PWC SERÁ EL ENCARGADO DE DECIDIR QUIÉN COBRA

El arbitraje de las preferentes y subordinada de Ceiss costará unos 300 millones al FROB

El arbitraje anunciado ayer por el FROB para los titulares de preferentes y subordinada de Ceiss tendrá un coste aproximado para el erario público

Foto: El director general del FROB, Antonio Carrascosa. (EFE)
El director general del FROB, Antonio Carrascosa. (EFE)

El arbitraje anunciado ayer por el FROB para los titulares de preferentes y subordinada de Ceiss (Caja España-Duero) tendrá un coste aproximado para el erario público de 300 millones, según fuentes conocedoras del proceso. No obstante, este importe debe minorar las garantías que se han concedido a Unicaja para que se fusione con Ceiss, de hasta 1.250 millones, con lo que lo que se pague por un lado se restará por otro. PwC será el encargado de decidir quién tiene derecho a recuperar su inversión (el mismo papel que KPMG en Bankia), y a ese dinero se le restará el valor de los bonos de Unicaja por los que se canjearán dichas preferentes. El plazo para solicitar este arbitraje comienza este mismo miércoles.

Como informó El Confidencial, el FROB garantizó a Braulio Medel, presidente de Unicaja, que completaría los 1.250 millones de capital que solicita para fusionarse con Ceiss si no se llegaba a esa cifra con el canje de preferentes y subordinada por bonos convertibles (CoCos) y bonos perpetuos de Unicaja. Y dado que casi nadie iba a ir a ese canje si eso suponía asumir una quita sobre su inversión, era muy probable que el FROB tuviera que poner una buena parte de esa cantidad.

Ante esta situación, el fondo de rescate que dirige Antonio Carrascosa ha preferido buscar una solución más beneficiosa para los titulares de preferentes y subordinada mediante este arbitraje, que está condicionado a que el cliente de Ceiss acepte la oferta de Unicaja y a que esta tenga éxito (es decir, a que la acepten suficientes preferentistas). El FROB tendrá que asumir el coste de restitución del dinero, estimado en 300 millones aunque muy variable en función de dicha aceptación; pero, a cambio, incentiva a estos afectados a acudir a dicha oferta, minorará esos 1.250 millones prometidos y conseguirá que los clientes que fueron engañados o a los que se comercializaron erróneamente estos títulos recuperen su dinero.

El presidente de Unicaja, Braulio Medel. (EFE)
El presidente de Unicaja, Braulio Medel. (EFE)
El coste para el FROB se ve minorado porque no devolverá toda la inversión en efectivo, sino que se restará el valor de los títulos de Unicaja por los que se canjean las preferentes (recuerden que hay que acudir a este canje para tener derecho al arbitraje). En una serie de ejemplos publicada ayer por el FROB, se estima que para una inversión de 10.000 euros, el valor de los bonos que recibirá de Unicaja será de 3.786 en el caso de las preferentes (se trata de un valor teórico que puede bajar con la cotización de estos títulos en mercado). Adicionalmente, hay que restar la diferencia entre los intereses cobrados y los que habría percibido si ese dinero hubiera estado en un depósito.

En todo caso, será el FROB el que asuma íntegramente el coste del arbitraje ya que Unicaja no ha querido hacerse cargo de esta operación, como tampoco del ERE de 1.230 empleados en Ceiss (asumido igualmente por el fondo público) y del llamado 'riesgo Sareb' (posibles diferencias de valoración de los activos traspasados en contra de Ceiss) entre 40 y 240 millones (por debajo y por encima de esas cantidades sí lo paga Medel). Sin olvidar los 525 millones inyectados por el FROB 1 para hacer viable teóricamente la fusión de Caja España y Caja Duero en Ceiss, que se dan por perdidos, y los 604 inyectados por el MEDE, con los que probablemente sucederá lo mismo.

Un arbitraje que no es un arbitraje

En realidad, no se trata de un arbitraje puesto que no hay ningún árbitro, sino que será directamente PwC quien resuelva cada caso individual (en realidad en Bankia, NCG y Catalunya Banc es lo mismo, puesto que el arbitraje es un mero formalismo que sanciona la decisión del experto independiente), de ahí que el FROB lo llame "procedimiento de revisión de la comercialización". Pero, por lo demás, es similar a los procesos realizados en las entidades nacionalizadas, puesto que será más rápido que acudir a la vía judicial y gratuito, sin necesidad de contratar abogado ni procurador.

El plazo para acudir a este arbitraje se prolongará hasta el 4 de enero de 2014, 15 días después del fin del plazo de aceptación de la oferta de Unicaja, que concluye el 20 de diciembre. Para apuntarse hay que acudir a las oficinas de Ceiss.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios