Soria pide a YPF que compense a Repsol y evite propuestas que 'no son de recibo'
  1. Empresas
el ministro se reunió con el presidente de ypf

Soria pide a YPF que compense a Repsol y evite propuestas que 'no son de recibo'

El ministro de Industria, José Manuel Soria, dejó claro a Miguel Galuccio que el interlocutor para un acuerdo con YPF es el presidente de Repsol, Antonio Brufau

Foto: El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (EFE)
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (EFE)

El ministro de Industria,José Manuel Soria, atendió por cortesía institucional la petición del presidente de YPF,Miguel Galuccio, durante el viaje relámpago a España que éste efectuó el pasado miércoles. Ambos se entrevistaron en una reunión que se concertó en secreto a última hora del martes y que se celebró en un hotel de la capital, fuera de las dependencias ministeriales, con el fin de alejar el encuentro de cualquier carácter oficial.

El responsable de la política energética española aprovechó la petición de YPF para dejar claro al primerejecutivo de la petrolera argentinala importancia de encontrar una soluciónrápidaque cierre definitivamente la crisis institucional con Repsol. Partiendo de esta voluntad de acuerdo, en la que también está empeñado Miguel Galuccio,el ministro deIndustria defendió como premisa esencial la estrategia de Antonio Brufauen su papel de primer interlocutor válido para cualquier discusión con los representantes del Gobierno que presideCristina Fernández de Kirchner.

Repsol ha movido ficha durante las últimas semanas para demostrar a YPF eltalante negociador de la petrolera españolay romper la tendencia de las últimas propuestas forzadas por Argentina a partir deintermediarios ocasionalesque no han hecho más que enturbiar las relaciones directas entre las dos compañías petroleras. Es el caso de la propuesta formulada por la compañía mexicana Pemex el pasado mes de junio que fue rechazada de manera unánime por el consejo de administración de Repsol.

El presidente de YPF, Miguel Galuccio (EFE)Se da la circunstancia de que la propia Pemex forma parte del órgano de gobierno de la petrolera española pero a la hora de la verdad ni el propio representante mexicano se sintió capacitado para avalar su planteamiento ante el resto de administradores presididos por Brufau. La razón de fondo no era otra que la debilidad deuna propuesta diseñada a instancias de la Casa Rosaday que el propio ministro de Industria no ha tenido inconveniente en descalificar ante el propio presidente de YPF.

El acuerdo con Chevron y la oferta a Repsol

La denominada oferta de Pemex ha quedado en evidencia de manera rotunda con el acuerdo posterior alcanzado entre YPF y Chevronpara la explotación del gran yacimiento de Vaca Muerta. De partida, la valoración por acre adjudicada en la transacción con la multinacional estadounidense era de10.000 euros frente a los 43.000 fijadosen el caso de Repsol. En consecuencia, Chevron ha recibido activos cuatro veces mayores que los ofrecidos a la petrolera española.

La calidad de los activos es también muy superior en el proyecto con Chevron, que obtiene60 pozos productivos frente a los cuatroincluidos en el plan con Repsol. La petrolera norteamericana se queda además con el 50% de los activos sujetos al acuerdo pero no tiene que participar accionariamente en ninguna sociedad conjunta como ocurría con la empresa española. Cabe recordar que Repsol sólo iba a disponer de un 47% del capital en la joint venture con YPF, que actuaba como socio mayoritario con el 51%, quedando el 2% restante en manos de Pemex.

Miguel Galuccio con el consejero delegado de Chevron, John S. Watson (Reuters)El tratamiento que se pretendía dispensar a Repsol no tiene nada que ver con el otorgado a Chevron, que ha recibido ademásexenciones fiscales y garantías de repatriación de beneficios. Bajo estas condiciones la tentación de aceptar la sugerencia de Pemex podría haber supuesto un grave perjuicio comparativo para la compañía que preside Brufau, con el lógico conflicto de interés societario y la más que posible demanda por responsabilidad social a cargo de accionistas institucionales o minoritarios.

El ministro Soria le ha hecho ver a Galuccio la inconveniencia de abriresquemas de negociación que ‘no son de recibo’ para España. Hasta ahora todos los intentos de oferta han tenido el denominador común de incluir a Repsol como socio consorte de YPF en proyectos petrolíferos dentro de Vaca Muerta, que fue precisamente el motivo principal de la expropiación decretada en abril de 2012. El objetivo de la petrolera española, con el respaldo del Gobierno deMariano Rajoy, es mucho más sencillo y consiste enasegurar una compensación económicaque se ajuste al valor de los bienes requisados con el fin de evitar un expolio en toda regla.

El mensaje de Soria a Galuccio se resume dentro de este marco de actuación que puede definirse enuna indemnización del orden de los 5.000 millones de dólaresfrente a los 1.500 millones que ofrece Argentina. Estos son los márgenes que delimitan el desarrollo de unas negociaciones que ambas partes quieren cerrar antes de finales de año.

Repsol YPF Chevron Pemex José Manuel Soria Miguel Galuccio Expropiación
El redactor recomienda