BUSCA 16.000 M2 PARA SU NUEVA SEDE

El dilema inmobiliario de EY

La firma de consultoría EY lleva meses deshojando la margarita sobre cuál será el nuevo emplazamiento de su sede corporativa en la capital de España

Foto: El dilema inmobiliario de EY

Es la mudanza más esperada. La firma de consultoría EY (antigua Ernst & Young) lleva meses deshojando la margarita sobre cuál será el nuevo emplazamiento de su sede corporativa en Madrid. El mandato para localizar 16.000 m2 dentro de la zona más ejecutiva de la capital, el eje del Paseo de la Castellana, ha suscitado la atención de los principales propietarios de inmuebles. El presidente para nuestro país de la multinacional, José Miguel Andrés, quiere culminar este cambio antes de ceder el testigo de poder el próximo verano.

Las cartas sobre la mesa corresponden a tres inmuebles singulares, uno de los requisitos que reclama EY para hacer de su sede un producto de imagen corporativa, como han hecho otras grandes firmas. En su caso, las opciones pasan por tres torres jalonadas a lo largo del tramo norte madrileño: Titania, Foster y Azca. A todas ellas se suma, además, un edificio en el Campo de las Nacionales (la sede que ahora deja Cepsa) y la opción de renegociar las condiciones de Torre Picasso, su actual emplazamiento.

Según la consultora inmobiliaria DTZ, la contratación de espacio de oficinas en Madrid continúa siendo débil, como demuestra el hecho de que durante el tercer trimestre se contratara un 39% menos respecto al mismo trimestre de 2012. “Aunque las sensaciones en el mercado están mejorando (no hay dudas de que las previsiones a medio y largo plazo parecen más competitivas), los ocupantes que quieran aprovecharse de los bajos precios y de las condiciones favorables tienen todavía un poco de tiempo”.

Esta última ronda de grandes mudanzas es la que quiere aprovechar EY. Según la opinión de la firma DTZ, “los ocupantes están trasladándose no sólo para aprovecharse de los bajos precios, sino también para ocupar espacios en edificios de más calidad o en zonas mejores (Paseo de la Castellana), impulsando la contratación hacia zonas más céntricas o bien consolidadas, dejando las más periféricas, viejas o generalmente menos atractivas con todavía menos demanda, en un mercado que ya es lento”.

Además del factor precio, las tres candidatas encierran algún tipo de hándicap. Nueva y sin estrenar, la Torre Titania, propiedad de El Corte Inglés, se erige sobre los restos de la antigua Torre Windsor, la sede histórica de su competidor Deloitte que ardió en el aparatoso incendio de comienzos de 2005. A pocos metros, la Torre Azca es otra alternativa, ya que BBVA (actual inquilino) pretende trasladarse a su nueva sede de Las Tablas en breve, pero tiene los derechos para mantener su nombre durante los próximos 20 años.

Torre Picasso (http://commons.wikimedia.org/)
Torre Picasso (http://commons.wikimedia.org/)
Estos problemas para asociar la imagen de EY al futuro edificio corporativo podrían evitarse en la Torre Foster, donde acaba de mudarse la petrolera Cepsa. Sin embargo, su desplazamiento en el extremo norte de la capital tampoco ofrece las rebajas en precio que puede obtener si se produce una buena renegociación del alquiler. En caso de atender a los datos que maneja Mutua Madrileña, uno de los principales caseros de la zona prime madrileña, ya es imposible encontrar algo top inferior a 20 euros/m2.

Hasta la fecha, EY ocupa una buena parte de Torre Picasso, el inmueble que manda sobre la zona de oficinas del complejo de Azca (entre Nuevos Ministerios y el Santiago Bernabéu). La consultora llegó al inmueble cuando era propiedad de la constructora FCC, aunque ahora su propietario, y por tanto casero, es Pontegadea, la inmobiliaria patrimonialista de Amancio Ortega, que desembolsó 400 millones de euros a finales de 2011 para quedarse con una de las joyas del Paseo de la Castellana.

La bajada de precios en el mercado de oficinas ha propiciado importantes traslados en lo que va de crisis. El más reciente de este año ha sido precisamente el de Cepsa, que acaba de cerrar la contratación de media Torre Foster, uno de los rascacielos del skyline madrileño que debería haber sido sede de Bankia. Precisamente, otra de las originales torres de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, en este caso la levantada por Sacyr, fue ocupada a comienzos de 2011 por PwC, que alquiló los 21.000 m2 que estaban libres.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios