BARAJAS VERSUS EL PRAT

Dubai (Madrid) y Qatar (Barcelona) eligen España como campo de batalla

Tan parecidas que chocan en todo: Qatar Arways y Emirates. Las dos principales aerolíneas del Golfo Pérsico han escogido España como campo de batalla

Foto: El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell (d), y el consejero delegado de Qatar Airways, Akbar Al Albaker. (EFE)
El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell (d), y el consejero delegado de Qatar Airways, Akbar Al Albaker. (EFE)

Son tan parecidas que chocan en todos los terrenos: Qatar Airways y Emirates. Las dos principales aerolíneas del Golfo Pérsico han escogido España como campo de batalla. Y está luchando en todos los terrenos: en el aire, en los aeropuertos y en los campos de fútbol.

Si Emirates opera desde Barajas, Qatar Airways ha escogido El Prat para su base principal en España. Incluso la semana pasada el director general de Qatar Airways, Akbar Al-Baker, anunció que iba a hacer de Barcelona su hub entre Oriente Medio y América Latina. Si Emirates paga 25 millones durante cinco años al Real Madrid, Qatar Airways firma un contrato con el FC Barcelona que le supondrá al club blaugrana un patrocinio de 100 millones de euros en tres años. Madrid contra Barcelona, merengue contra blaugrana. Las dos aerolíneas compiten en España desde el más absoluto antagonismo en todos los terrenos, incluido el del juego.

Emirates es una empresa cotizada en bolsa y controlada en buena parte por el emirato de Dubai, el más internacionalizado de los emiratos árabes. Con parte de esa internacionalización, en la que se diversificaron los petrodólares obtenidos de los pozos de crudo, se creó Emirates en 1985. La compañía ahora tiene un volumen de negocio anual de 12.700 millones de euros. Y aunque los beneficios bajaron en 2012 por el precio del petróleo, continúan siendo notables: 302 millones de euros.

La información de Qatar Airways es menos pública, porque la compañía no cotiza en bolsa. Es una aerolínea más pequeña, fundada casi diez años después que Emirates, en 1993. Volando a 129 destinos de ocio y negocio, Qatar Airways es una de las líneas aéreas de más rápido crecimiento en el mundo. La compañía del estado de Qatar comenzó a operar en España en diciembre de 2005 y en la actualidad vuela 10 veces por semana a Barcelona y todos los días a Madrid.

Al llegar a España después de Emirates, Qatar Airways ha optado por operar desde Barcelona, en gran medida porque su competidor del Golfo ya se había instalado en Barajas. Pero El Prat está creciendo más. Ya le falta poco para superar a Madrid, en parte por el declive de Iberia, en parte por el tirón turístico de la capital catalana. Si, como marca la tendencia, el aeropuerto catalán acaba superando en número de pasajeros al madrileño, la elección de los cataríes habrá sido la más acertada.

A partir de aquí, la cartas estaban marcadas. Al igual que primero Emirates patrocinó al Real Madrid, estaba claro que los cataríes iban a hacer lo mismo con el rival culé. De esta manera, el pulso pasó del aire, a dos ciudades que tradicionalmente compiten por todo -el último lo ganó Madrid al llevarse Eurovegas- y finalmente al fútbol, donde se polariza el máximo de la rivalidad.

Los refuerzos

La carrera entre Qatar y Dubai no se limita a los cielos. En su particular pugna, ambos emiratos han volcado sus instrumentos inversores en España, al detectar en nuestro país un mundo de oportunidades a precios bajos. Más allá de las líneas áreas de bandera, ambos emiratos han movido ficha en España.

En 2011, Qatar Investment Authority, el principal fondo soberano del emirato, se hacía con el 6,1% de Iberdrola por 2.000 millones. Actualmente ya tiene el 8% de la eléctrica que preside Ignacio Galán.

Si Dubai ha jugado más fuerte, Qatar ha diversificado más sus inversiones y, en general, pasando por Cataluña, en línea con su apuesta por el Barça. En julio del 2011 el fondo catarí Diar compró por 65 millones de euros el puerto deportivo de Tarragona. Y este mismo año este mismo fondo, especializado en operaciones inmobiliarias, pagó 200 millones para hacerse con el Hotel Vela.

Tan lejos, tan cerca

Ambos países son de mayoría suní, como la gran parte de los países del Golfo. Aunque Qatar proyecta una imagen de modernidad hacia el mundo gracias a inversiones como la cadena de televisión Al-Jazzeera, la vida social en Dubai es más tolerante y abierta, según los patrones occidentales. En teoría, en ambos hay libertad religiosa. En la práctica, el Estado interviene en muchas decisiones, la ley islámica es una referencia ineludible y las minorías, incluso las islámicas, como los chiitas, se encuentran en una posición no comparable. Esta situación ha levantado críticas entre la masa social del FC Barcelona y menos en el Real Madrid.

En todo caso, gracias a la Liga, en España ambos emiratos podrán dirimir sus diferencias en los campos de fútbol, compitiendo cara a cara. Igual que hacen sus líneas aéreas.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios