Esther Koplowitz vende un 3,8% de FCC para pagar sus deudas a BBVA y a Bankia
  1. Empresas
POR CERCA DE 80 MILLONES DE EUROS

Esther Koplowitz vende un 3,8% de FCC para pagar sus deudas a BBVA y a Bankia

Esther Koplowtiz también tiene sus obligaciones financieras. La empresaria ha tenido que vender un 4% de FCC para poder hacer frente a su deuda bancaria.

placeholder Foto: Esther Koplowitz. (Archivo)
Esther Koplowitz. (Archivo)

Esther Koplowitz también tiene sus obligaciones financieras. La empresaria ha tenido que vender casi un 4% de FCC para poder hacer frente a su deuda bancaria de casi 1.000 millones que está renegociando en estos momentos. La operación se ha hecho a través de B-1998, la sociedad instrumental que hasta hoy tenía el 56% del capital de la constructora.

La máxima accionista de FCC ha ingresado casi 78 millones de euros por este paquete, que se ha colocado a 15 euros por acción. Undinero con el que podrá hacer frente a los intereses que BBVA y Bankia le cobran por unos préstamos que rondan los 1.000 millones. Hasta el año pasado, la empresaria afrontaba estas deudas con los dividendos de FCC.

Pero como Juan Béjar, el nuevo consejero delegado, suspendió sine die la retribución al accionista, Koplowitz y sus dos socios de B-1998, la familia Aguinaga y el Grupo Faustino, se quedaron sin cash. En concreto, sin los 77 millones que recibían de la caja de FCC.Por este motivono han tenido más remedio que soltar lastre para evitar la ejecución del crédito.

La transacción la han realizado entre los brokersFidentiis y MainFirst.El primero es el intermediario de cabecera de FCC, ya que este verano colocó un 4% del capital que la compañía tenía en autocartera y en octubre otro 6% que adquirió Bill Gates.

Un pasivo mayúsculocuyo vencimiento Koplowitz está intentando alargar después de que ya fueron refinanciados en balde en 2011. Como publicó El Confidencial el pasado 20 de noviembre, Koplowitz ha contratado a un banco de inversión y a una firma de abogados para, oficialmente, extenderel vencimiento de los préstamos que en 2011 le concedieron BBVA y Bankia. Una ayuda especial concedida por Francisco González y por Rodrigo Rato que sustituía créditos anteriores otorgados por los dos bancos españoles, más BNP Paribas y The Royal Bank of Scotland.

Tanto BBVA como Bankia fueron tan generosos con la empresaria que le permitieron no tener que devolver los cerca de 1.100 millones de euros hasta el 1 de enero de 2017. Al tener tanto tiempo para hacer frente a estas líneas de financiación, fuentes del mercado aseguran que el objetivo actual de Esther Koplowitz es encontrar a un socio que aporte fondos propios a B-1998, Dominum Dirección y Gestión y Azate.

Jjuan Béjar, consejero delegado de FCC. (Enrique Villarino)La otrora exitosaaccionista de FCC se ha puesto en manos de Messier Maris & Associés, el banco de inversión de Jean-Marie Messier, el consejero delegado de Vivendi, y de Weil, Gotshal & Manges LLP, una firma de asesoramiento legal, para buscar un nuevo inversor que entre en el capital de sus sociedades patrimoniales.

BBVA le refinanció préstamos por más de 500 millones de euros con los que había ampliado su participación en FCC hasta el 54% y en los que acumulaba fuertes minusvalías. Esther Koplowitz compró en enero de 2008 un 5% a Ibersuizas por 381,5 millones de euros, al abonar 55,94 euros por cada título de la constructora, operación que se sumaba a la adquisición del 25,7% al grupo francés Veolia realizada en 2004. Hoy, y pese a la gran subida desde el mes de julio (cerca de un 100%), aún se cambian a poco más de 15.
Un agujero más pequeño

Debido al hundimiento de la acción de FCC (alcanzó a tocar los 7 euros), la empresaria llegó a tener un agujero de más de 500 millones de euros en su cuenta personal, situación que la llevó a tener que aportar 283,88 millones de euros a sus vehículos patrimoniales por exigencia de BBVA y Bankia. Ambos bancos le elevaron también el tipo de interés del nuevo préstamo sindicado hasta el Euribor más 300 puntos básicos

Noticias del BBVA Noticias de FCC Esther Koplowitz Fidentiis
El redactor recomienda