JUNTO A BERNARDINO DÍAZ-ANDREU

Cristian Abelló deja el nido de Torreal para montar su fondo de capital riesgo

El hijo mayor de Juan Abelló dejó sus responsabilidades en la gestora familiar hace dos meses para iniciar un nuevo proyecto profesional

Foto: El empresario Juan Abelló. (EFE)
El empresario Juan Abelló. (EFE)

Emancipación profesional. Cristian Abelló ha decidido volar del nido de Torreal. El hijo de Juan Abelló, una de las primeras fortunas de España, trabaja desde hace dos meses en un nuevo proyecto alejado de sus responsabilidades en la gestora del multimillonario patrimonio familiar, según confirman fuentes del mercado financiero. Aunque todavía no se ha formalizado, el heredero llamado a tomar las riendas en la gestión del family office ultima la puesta en marcha de su propia gestora de capital riesgo.

Para esta nueva etapa, Cristian Abelló cuenta con la compañía de Bernardino Díaz-Andreu, el hasta ahora director del departamento de inversiones de Torreal, donde ha trabajado durante los últimos 13 años tras pasar antes por 3i y McKinsey. Juntos han comandado el equipo de inversiones del family office, aunque siempre bajo la tutela de Pedro del Corro y José Díaz-Rato, consejeros y directores generales, las dos personas de máxima confianza de Juan Abelló para gestionar la fortuna familiar.

Ante las rebajas que ofrece la mayoría del mercado español, Cristian Abelló y Bernardino Díaz-Andreu han visto la ocasión de atraer a dinero internacional para sus fondos de capital riesgo. Según fuentes del mercado, ambos ejecutivos llevan dos meses manteniendo encuentros con potenciales inversores para participar en su nuevo proyecto, que pretende aprovechar la ventana de oportunidad que presentan algunos sectores, como por ejemplo el de energías renovables, para tomar posiciones relevantes.

La sede en Madrid de Torreal.
La sede en Madrid de Torreal.

El salto fuera del paraguas de Torreal incluye la participación de terceros. Abelló y Díaz-Andreu ultiman un acuerdo estratégico con un inversor institucional relevante para convertirse en su socio para el mercado español, donde la pareja de ejecutivos pretende poner en valor su experiencia en el mundo del capital riesgo y su capacidad de acceder a operaciones tras su paso por la gestora familiar de los Abelló-Gamazo. En este sentido, ambos ejecutivos realizan ya tareas de asesoramiento para el fondo Five Arrows, el private equity de Rothschild.

La salida de Cristian Abelló y Bernardino Díaz-Andreu puede obligar a cambios relevantes en Torreal, ya que ambos forman parte de varios consejos de administración de su cartera de participadas, compuesta por Saba, Zed, Hackett, Pepe Jeans, Cune, Banca Leonardo, Cie Automotive, Laureate, Imagina, Talgo y Alcaliber. Además, la gestora familiar trabaja también en el desarrollo de nuevos vehículos de inversión para adentrarse en campos como el sector inmobiliario/patrimonialista.

Aunque de forma silenciosa, la marcha de Torreal llega después de sufrir algunos patinazos relevantes en los últimos años que habrían deteriorado la relación del joven heredero y los hombres de confianza del padre. Acostumbrado a ganar siempre, Juan Abelló ha tenido que dar por fallidas sus inversiones en Bankia, cuya posición liquidó en mínimos tras participar en la ruinosa OPV organizada por Rodrigo Rato, y en Sacyr, donde vendió en mínimos afrontando pérdidas de más de 100 millones.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios