MELCO SE NEGÓ A PONER OTROS 250 MILLONES

Bañuelos busca a la desesperada un banco asiático que le financie en BCN World

Si Bañuelos no aporta los 377 millones de euros para comprar el suelo, tendrá que solicitar otra prórroga. La última carta del promotor es un banco malasio

Foto: Enrique Bañuelos, junto al 'conseller' de Economía, Andreu Mas-Colell. (EFE)
Enrique Bañuelos, junto al 'conseller' de Economía, Andreu Mas-Colell. (EFE)

Búsqueda desesperada. Así se puede definir el intento del promotor Enrique Bañuelos de conseguir un banco asiático que le apoye para comprar los terrenos de BCN World. La prórroga que le dio La Caixa en julio vence hoy. Si no aporta los 377 millones de euros para comprar el suelo, tendrá que solicitar otra, según fuentes conocedoras de las negociaciones.

La última carta de Bañuelos es a un banco malasio. Fuentes de Veremonte, el holding inversor de Bañuelos, han declinado hacer declaraciones.

Sin embargo, otras fuentes aseguran que los problemas de Bañuelos empezaron con la retirada del gigante del juego de Macao, Melco Crown, de la fase de adquisición de los solares, lo que ocurrió hace un mes.

El gigante cotizado Melco Crown es el principal socio de Bañuelos en el proyecto. Así, por ejemplo, Melco ha conseguido ser homologado por la Generalitat para levantar uno de los casinos y construye otro a medias con Veremonte. Esto supone una inversión de más de 450 millones.

Pero Bañuelos quería más. En concreto, que Melco pusiese otros 250 millones en la adquisición de los terrenos, mientras que Veremonte y un grupo de inversores asociados a este holding aportarían los 127 millones restantes, ejercerían la opción de compra de La Caixa y se harían con los terrenos donde se levantarían los casinos y los hoteles de BCN World.

Melco se descolgó de esta parte del trato cuando constató que Bañuelos quería que Veremonte siguiese siendo el socio mayoritario en el control del proyecto pese a que los chinos aportaban el grueso de los fondos. A partir de aquí, Veremonte inicio una gira por Asia, aprovechando las carreras de Fórmula E, de las que Bañuelos también es socio, para buscar el relevo. A pocas horas de que venza el plazo, la mejor alternativa es que un banco malasio acepte las condiciones de Veremonte.

Prórroga condicionada

En La Caixa empieza a notarse el cansancio ante las idas y venidas de Bañuelos. Se prevé que, si mañana no aporta los fondos, se le conceda un nuevo alargamiento del plazo, pero esta vez a través de la fórmula de una prórroga condicionada y más breve, para acotar más al promotor valenciano. A finales de julio, La Caixa ya otorgó a Bañuelos una prolongación del vencimiento de la opción de compra sobre los terrenos que acaba justo hoy.

La Generalitat, en cambio, se juega más. BCN World es la inversión extranjera estrella en Cataluña. Y no se quiere perder tiempo porque se esfumaría la ventaja que el proyecto catalán tiene sobre competidores como el Eurovegas chino que se quiere levantar en Madrid.

Más allá de los problemas para adquirir las pastillas de suelo junto a Port Aventura, en Tarragona, y de la desconfianza que le ha mostrado la Generalitat al limitar las licencias que ha sacado a concurso, hay que reconocer que también hay activos en el balance de Bañuelos en esta operación.

Entre estos activos está el haber comprometido inversores como Value Retail (200 millones, o conseguir socios para los casinos (Melco, Hard Rock Café o Grupo Perelada) o para los hoteles (Meliá y Port Aventura). Ahora, todo esto se caerá si Veremonte no consigue cerrar de forma definitiva la compra de los terrenos.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios