INVESTIGACIÓN A BANCO ETCHEVERRÍA

El Sepblac sospecha que Abanca ocultó el blanqueo de capitales de los Ruiz Mateos

La unidad de delitos monetarios del Ministerio de Economía ha avisado al nuevo dueño de Novagalicia de que su entidad está siendo investigada por colaborar con la polémica familia de empresarios

Foto: El presidente de Abanca, Javier Etcheverría, el vicepresidente, Juan Carlos Escotet, y el consejero delegado, Francisco Botas. (EFE)
El presidente de Abanca, Javier Etcheverría, el vicepresidente, Juan Carlos Escotet, y el consejero delegado, Francisco Botas. (EFE)

Las alarmas han vuelto a saltar en el Ministerio de Economía y en el Banco de España por la presunta implicación de otro banco en un delito de lavado de dinero negro. La entidad sobre la que el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac) ha puesto la lupa es Banco Etcheverría, perteneciente al Grupo Abanca (antigua Novagalicia), por su relación con operaciones ilícitas de la familia Ruiz Mateos.

La investigación parte de una petición de un juzgado de lo mercantil de Badajoz que se ocupa de la suspensión de pagos de Carnes y Conservas Españolas (Carcesa), una de las filiales agroalimentarias del holding de los Ruiz Mateos que fabricaba la conocida marca Apis. Según han confirmado fuentes próximas a Abanca, el administrador concursal de esta sociedad pidió un informe probatorio a Banco Etcheverría para que explicase si era conocedor de las actividades aparentemente ilícitas de su cliente y si había advertido al Banco de España de la situación.

Las mismas fuentes aseguran que la entidad se ha mostrado dispuesta a colaborar con el Banco de España y con el Sepblac, que han sido informados de las pesquisas del juzgado y de las sospechas de que los Ruiz Mateos sacaron dinero fuera del país a través de Etcheverría. Este banco fue comprado por Banesco a Novagalicia en diciembre de 2013, un año antes de que la entidad venezolana se quedara con la propia caja gallega intervenida por el Estado.

José María Ruiz Mateos, a la salidad de la Audiencia Nacional, en 2011. (Reuters)
José María Ruiz Mateos, a la salidad de la Audiencia Nacional, en 2011. (Reuters)

Las operaciones sospechosas serían anteriores a la toma de control de la entidad por parte de Juan Carlos Escotet, que ha sido informado por parte del Sepblac de las investigaciones. El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, está al corriente de la situación. El nuevo dueño de Novagalicia, ahora rebautizada como Abanca, ha contratado los servicios de José Antonio Choclán, un abogado especialista en blanqueo de capitales que se dio a conocer por ser el autor de la sentencia por el caso Banesto. El jurista, que también fue contratado por Francisco Correa por el caso Gürtel, ha confirmado ser el defensor del banco con sede en La Coruña.

Según el administrador concursal de Carcesa, los Ruiz Mateos llevaron a cabo un alzamiento de bienes continuado mediante la retirada de fondos en efectivo de las cuentas de la empresa en beneficio propio durante 2008. Posteriormente, el dinero fue a parar mediante transferencias bancarias de Banco Etcheverría a una entidad pantalla llamada Bardajera que manejaba la caja única del Grupo Nueva Rumasa.

En paradero desconocido

Según la Fiscalía, carece de justificación la actuación de Zoilo Pazos como administrador de Apis, socio único de Carcesa, quien permitió la disposición en efectivo de más 52,22 millones de euros de una cuenta de Banco Etchverría, así como salidas en cheques al portador de más de 9,29 millones. “El destino real de estos importes”, 61,51 millones, se desconoce, sentencia el fiscal.

Según el fiscal, ni está justificada la actuación de Zoilo Pazos, administrador de Apis, y ni se conoce el destino real de 61 millones de euros

Asegura que se trata de una operativa que se produjo bajo la cobertura de un contrato de línea de crédito con la entidad Bamingo Canarias, cuando "la realidad fue que no se produjo trasvase de fondos, ni actividad entre ambas mercantiles". El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Badajoz requirió la comparecencia de Zoilo Pazos, José María Ruiz-Mateos y Banco Etecheverría como afectados por la calificación del concurso de culpable y les indicó que, en el caso de no presentarse, se les declarará en rebeldía.

La responsabilidad de las acusaciones es ya de Abanca porque desde octubre de 2014 fusionó a Banco Etcheverría, al que se le considera culpable y cómplice de los delitos, colaborando en la salida de fondos de las diversas sociedades en beneficio de la familia Ruiz-Mateos. Ni uno ni otro han incluido en sus últimos informes anuales información sobre este litigio, en el que el Sepblac ha tomado cartas en el asunto tras entrevistarse recientemente con un alto cargo próximo a Escotet y a Javier Etcheverría de la Muela, presidente del grupo y consejero de la Asociación Española de Banca (AEB).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios