POR 265 MILLONES DE EUROS

Santander vende el rascacielos 'Edificio España' al millonario chino Wang Jialin

Banco Santander ha resuelto uno de sus marrones inmobiliarios más complejos después de años de infructuosas gestiones desde su compra en 2007.

Foto: 'Edificio España' (EC)
'Edificio España' (EC)

Banco Santander ha resuelto uno de sus marrones inmobiliarios más complejos. Después de años de infructuosas gestiones, la entidad presidida por Emilio Botín cerró el mes de mayo con la operación de venta del rascacielos Edificio España resuelta. Según ha informado este jueves a la CNMV, el banco ha vendido el histórico activo por 265 millones de euros al millonario chino Wang Jialin, magnate de los centros comerciales Dalian Wanda, uno de los inversores internacionales que optaron al rascacielos.

Con esta transacción, la historia de uno de los rascacielos más emblemáticos de Madrid afronta un relevante punto de inflexión, sobre todo después de saberse que la venta estaba condicionada a que la Comunidad de Madrid rebaje su nivel de protección arquitectónica, una barrera administrativa a la que los equipos de Ignacio González y Ana Botella han accedido tras la solicitud formal realizada por el Banco Santander, ya que era un requisito necesario para poder vender el inmueble, cerrado desde 2007.

Según informó este diario, el multimilloanrio chino trasladó hace unos días al equipo encargado de Emilio Botín un principio de oferta vinculante por el Edificio España tras completar el pertinente proceso de due dilligence. El Banco Santander había dado por buena la oferta de Wang Jialin, aunque decidió esperar a hacer pública la venta a la presentación del proyecto definitivo sobre la remodelación integral del inmueble, levantado en 1953, que implica la demolición interior y la fachada trasera del rascacielos.

El pasado 14 de marzo el consistorio madrileño ya respondió afirmativamente a la consulta vinculante realizada por la propiedad, que había solicitado una rebaja del nivel de catalogación de nivel 2 (grado estructural) a nivel 3 (grado parcial) para lograr un régimen de obras que permita la demolición parcial del rascacielos, más obras de sustitución. En definitiva, tirar abajo todo, interior y parte exterior (laterales y trasera), salvo la fachada principal que da a la Plaza de España, como contempla el proyecto de Foster & Lamela

Toda esta transformación pudo echar a rodar con el primer visto bueno de la Comisión de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, que considera que los aspectos técnicos, es decir, la condición del Edificio España como Conjunto Histórico de la Villa de Madrid, es decir, su calificación como monumento, que además tiene protección arqueológica, deben estar supeditados a cuestiones de otra índole, como es "favorecer la puesta en valor de un edificio muy degradado en los últimos años debido a su inactividad".

Para llevar a cabo toda este gran cambio, "que viene a permitir al Banco Santander vender un solar en el centro de Madrid", como critica un arquitecto municipal, es necesario que la Comunidad de Madrid apruebe una Modificación Puntual del Plan General de Ordenación Urbanística de la capital. Y a diferencia de otros asuntos, en este caso los intereses de Comunidad y Ayuntamiento están alineados en la misma dirección, permitiendo que el proyecto que defiende el Banco Santander salga adelante.

La venta anunciada este jueves significa la puesta en marcha de una operación que remodelará por completo el Edificio España y a su vez el propio entorno de Plaza España. Esta actuación ha generado ya reacciones en contra por lo que representa como agresión al patrimonio arquitectónico de la capital, con recogida de firmas a través de la plataforma Change.org (más de 20.000) y críticas por parte de expertos hacia Comunidad y Ayuntamiento por su deficitaria gestión del patrimonio. La voz y el voto son ahora chinos.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios