DILIGENCIAS DEL JUEZ ANDREU SOBRE JP Morgan, Merrill Lynch, UBS y Deutsche

La CNMV interroga a los bancos que pilotaron la salida a bolsa de Bankia

El organismo supervisor ha llamado a declarar a los cuatro bancos extranjeros que dirigieron la OPV de Bankia que atrapó a 300.000 pequeños inversores.

Foto: La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez. (Efe)
La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez. (Efe)

A la espera de sanciones concretas, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha tomado muy en serio el caso Bankia, cuya salida a bolsa atrapó más de 300.000 pequeños ahorradores. El organismo supervisor ha interrogado en las últimas semanas a JP Morgan, Bank of America Merrill Lynch, UBS y Deutsche Bank, los bancos que coordinaron la salida a bolsa de la entidad nacionalizada para saber qué pasó con la cotización desde su entrenó en los mercados hasta su hundimiento apenas ocho meses después.

Fuentes financieras han confirmado que durante el pasado mes de julio la CNMV llamó a capítulo a los cinco bancos que dirigieron la Oferta Pública de Venta (OPV), los cuatro bancos extranjeros citados anteriormente y la propia Bankia. Las mismas fuentes apuntan que JP Morgan, Bank of America Merrill Lynch, UBS y Deutsche Bank fueron requeridos por un departamento de la dirección general de Mercados, que sometió a estos bancos de inversión a un severo interrogatorio.

Las preguntas iban dirigidas a saber qué ocurrió desde que Bankia debutó en bolsa, el 20 de julio de 2011, hasta que se el valor empezó a venirse abajo en marzo de 2012. La CNMV estaba interesaba en conocer cómo gestionó JP Morgan, el banco director, las acciones procedentes del green shoe u opción de venta adicional de títulos de la OPV con la que las entidades directoras de una colocación intentan estabilizar una cotización durante el mes siguiente a su debut bursátil.

El bróker americano intentó durante cerca de tres semanas evitar que Bankia se hundiera en bolsa apenas días después de su esperado estreno. Para ello hizo compras masivas con las acciones del green shoe, hasta que a mediados de agosto tiró la toalla al ver que las ventas de los inversores institucionales que habían suscrito la OPV por indicación del Gobierno -Banco Santander, Caixabank, Banco Sabadell, Banco Popular, Mutua Madrileña, Mapfre, la familia Del Pino, Alicia Koplowitz, Juan Abelló, El Corte Inglés, Manuel Jove, Villar Mir- iban deshaciendo sus posiciones. Fueron los friends & family que evitaron que la salida a bolsa de Bankia tuviera que suspenderse por falta de demanda real.

Tanto JP Morgan como Bank of America Merrill Lynch, UBS y Deutsche Bank iniciaron posteriormente la cobertura de Bankia desde sus departamentos de análisis de sus sociedades de valores para sus clientes, con recomendaciones de mantener neutral, ninguna de compra, como suele ser habitual en los bancos que dirigen una OPV.

El interrogatorio ha sido confirmado por fuentes próximas a la CNMV, que oficialmente no ha querido pronunciarse sobre este asunto. Otras indican que las preguntas del organismo supervisor se deben a una diligencia de Fernando Andreu, el juez de la Audiencia Nacional, que investiga el caso Bankia y que tiene imputado al anterior consejo de administración encabezado por Rodrigo Rato, así como a varios de los actuales directivos del banco ahora en manos del Estado.

Reputación limpia, menos uno

Desde varios de los bancos coordinadores de la OPV de Bankia han declinado también hacer ningún comentario sobre esta información. Hasta el momento, JP Morgan, Bank of America Merrill Lynch, UBS y Deutsche Bank han salido limpios de este caso, que ha requerido una inyección de fondos públicos de 23.000 millones de euros para evitar la bancarrota del grupo financiero surgido de la fusión entre Caja Madrid, Bancaja y otras cinco pequeñas cajas de ahorros.

El único banco de inversión que ha visto su nombre manchado es Lazard, el asesor de Bankia, cuyo presidente, Jaime Castellanos, fue llamado a declarar como testigo por la salida a bolsa. Los demás han salido indemnes hasta el momento pese a que entre los cuatro se repartieron cerca de 20 millones de euros en comisiones de colocación y aseguramiento. Rato pagó, además, otros 16,80 millones en gastos de asesoramiento jurídico y financiero, auditoría y publicidad.

La CNMV también ha llamado a declarar a varios exdirectivos de Bankia para conocer cómo se mantuvo la cotización en las proximidades de los 3 euros por acción entre finales de julio y principios de marzo, justo cuando coincidió con el primer canje de preferentes. Los responsables del banco nacionalizado han asegurado que la entidad gastó bastantes millones de euros en comprar acciones propias -perdió más de 70 millones con la autocartera- no para inflar artificialmente el valor, sino para atender ese futuro canje de algo más de 1.000 millones de euros. Además, aseguraron que la entrada del banco en el Ibex 35 y en algún índice internacional supuso la entrada de fondos institucionales que invierten mediante cestas referenciadas a un indicador bursátil.

Una argumentación que ahora el juez tendrá que examinar puesto que Bankia se hundió días después de realizarse el canje cuando empezaron a aflorar los indicios sobre el estado real de la institución financiera, que acabó con la intervención y el despido de todo el consejo de administración el 9 de mayo de 2012.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios