apenas ha durado un año en restalia

100 Montaditos despide al CEO de EEUU tras declararse en bancarrota

Restalia, la matriz de la conocida cadena de bares, ha liquidado el contrato de Javier Cernuda, que ha pagado los platos rotos por los errores en la expansión pese a llevar sólo un año en la empresa

Foto: Un grupo de personas come en el restaurante 100 Montaditos ubicado en Ciudad de México. (EFE)
Un grupo de personas come en el restaurante 100 Montaditos ubicado en Ciudad de México. (EFE)

“Hemos cometido un error”. Con esta franqueza reconocen los responsables de Restalia su equivocación en la estrategia de expansión de 100 Montaditos, su principal cadena de restauración, recientemente declarada en bancarrota en Estados Unidos. El que ha pagado los platos rotos de este fracaso ha sido Francisco Javier Cernuda, el consejero delegado del grupo para el continente americano, que ha sido despedido apenas un año después de su nombramiento.

"Me incorporo a Restalia en un momento crucial para la compañía, en el que queremos crecer y expandirnos hacia diversos mercados. Restalia es una compañía ambiciosa, como yo”, decía en abril de 2014 Cernuda, que venía de trabajar en la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) o banco malo.

El hasta ahora CEO en EEUU Francisco Javier Cernuda (Imagen: Restalia)
El hasta ahora CEO en EEUU Francisco Javier Cernuda (Imagen: Restalia)

“En mis objetivos a corto plazo se encuentran reforzar la posición de 100 Montaditos en Estados Unidos y México fundamentalmente, ambos mercados ya maduros donde queremos consolidar aún más la presencia de nuestro especial estilo de comida española", añadía en el comunicado de su incorporación, donde se aseguraba que la cadena iba a abrir 70 restaurantes más fuera de España.

 

Sin embargo, apenas doce meses después, Restalia ha decidido prescindir de los servicios de Cernuda, que antes había desarrollado su carrera en empresas como Alcampo, Leroy Merlin o Unibail-Rodamco Europe. El grupo presidido por José María Fernández-Capitán ha confirmado la salida, calificada de “amistosa”, del ya exconsejero delegado de la compañía en Estados Unidos, al que se le responsabiliza de la fallida expansión en la principal economía del mundo.

De hecho, su despido se concretó prácticamente al mismo tiempo que Restalia solicitaba el pasado 4 de marzo acogerse al Chapter 11, una norma americana relativamente similar a la suspensión de pagos española que permite a la compañía seguir operando mientras llega a un acuerdo con los acreedores. A Cernuda se le acusa de haberse equivocado principalmente en la localización de los restaurantes y en el pago del alquiler de los inmuebles en Miami (Florida), un mercado muy volátil que ha dado más de un susto a empresas españolas como Tous, que han intentado conquistar el mercado hispano de forma agresiva.

La responsabilidad de las actividades al otro lado del Atlántico la asume ahora Ignacio García Nieto, un directivo del equipo de Cernuda que hasta la fecha era director de desarrollo del continente americano de 100 Montaditos. Actualmente, Restalia tiene presencia en España, Estados Unidos, México, Colombia, Chile, Portugal e Italia, y su vocación de expansión le ha llevado a disponer en la actualidad de una red de franquicia con cerca de 500 establecimientos a nivel global.

 

Cambios en España

Antes de estos movimientos, la compañía también llevó a cabo en diciembre de 2014 varios cambios en seis filiales, cuyos consejos de administración, presididos por Fernández-Capitán, dimitieron para poner como administrador único a Virginia Dorado, la actual consejera delegada del grupo. Restalia justifica estas revocaciones y nombramiento posterior de Dorado para que estas filiales, algunas de ellas responsables de la expansión internacional, tengan mayor agilidad a la hora de tomar decisiones ejecutivas.

En cualquier caso, niegan que estas medidas tengan nada que ver con presuntas demandas a algunos de los administradores de las sociedades derivadas de la bancarrota en Estados Unidos. “Son falsas y completamente infundadas”, aseveran con rotundidad, para añadir que su solvencia en España "es plena y absoluta".

Una afirmación que tendrá que corroborar en la próxima Junta Directiva de la Asociación Española de Franquiciados de Restalia (AEFR), que se celebrará el próximo 7 de abril, un acto en el que los gestores de los restaurantes expondrán las quejas por la política de suministros y de precios, que hacen difícil rentabilizar un negocio con mucho éxito de público.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios