bbva y caixabank dudan de acudir a la operación

Telefónica encarga a JP Morgan ampliar capital por más de 4.000 millones

La operadora se ha puesto en manos del banco estadounidense para emitir nuevas acciones por hasta 5.000 millones para financiar sus últimas compras

Foto: Un hombre camina ante la Torre Telefónica, en Barcelona. (Reuters)
Un hombre camina ante la Torre Telefónica, en Barcelona. (Reuters)

Los mercados están que echan humo y el turno es ahora para Telefónica (ver cotización). Fuentes financieras indican que la operadora va a lanzar en breve una colocación de acciones por entre 4.000 y 5.000 millones, representativos de hasta un 7,5% de la capitalización actual. La operación, que podría anunciarse en los próximos días si las condiciones de los mercados lo permiten, servirá para financiar las últimas adquisiciones realizadas en Europa y Latinoamérica, así para como apuntalar el balance del grupo.

Del volumen a emitir, todavía pendiente de determinar en función de la potencial demanda, al menos 3.400 millones irán destinados a sufragar la compra de la brasileña GVT a Vivendi, cuyo importe total ascendió a 7.450 millones. De esa cantidad, Telefónica Brasil pagaría 4.660 millones en efectivo y el resto se cerraría mediante un intercambio de acciones. El dinero fresco a desembolsar procedería de otra ampliación de capital en la sociedad latinoamericana, de la que Telefónica aportaría el 73,9% como accionista mayoritario de la filial brasileña. Es decir, unos 3.400 millones que la matriz española obtendrá de la emisión que va realizar en Madrid. El consejo de administración del grupo dio el visto bueno a la operación la pasada semana.

Falta por decidir si la ampliación se realizará con derechos de suscripción preferente, con el fin de proteger los intereses de los inversores minoritarios, o sin ellos. Esta segunda fórmula no gusta a César AliertaLa transacción ha sido encargada a JP Morgan, pero se espera que se sumen otros bancos, entre ellos Morgan StanleyBBVA, accionista de referencia de la operadora. Falta por decidir si la ampliación se realizará con derechos de suscripción preferente, con el fin de proteger los intereses de los inversores minoritarios, o sin ellos. Esta segunda fórmula no gusta a César Alierta, que siempre ha sido favorable a defender a todos los inversores, pero los asesores podrían preferir esta fórmula, ya que se evitan riesgos de volatilidad al hacerse en un solo día frente a las tres semanas de la operación con derechos.

No obstante y pese al riesgo para la acción de ese mecanismo, hay expertos que defienden que existe tanta liquidez en el mercado que Telefónica podría captar esos 5.000 millones de un plumazo sin necesidad de asumir el riesgo de tener abierta -periodo de suscripción- la operación. Ni BBVA, que atesora el 6% de la operadora, ni Caixabank, que tiene un 5,4%, han decidido todavía si suscribirán su parte proporcional.

Oxígeno inglés, pero a medio plazo

El resto de los fondos obtenidos irán destinados a mejorar la salud financiera del grupo, en el punto de mira de Moody’s y Standard Poor’s por la deuda de 44.900 millones que acumula. El anuncio del acuerdo preliminar con Hutchinson Wampoa para la venta de O2 por cerca de 13.000 millones de euros, la mayor desinversión acometida en la historia de la firma, le ha dado oxígeno, pero, aun en el caso de cerrarse la transacción, la española no recibirá los fondos de la venta hasta el primer semestre de 2016. 

Tienda de O2 en Londres. (Reuters)
Tienda de O2 en Londres. (Reuters)

En consecuencia, aunque las agencias de rating flexibilizaran su postura ante la promesa de recibir esos ingresos, a la multinacional española le hará falta caja para afrontar sus pagos a corto plazo por GVT y para reforzar sus fondos propios. Según la información remitida por Telefónica a la CNMV, la venta de O2 se llevará a cabo con un pago inicial de 12.200 millones de euros, satisfecho al cierre de la operación, así como un pago adicional de 1.300 millones después de que se cumplan determinados requisitos.

La firma ya avanzó la ampliación de capital por 3.400 millones cuando comunicó al supervisor los detalles de la compra de la brasileña, allá por el mes de agosto pasado. Calculó entonces una sinergias de 4.700 millones. El movimiento cierra una semana movida en la teleco. No en vano la firma comunicaba hace apenas días la adquisición de un 6,1% de Indra, un 3,16% en acciones y otro 3,01% en opciones que serán ejecutadas a lo largo de este año. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios