Popular evita el impago de San José, que acumula una deuda de 2.000 millones
  1. Empresas
le exime de pagar el plazo de un sindicado

Popular evita el impago de San José, que acumula una deuda de 2.000 millones

La banca sigue haciendo favores a las empresas constructoras e inmobiliarias para evitar injerir una dosis de morosidad que ponga en riesgo su balance.

placeholder Foto: El presidente del Banco Popular, Ángel Ron (EFE)
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron (EFE)

La banca sigue portándose bien conlas empresas constructoras e inmobiliarias para evitar que lamorosidad ponga en riesgo su balance. Así ha actuado Banco Popular, que ha perdonado a Grupo San José el pago obligatorio de una deuda ya refinanciada en 2009 que amenazaba con llevar a la compañía inmobiliaria y de construcción al impago o default.

Según fuentes oficiales, el pasado 19 de julio, la empresa dirigida por el empresario Jacinto Rey consiguió que Banco Popular le condonara el pago de 77,5 millones de euros que ya le había vencido en abril. Una condición imprescindible para eludir la calificación de moroso de un crédito sindicado de 1.340 millones que ya había sido renovado hacía cuatro años.

El acuerdo de 2009 permitía a Grupo San José disfrutar de un periodo de carencia de tres años, en los que no tenía que hacer frente al principal: sólo debía abonar los intereses. Pero le obligaba a tener que amortizar el préstamo a partir de este ejercicio, a razón de 77,5 millones en 2013, 81,6 millones en 2014 y 1.181 a partir de 2015. Y a las primeras de cambio, la compañía no ha podidocumplir con sus deberes financieros.

San José, que lleva cinco años en pérdidas, ha logrado que Popular le perdone el pago de este año y se lo demore hasta abril del próximo

San José, que lleva cinco años en pérdidas, ha logrado que Popular le perdone el pago de este año y se lo demore hasta abril del próximo, momento en el que tendrá que desembolsar 159,15 millones. “El grupo ha procedido a novar el vencimiento de la presente deuda sindicada, procediendo a la amortización de un importe de 20 millones de euros, y posponiendo el importe restante de la cuota del ejercicio 2013 conjuntamente con la cuota correspondiente al ejercicio 2014, cumpliendo las obligaciones de amortización del principal existentes para el ejercicio 2013”, asegura.

De esta manera, la empresa acomoda los flujos de efectivo a loscompromisos financieros, “con objeto de iniciar la adecuación de las previsiones de crecimiento y consolidación en las actividades de construcción internacional, inmobiliaria y concesional”. Una labor que le urge a Roberto Rey Perales y a Manuel Merino, nombrados consejero delegado y director financiero, respectivamente, a principios de año tras la dimisión de Miguel Zorita y Santiago Martínez.

Pese a los esfuerzos del grupo, San José cerró los seis primeros meses del año con unas pérdidas atribuidas de 44,7 millones de euros, lo que supone reducir en un 9,5% los 'números rojos' registrados en el mismo período de 2012. El resultado bruto de explotación (ebitda) bajó un 19,8%, hasta 38,25 millones de euros, con lo que el margen pasó del 15,2% al 13,9% por el deterioro delos activos inmobiliarios, que detrajo 58,2 millones de euros en la primera mitad de 2013.

Los ingresos de la compañía constructora, inmobiliaria y de energía se situaron en 275,8 millones de euros entre los pasados meses de enero y junio, lo que se traduce en una disminución del 12% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente. La empresa presidida por Jacinto Rey achacó el descenso de las ventasa la "deteriorada" situación económica de España y a la disminución de la licitación de obra pública, que bajó un 10,6% en el semestre tras haber caído un 45% al cierre de 2012.

La Sareb paga el pato

Unos malos resultados operativos con los que San José pretende convencer a la banca para alargar por tercera vez el vencimiento de su deuda, que alcanza los 1.900 millones de euros. De esta cantidad, 165 millones corren ya a cargo de los ciudadanos porque varios bancos han entregado a la Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) sus posiciones deudoras con el grupo gallego.

Todo un calvario que comenzó en 2006 cuando Rey se empeñó en comprar Parquesol, una inmobiliaria vallisoletana sobre la que había muchas dudas sobre su valoración, por 917 millones. Hoy, San José apenas capitaliza 94. La pillada de Popular y el resto de bancos del préstamo sindicado es monumental, ya que el banco, además de refinanciarle, le dio líneas de confirming, descuento comercial, liquidez y avales para obras por otros 1.100 millones.

Por otra parte, Josep Piqué, ex ministro de Industria, ha dimitido como consejero de Grupo San José Por "circunstancias personales". Su salida coinicide con su posible nombramiento como consejero delegado de OHL, designación que ha quedado en el aire por los problemas médicos que sufrió ayer el que fuera presidente de Vueling hasta mediados de agosto.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Deuda Parquesol Construcción Sareb Noticias del Banco Popular