DECLARA BIEN DE INTERÉS PÚBLICO LA PRODUCCIÓN DE HIDROCARBUROS

Kirchner expropia el 51% de YPF

Habemus expropiación. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández Kirchner, acaba de anunciar este lunes desde Buenos Aires, a través de una intervención por la cadena nacional

Foto: Kirchner expropia el 51% de YPF
Kirchner expropia el 51% de YPF

Habemus expropiación. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández Kirchner, acaba de anunciar este lunes desde Buenos Aires, a través de una intervención por la cadena nacional de radio, el envío de un proyecto de ley al Congreso para proceder a la expropiación del 51% de la petrolera YPF, controlada por Repsol y de la que a partir del cambio legislativo "el 51% será propiedad del Estado nacional y, de ese procentaje, el 49% se distribuirá" entre las provincias petroleras, según recogen como última hora los medios argentinos. La parte expropiada corresponde íntegramente a la petrolera presidida por Brufau.

El pasado jueves, el grupo parlamentario del Frente para la Victoria que lidera la presidenta Cristina Fernández Kirchner tuvo acceso ya al borrador de proyecto de ley por el que se declararía de interés público hasta el 50,01% de las acciones clase D de la petrolera. A partir de este paso, se debe ponerse en marcha el proceso por el que el Tribunal de Tasaciones deberá establecer el precio a pagar por esa participación.

Este plan trascendió el pasado jueves antes de que se formalice su entrada en la mesa del Congreso, justo la misma jornada en que tuvo lugar el encuentro entre el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el presidente de Repsol, Antonio Brufau, que viajó el pasado lunes hasta Argentina para tratar de negociar in extremis una solución que evitará la expropiación de la filial, de la que controla un 57%.

 

En el texto del reglamento, por el que se declara "de utilidad pública y sujeto a expropiación" el 51% del capital de YPF, el título tres alude a la "recuperación del control de YPF" y a la "expropiación" de la empresa, participada en la actualidad en un 57% por Repsol. "A efectos de garantizar el cumplimiento de la presente, declárese de utilidad pública y sujeto a expropiación el 51% del patrimonio de YPF", según se publicó la semana pasada.

Una vez asumido el control de la empresa por parte del Estado, la transferencia de las acciones solo podrá realizarse mediante la "autorización honorable" del Congreso de la Nación, indica la norma. El día en que se apruebe la nacionalización, la Comisión Nacional de Valores (CNV) argentina convocará una junta general de accionistas en la que se producirá la destitución de los actuales directivos de la empresa.

Adiós a Repsol y a Eskenazi

Como estaba previsto, para tomar el control de la petrolera YPF, el Gobierno va a enviar al Congreso el proyecto de ley por el que se declare "de utilidad pública y sujeto a expropiación" el 51% de las acciones, hoy en manos de la española Repsol con un 57% y, en menor medida, de sus socios argentinos del Grupo Petersen, perteneciente a la familia Eskenazi, propietarios de un 25%, mientras que un 17% cotiza y un 0,02% marginal está ya en poder del estado argentino.

Según el borrador del texto legal que circuló la semana pasada, la expropiación estará regida por la Ley 21.499 de Expropiaciones, por la que el Ejecutivo “actuará como expropiante, quedando facultado para transferir la titularidad de las acciones una vez expropiadas a cualquier organismo o empresa pública del estado nacional” y que ni esa transmisión de acciones ni ninguna otra que realice el Estado “estarán sujetas al artículo 7 del estatuto social de YPF”.

Con esta argumentación, Argentina evitaría la obligatoriedad de lanzar un OPA por el total de YPF, según recoge el artículo 7 del estatuto de la petrolera. Según esta cláusula, si una empresa o varias adquieren el 15% de la petrolera existe la obligación de lanzar una OPA por el 100%, una condición que en el derecho anglosajón se conoce como poison pill.

Como también se había especulado, además de la remoción total de la actual dirección de YPF, se establecerá la entrada de las provincias petroleras (OFEPHI) para el reparto del 49% restante del capital y del consejo de administración. Sigue abierta la posibilidad de que puedan participar empresas privadas, en caso de que acepten las políticas de inversión marcadas, como llegó a contemplar Repsol al rescatar la opción de las chinas CNOOC y Sinopec como posibles socios.
Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
263 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios