TAL Y COMO HABÍA ADELANTADO 'EL CONFIDENCIAL'

Cepsa alquila la millonaria Torre Bankia con una opción de compra

Es uno de los campanazos inmobiliarios del año. Bankia ha optado por alquilar a la petrolera Cepsa durante al menos quince años la torre Foster

Foto: Cepsa alquila la millonaria Torre Bankia con una opción de compra

Es uno de los campanazos inmobiliarios del año. Bankia ha optado por alquilar a la petrolera Cepsa durante al menos quince años la torre diseñada por el arquitecto británico Norman Foster en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid y que en su momento adquirió Caja Madrid con la idea de que se convirtiera en su sede, según adelantó El Confidencial el pasado 27 septiembre. 

Según informa la entidad financiera en un comunicado difundido hoy, el acuerdo de alquiler, que incluye una opción a compra en 2016, se ha cerrado con un grupo de inversión luxemburgués que destinará el edificio a ser la nueva sede corporativa de Cepsa.

La operación de la Torre Foster, en la que participa como intermediario la consultora Aguirre Newman, se ha cruzado en el camino de Cepsa de manera casual. En principio, la petrolera tenía previsto trasladarse a las antiguas instalaciones de Repsol, al final del Paseo de la Castellana. Sin embargo, la proximidad de este complejo de edificios con el rascacielos de Bankia, separados por esta arteria urbana, dio pie al actual proceso de negociación que ha culminado en alquiler con derecho a compra.

Bankia decidió poner fin a su relación maldita con la Torre Foster el pasado mes de febrero. La entidad presidida por Ignacio Goirigolzarri puso entonces en marcha un 'concurso de ideas' para deshacerse del más cotizado de sus activos inmobiliarios y a la vez el más ruinoso, dado que el precio que pueda obtener dista mucho de los 815 millones que pagó Caja Madrid para hacerse con una de las antiguas cuatro torres del Real Madrid, en este caso la correspondiente a Repsol, que vendió el edificio a finales de julio de 2007, justo antes de que la burbuja inmobiliaria estallara.

Durante estos meses, Bankia ha recibido periódicamente a los principales intermediarios del mercado inmobiliario para escuchar propuestas sobre cómo maximizar la Torre Foster. Formalmente, el proceso ha sido una toma de contacto para medir el feeling de los inversores más que un proceso formal de venta. De hecho, la entidad ha optado al final por comercializar el activo, convencido de que el rascacielos tendrá más valor a la hora de una posible venta con un inquilino que garantice un flujo de rentas, hecho que al mismo tiempo le permite esperar que el mercado se recupere en precios.

El nuevo inquilino ocupará la práctica totalidad del inmueble, aunque subarrendará a Bankia cinco de las 34 plantas del edificio, puesto que la entidad tiene desde hace años algunos empleados trabajando en la torre.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios