LEVANTADO EN EL LUGAR DEL WINDSOR

El Corte Inglés busca comprador para su rascacielos de Nuevos Ministerios

El Corte Inglés está decidido a mover su patrimonio inmobiliario. Al menos una pequeña parte, aunque bastante singular y representativa. Según fuentes del mercado, el gigante

Foto: El Corte Inglés busca comprador para su rascacielos de Nuevos Ministerios
El Corte Inglés busca comprador para su rascacielos de Nuevos Ministerios

El Corte Inglés está decidido a mover su patrimonio inmobiliario. Al menos una pequeña parte, aunque bastante singular y representativa. Según fuentes del mercado, el gigante de la distribución busca comprador para la Torre Titania, el rascacielos de 22 plantas y más de 100 metros de altura que levantó en el complejo comercial de Azca/Nuevos Ministerios, sobre el antiguo solar que correspondía a la antes famosa Torre Windsor, destruida en un misterioso incendio en febrero de 2005.

Aunque todavía quedan por realizar algunas obras para completar su construcción, El Corte Inglés parece por fin decidido a vender su rascacielos, después de haber sondeado antes en varias ocasiones la posible operación. Para ello, como en otros aspectos, la firma de distribución presidida por Isidoro Álvarez delegará la gestión del proceso en un hombre de la casa, Carlos Muñoz Gordovil, ejecutivo de la vieja guardia y máximo responsable del área de real estate de la compañía.

A pesar del potencial atractivo del inmueble, existen varios aspectos que presionan sobre el precio a la baja. El primero y fundamental es que El Corte Inglés es el propietario de las siete primeras plantas y de una parte del parking, de manera que el futuro comprador sería propietario en realidad de dos partes del rascacielos, las dedicadas a oficina. La cadena de distribución se distingue por tener en propiedad todos los grandes inmuebles que utiliza como sede de sus centros comerciales.

Como explican fuentes oficiales, El Corte Inglés no pretende ejercer de inmobiliaria, por lo que desde un principio se ha contemplado la venta del rascacielos que no fuera destinado a uso comercial en lugar de gestionar su alquiler, aunque la actual coyuntura de mercado no sea la más favorable en este momento. En este caso, ese segundo cuerpo del edificio concebido para oficinas cuenta con un total de 14.430 metros cuadrados de superficie computable, repartidos entre las plantas 9-21.

Otro aspecto negativo puede ser el precio que El Corte Inglés pagó por Asón Inmobiliaria, la compañía de la familia Reyzábal que era propietaria de la Torre Windsor (y del 20% de Torre Picasso). Al remitirse a precios de 2006, con el mercado inmobiliario aún en plena burbuja, el equipo de Isidoro Álvarez tiene un punto de partida alto para tratar de repercutir el coste de adquisición del solar, por el que se dice que llegó a pagar cerca de 500 millones de euros, en el precio final de la transacción.

La salida de Torre Titania coincide en el tiempo con la venta de otros activos singulares. Hablamos de una de las dos torres de Puerta Europa (Torres KIO), con la que Bankia ha decidido hacer caja ante el inminente mudanza a su nueva sede corporativa, uno de los cuatro rascacielos que se levantan en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid. Otros inmuebles que completan el mercado de ofertas son los que Cataluña y Andalucía pretenden colocar en régimen de sale & leaseback.

Los inversores interesados en la moderna torre de El Corte Inglés debe medir además la garantía de los inquilinos. En el antiguo Windsor, el inquilino que ocupaba la mayoría de las plantas era la auditora Deloitte, un perfil de cliente que el comprador tiene que resolver, pues además de no estar concluido el rascacielos tampoco tiene un usuario comprometido para su ocupación, lo que complica la operación a la hora de determinar un posible precio en base a las rentas del alquiler.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios