TRAS LA VENTA DEL 3,8% DE esther koplowitz

George Soros sigue los pasos de Bill Gates y entra en FCC con el 3,8% del capital

El Gordo de la Lotería también tiene un ganador en el Ibex 35. Es sin discusión FCC, que va a acabar el año con una lluvia de noticias corporativas muy positivas.

Foto: El multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros (Efe)
El multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros (Efe)

El Gordo de la Lotería también tiene un ganador en el Ibex 35. Es sin discusión FCC, que va a acabar el año con una lluvia de noticias corporativas tan positivas que ha atraído el interés de George Soros, probablemente el inversor más reconocido del planeta. Según han indicado distintas fuentes, el multimillonario de origen húngaro ha participado en la compra del 3% de la compañía controlada por Esther Koplowitz.

Como comunicó la empresaria el pasado viernes tras el cierre de los mercados, B-1998, su sociedad patrimonial, vendió un 3,8% de FCC por algo menos de 80 millones de euros. La operación, intermediada por Fidentiis, se dividió en dos tramos. Uno del 3% que se colocó a un inversor institucional y otro sobre el 0,8% que se repartió entre otros actores. 

Ni la compañía ni los representantes de Esther Koplowitz revelaron la identidad del comprador del paquete principal, la del 3%. Fuentes próximas a la transacción se limitaron a decir que se trataba de uno de los nombres con más prestigio en los mercados financieros, de más importancia que el propio Bill Gates, que en octubre tomó el 6% de FCC. No quisieron concretar más. 

Pero según indican fuentes conocedoras de la operación, quien se esconde tras este inversor oculto es Georges Soros, que tiene hasta el próximo lunes para identificarse ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El financiero cuenta con una fortuna personal de unos 20.000 millones de dólares y su fondo, el que más valor ha creado para sus partícipes según Financial Times, gestiona cerca de 45.000 millones.

Bill Gates (Efe)
Bill Gates (Efe)

Como adelantó El Confidencial el 20 de noviembre, Esther Koplowitz se había propuesto encontrar un socio de prestigio para salvar el match ball que suponía refinanciar por segunda vez en menos de tres años su deuda personal de 1.100 millones de euros. La empresaria se puso en manos de Messier Maris & Associés, el banco de inversión de Jean-Marie Messier, el consejero delegado de Vivendi, y de Weil, Gotshal & Manges LLP, una firma de asesoramiento legal, para buscar un nuevo inversor que entre en el capital de sus sociedades patrimoniales.

La hija del fundador de FCC comunicó este domingo que había renovado “la confianza de las entidades financieras y grandes inversores internacionales” al informar que había conseguido alargar el vencimiento de sus préstamos personales hasta 2018. “Esta confianza aporta estabilidad al grupo de Servicios Ciudadanos para concluir el proceso de reestructuración y recuperar, en cuanto sea posible, la retribución a los accionistas”, subrayó la madre de la presidenta, Esther Alcocer Koplowitz.

Esther Alcocer Koplowitz (Efe)
Esther Alcocer Koplowitz (Efe)
“La refinanciación ha hecho posible la incorporación de dos nuevos inversores institucionales, para quienes la estabilidad en el control de FCC y la vocación industrial de Esther Koplowitz han sido factores determinantes en su decisión. Los nuevos inversores disponen del 3,8% del capital y se suman así a la gran corriente de confianza provocada por la reciente decisión de los fondos de Bill Gates de adquirir un paquete cercano al 6% del grupo”, rezaba el comunicado.

Un acuerdo con BBVA y Bankia, sus dos principales acreedores, que este lunes se ha extendido a los bancos que sostenían la deuda de FCC Environment UK, la filial británica a la que le vencían en apenas una semana cerca de 381 millones de libras, 455 millones de euros. 

Para redondear la jugada, la constructora está también en conversaciones avanzadas para extender el pago de 5.000 millones con recurso a la matriz, la verdadera piedra de toque de un grupo que está en pleno proceso de reestructuración tras perder el pasado año algo más de 1.000 millones de euros. Pese a que muchas de las 37 entidades bancarias que forman parte del sindicado han dado su visto bueno, las pegas de algunas de las extranjeras como Barclays y RBS van a provocar que la firma se retrase hasta los dos primeros meses de 2014.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios