corte Inglés

Foto: Imagen de Serrano, 73, actual sede de BNP Paribás
Imagen de Serrano, 73, actual sede de BNP Paribás

Dos grandes familias, dos grandes capitales y una gran operación. El edificio de oficinas situado en el número 73 de la madrileña calle Serrano se ha convertido en el punto de encuentro de los Fernández-González, uno de los tres accionistas que vendió Grupo Modelo por 20.100 millones de dólares en efectivo en 2012, y los González-Delgado, quienes, a su vez, se deshicieron del 6% de El Corte Inglés hace seis años.

Con las millonarias plusvalías que obtuvieron con su salida del gigante de la distribución, el matrimonio formado por David González y su esposa, Josefa Delgado, creó Hemera Capital y empezó a construir un imperio inmobiliario cuyo primer gran éxito fue, precisamente, Serrano 73, edificio que adquirieron a Standard Life en la primera mitad de 2009.

Seis años después han vendido el inmueble a Finaccess, fondo a través del cual los antiguos dueños de Modelo han ejecutado tanto esta compra como la adquisición, hace un año, del edificio de IBM en Madrid por cerca de 130 millones de euros, pugna en la que se impusieron a otro importante mexicano, el mismísimo Carlos Slim.

En ambos casos, los aztecas han sorprendido al sector, tanto por los importes pagados como por la valentía que están demostrando al invertir en inmuebles cuyos inquilinos tienen fecha de caducidad. En el caso del gigante informático, según publicó El Confidencial, el contrato de alquiler expira en 2017, mientras que en Serrano 73, su actual inquilino, la entidad francesa BNP Paribas, acaba de cerrar la primera gran operación de alquiler de este 2015, al haber acordado su traslado a la antigua sede de Telefónica I+D en Avenida de América.

Varias operaciones se están cerrando en la manzana donde se ubica Serrano 73
Varias operaciones se están cerrando en la manzana donde se ubica Serrano 73

Aunque el banco galo todavía está analizando el total de efectivos que se moverán a la nueva sede, en principio, su planes se resumen en trasladar a las plantillas que actualmente ocupan las sedes de Ribera del Loira y Serrano, mientras que continuarán ocupando el palacete de Hermanos Bécquer, ubicado junto a la Embajada de Estados Unidos y sede histórica de BNP en España desde 1979, que además tiene en propiedad.

Fuentes de mercado aseguran que Finaccess ha pagado 9.000 euros por metro cuadrado para hacerse con el edificio de Serrano, que cuenta con una superficie de 4.250 metros cuadros, lo que eleva hasta el entorno de los 40 millones de euros el importe total de la operación. Con estas cifras, la rentabilidad de la operación ronda el 4% y supone pagar cerca de un 20% más de los precios medios de la zona.

La manzana del deseo

Pero el exceso de liquidez que hay actualmente en el mercado y la falta de activos de calidad explican movimientos como los protagonizados por la saga mexicana. Además, la pequeña manzana donde se ubica este edificio se ha convertido en auténtico objeto de deseo. De hecho, está viviendo interesantes movimientos en los últimos tiempos que invitan a pensar en futuras jugadas por parte de los aztecas.

Por una parte, Santander Asset Management ha alquilado el número 69 de Serrano, antigua sede del Consorcio de Compensación de Seguros, adonde se acaba de trasladar como vecino de Sabadell-Urquijo, la división de banca privada de la entidad presidida por Josep Oliu, y Sabadell Empresas, que tiene su cuartel general en la capital, justo a los dos lados de la nueva sede de la gestora, en los números 67 y 71 de Serrano.

Finaccess también adquirió el año pasado la sede de IBM en Madrid tras vender la cervecera Modelo por 20.100 millones de dólares

Sin embargo, el banco catalán también está de mudanza tras la operación que protagonizó el año pasado con Vodafone, por la cual se llevará el grueso de sus efectivos en la capital a la antigua sede de la operadora en el barrio de Las Tablas.

Este movimiento deja en el aire el futuro de estos dos inmuebles, aunque en el mercado se espera que, al menos, Sabadell mantenga en Serrano a su banca privada, además de reservarse alguna planta para labores institucionales. No en vano, se trata de la Milla de Oro madrileña y, a tenor de los últimos movimientos, este apelativo también puede aplicarse al papel que está jugando en el mundo de las oficinas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios