LA EMPRESA ASEGURA QUE ES "TEMPORAL"

Polaris World cierra su ‘joya de la corona’: el Intercontinental que vio tocar a Allen

La joya de la corona del imperio Polaris World, que en su día construyó decenas de miles de apartamentos con campo de golf adosado en Murcia, ha cerrado

Foto: InterContinental La Torre Golf Resort Murcia
InterContinental La Torre Golf Resort Murcia

La joya de la corona del imperio Polaris World, que en su día construyó decenas de miles de apartamentos con campo de golf 'adosado' en Murcia, ha cerrado. Desde principios de mes, un contestador automático del Hotel Intercontinental La Torre Golf Resort, junto al Mar Menor, informa de que está cerrado hasta nueva orden y no ofrece fecha de cuándo volverá abrir.

Cae así casi la última torre, nunca mejor dicho, del entramado urbanístico de la burbuja inmobiliaria mediterránea, aquella donde Woody Allen vino a tocar el clarinete con su banda en la Nochevieja de 2008 al módico precio de 500 euros por persona.

Con el estallido de la crisis del ladrillo, el grupo Polaris World, compuesto por varias decenas de empresas relacionadas con la construcción y el mantenimiento cuyo principal accionista actual es Pedro García Meroño, evitó in extremis el concurso de acreedores en abril de 2010. Meroño vive actualmente en Miami (EEUU), dedicado a otros negocios, y el director del grupo sigue siendo José Luis Hernández de Arce.

El grupo dio activos inmobiliarios a los bancos acreedores (Bancaja, CAM, Popular y Caja Murcia, principalmente) para solventar la deuda de alrededor de 100 millones de euros que tenían las sociedades El Valle Golf Resort, Polaris World Sports Centre, Polaris Desarrollo, Hacienda Riquelme, Polaris World Development, Polaris World Alquiler de Maquinaria Industrial, Polaris World Hormigones, Polaris World Real Estate, Hacienda Verde, Nicklaus Golf Trail, Mar Menor Golf Hotel, La Torre Polaris Hotel, Centro Comercial El Oasis de Alhama, Oasis Polaris Ciudad, y Alhama Golf Resort.

La operación costó a Bancaja, CAM y Popular, principales acreedores, un total de unos 1.170 millones de euros en activos que tuvieron que asumir por impago de créditos del grupo Polaris, según un informe del Banco de España de febrero de 2012.

Fuentes del grupo dijeron esta semana que el Hotel Intercontinental La Torre Golf Resort, en la pedanía de Roldán (Torre Pacheco, Murcia), estaba gestionado por Polaris desde hace unos tres años, por lo que el cierre afecta exclusivamente al grupo.

Para la puesta de largo del hotel, Polaris llevó hasta Murcia a Woody Allen y su banda de jazz para amenizar la Nochevieja de 2008, acto al que asistió la 'crème de la crème' de la sociedad murciana y valenciana, incluyendo consejeros del Gobierno de Ramón Luis Valcárcel y empresarios y profesionales de todo tipo y pelaje que pagaron 500 euros por persona por oír al cineasta, además de disfrutar del cotillón, fiesta y estancia de una noche.

Las fuentes no supieron precisar cuál ha sido el destino de las varias decenas de empleados del hotel, aunque insistieron en que, a pesar de que el contestador telefónico no da fecha, se trata de un cierre “temporal” debido a que en el otoño la actividad turística baja, a la espera de que esta remonte con la llegada del turismo de golf que se produce estacionalmente a partir de noviembre o diciembre. “Es lo mismo que hacen [en esta época] los hoteles de La Manga del Mar Menor y luego vuelven a abrir”, apostillaron. También señalaron la posible llegada de otro inversor para hacerse cargo del negocio.

Desde aquella fiesta de Nochevieja de 2008, el grupo ha visto cómo su negocio de venta de apartamentos en resorts con campo de golf ha ido disminuyendo progresivamente, viéndose obligado a sucesivas bajadas de precios de los mismos muy por debajo de los 119.000 euros que era el precio estándar hace tres años.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios