LA CAIXA OFRECÍA DEVOLVER TODO EL DINERO

Los preferentistas, los grandes perdedores de la venta de NCG Banco a Banesco

La decisión del FROB de adjudicar NCG Banco (Novagalicia) a Banesco va a tener unos grandes perjudicados: los tenedores de preferentes y subordinada

Foto: Afectados por las participaciones preferentes de Novagalicia (EFE)
Afectados por las participaciones preferentes de Novagalicia (EFE)

La decisión del FROB de adjudicar NCG Banco (Novagalicia) a Banesco va a tener unos grandes perjudicados: los tenedores de preferentes y subordinada de la entidad gallega. Según fuentes conocedoras del proceso, CaixaBank incluía en su oferta un compromiso de 350 millones para devolver todo el dinero invertido a los 70.000 afectados por estos productos, incluyendo a los rechazados en el arbitraje y en los acuerdos judiciales. Sin embargo, esto no se tuvo en cuenta por el FROB en la valoración de la oferta y la entidad de Juan Carlos Escotet no incluye ningún compromiso con este colectivo. Por otro lado, la semana pasada las oficinas de NCG recibieron numerosas muestras de inquietud de sus clientes por la venta a una entidad venezolana.

Novagalicia fue pionera en el arbitraje de preferentes, que luego replicaron Catalunya Banc y Bankia. Este procedimiento acabó en agosto y devolvió el dinero invertido a unos 40.000 clientes, pero dejó fuera a 30.000, que no acudieron o fueron rechazados por el experto independiente (PwC). La presión de este colectivo ha llevado a la entidad a buscar acuerdos en sede judicial con aquellos que han presentado demandas, pero de momento sólo ha firmado 1.200. Por tanto, existe un numeroso colectivo que se sigue manifestando, sigue demandando a la entidad -hay más de 3.000 demandas pendientes de sentencia- y, sobre todo, sigue haciendo ruiod mediático.

Eso es lo que pretendía evitar precisamente la oferta de CaixaBank, según las fuentes citadas. Así, el gupo que preside Isidre Fainé -y que ha presionado todo lo posible para llevarse la entidad gallega- calculaba el coste de devolver todo el dinero a todos los titulares de preferentes en 350 millones, que incluía en su propuesta. "La Caixa sabe que las preferentes son la causa de la pésima imagen de Novagalicia y de la huida masiva de clientes en los últimos meses, con la consiguiente pérdida de cuota. Con esta solución pretendía frenar esas salidas y estabilizar la base de clientes. Al final, lo que estás comprando es cuota de mercado en Galicia, así que no puedes dejar que se deteriore".

No se tiene en cuenta... pero se garantiza la pérdida

Sin embargo, el FROB no quiso incluir esta propuesta dentro de la valoración de la oferta, al igual que otras realizadas por diferentes candidatos sobre mantenimiento del empleo o incremento del crédito. Según el informe con el que el fondo de rescate pretende justificar su actuación, y que evidencia el despropósito que ha sido esta subasta, estos aspectos no se han tenido en cuenta por "las dificultades de valoración técnica, las dificultades de control o la disconformidad de la Comisión Europea con los "efectos de segunda ronda de la desinversión (efectos sobre el empleo, la Seguridad Social...)". 

El director general del FROB, Antonio Carrascosa. (EFE)
El director general del FROB, Antonio Carrascosa. (EFE)
Sin embargo, resulta llamativo que, entre las garantías que el FROB ha concedido a todos los candidatos y que no necesitaban el visto bueno de Bruselas, se encuentren precisamente las posibles pérdidas por la responsabilidad de NCG en la comercialización de productos híbridos que se determine en sentencia firme. Una garantía que tendrá un coste: junto a las otorgadas para el 'riesgo Sareb', las cláusulas suelo, los swaps, etc, ascienden a 800 millones, aunque el fondo de rescate espera no tener que pagar más de 200. Con la opción de CaixaBank no habría tenido que otorgar esta garantía porque no habría riesgo de condenas.

Por tanto, Banesco no sólo no ofrece ninguna solución a los afectados sino que además se aprovechará de estas garantías del FROB y cargará al erario público las condenas a NCG por vender de forma inapropiada o engañosa preferentes y subordinada a su clientes en la época de Caixa Galicia y Caixanova. Un portavoz del banco venezolano no respondió a las llamadas de El Confidencial.

Inquietud por la venta a un banco venezolano

Por otro lado, la venta de Novagalicia a un banco venezolano ha sembrado la inquietud entre muchos de sus clientes, como ocurrió cuando la nacionalizaron. Según fuentes de la entidad, el jueves y el viernes hubo muchas preguntas por parte de los clientes aunque, de momento, no se ha apreciado una retirada de saldos significativa. "La gente se ha quedado muy sorprendida de que su caja haya ido a parar a un banco venezolano, y como percibe que ese país es muy poco fiable y ha expropiado empresas españolas, se preocupa sobre si sus ahorros están seguros", explica esta fuente.

El presidente de Banesco visita las oficinas de Novagalicia Banco en A Coruña. (EFE)
El presidente de Banesco visita las oficinas de Novagalicia Banco en A Coruña. (EFE)
El problema es que ahora los directores de sucursal no pueden recurrir al argumento de 2011 de que "ahora los ahorros están más seguros que nunca porque somos propiedad del Estado". Ahora ha sido privatizada y el comprador es Banesco. La respuesta que están dando ahora a los cliemtes es que Banesco es un banco solvente presente en muchos países y la consabida de que "el Fondo de Garantía de Depósitos garantiza los depósitos hasta 100.000 euros aunque el banco quiebre".

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios