DESMIENTEN QUE SOBRARAN, COMO AFIRMA EL FROB

Los peritos de Bankia: "Sería chocante pedir el rescate sin agotar antes las provisiones"

Los peritos del caso Bankia desmienten que hubiera un exceso de provisiones de 1.700 millones. "Resultaría chocante que se pidan ayudas al Estado sin agotarlas"

Foto: Sede de Bankia en Madrid (Reuters)
Sede de Bankia en Madrid (Reuters)

Los dos peritos del caso Bankia desmienten que hubiera un exceso de provisiones de 1.700 millones como sostiene el FROB, tal como publicó El Confidencial este miércoles. "Resultaría chocante que se pidieran ayudas al Estado sin agotar previamente todas las provisiones genéricas", han declarado los expertos según fuentes presentes en las sala. Asimismo, han afirmado que "los papeles de auditoría denotan la pésima calidad del seguimiento del riesgo de crédito" por parte de la entidad. Y han incidido en que la situación del Banco de Valencia era crítica y era conocida por el Banco de España desde 2009.

La tercera jornada de comparecencia de los dos peritos del Banco de España ha sido maratoniana, con un interrogatorio de seis horas por parte de las defensas de Bankia y de los principales imputados individuales, entre ellos Rodrigo Rato, José Manuel Fernández Norniella o Francisco Verdú. Además, el juez Fernando Andreu ha endurecido las restricciones a las partes para que no informen a los numerosos medios de comunicación que siguen las declaraciones.

Rodrigo Rato a la salida de la Audiencia. (EFE)
Rodrigo Rato a la salida de la Audiencia. (EFE)

El abogado de Bankia, Luis Jordana, ha insistido sobre la cuestión de las provisiones en su interpelación a Antonio Busquets y Víctor Sánchez Noguera, tratando de evidenciar que existía un colchón suficiente que se podía haber utilizado para cubrir los deterioros que deberían haberse reconocido en 2010 y 2011 según sus informes periciales. A lo que los dos expertos han respondido que, si existía ese colchón, no se entiende que se pidiera un rescate con dinero público (que finalmente fue de 22.400 millones tras la nacionalización de la entidad en mayo de 2012) antes de agotarlo.

A su juicio, los ajustes y las consiguientes pérdidas que hizo aflorar el nuevo equipo de José Ignacio Goirigolzarri al reformular las cuentas de 2011 tuvieron que calcularse después de aplicar las provisiones que quedaran en balance, aunque no han entrado en si sería irregular haberlo hecho sin agotarlas. Los dos peritos han admitido que las provisiones genéricas –una 'hucha' que debían dotar las entidades cuando crecía el crédito para cuando llegaran las vacas flacas sin estar relacionada con un activo en particular, a diferencia de las provisiones específicas– sí podrían haberse usado para cubrir deterioros de crédito (es decir, para cubrir préstamos que entran en mora), aunque no para la pérdida del valor de las empresas participadas ni de las garantías inmobiliarias de los créditos.

Pésimo control del riesgo

En el mismo interrogatorio, Busquets ha asegurado que "los papeles de auditoría denotan la pésima calidad del seguimiento del riesgo de crédito por parte de BFA [la matriz de Bankia] o incluso su carencia". Como ejemplo, ha citado una parte de su informe en el que se refiere a los 137 grandes clientes del banco que el auditor, Deloitte, revisó para concluir que las provisiones dotadas en 2010 eran las adecuadas. Pues bien, de ellos, 58 (con un riesgo conjunto de 1.366 millones) no habían facilitado sus estados financieros a la entidad, y 91 (con un riesgo de 2.684 millones) no daban información del valor de las garantías de sus préstamos, básicamente inmobiliarias, lo cual hacía imposible concluir cómo debían clasificarse o provisionarse estos créditos.

Esto supone una crítica a la labor de Deloitte, pero en el interrogatorio el citado perito ha recordado que la responsabilidad del control de riesgos recae siempre sobre el consejo de administración, mientras que el auditor o la inspección del Banco de España son agentes externos que simplemente revisan esa tarea, sin ninguna responsabilidad sobre la misma. Con esto, ha justificado que los gestores de BFA-Bankia, encabezados por Rato, no pueden escudarse en que ni Deloitte ni el supervisor detectaron estos deterioros o la necesidad de ajustes, ya que son ellos los que deberían haberlos descubierto.

Banco de Valencia, negrísimo

Otra parte importante de la declaración del miércoles se ha centrado en Banco de Valencia, a preguntas del abogado de José Luis Olivas, expresidente de dicha entidad y de su matriz, Bancaja, la segunda entidad más grande tras Caja Madrid que se integró en Bankia. Según Sánchez Noguera, "es el caso más claro y evidente que he visto como inspector del Banco de España". Este experto ha asegurado que su deterioro no era susceptible de interpretación y eran claramente imputables a 2010. "Si tengo que elegir entre blanco y negro, la situación de Banco de Valencia era muy negra"

El martes, Busquets había admitido que "me parece razonable que Bankia saliera pitando de Banco de Valencia". Según las fuentes citadas, Sánchez Noguera ha utilizado como argumento de autoridad al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que venía advirtiendo de que los problemas de la entidad valenciana venían desde antes de 2009. De hecho, pidió un plan para resolverlos que no se le presentó.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios