O’Leary (Ryanair): “Los vuelos para acudir a funerales son los más rentables”
  1. Empresas
DUPLICÓ EL PRECIO TRAS EL ACCIDENTE

O’Leary (Ryanair): “Los vuelos para acudir a funerales son los más rentables”

El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary,  lo tiene claro: “Los mayores beneficios se obtienen de amigos y familiares que acuden a un funeral

placeholder Foto: El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary (Efe)
El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary (Efe)

El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, lo tiene claro: “Los mayores beneficios se obtienen de amigos y familiares que acuden al funeral de un fallecido. Reservan tarde porque no tienen la fecha con antelación y pagan el precio que sea porque deben hacer el viaje”. Estas declaraciones son de 2008, pero teniendo en cuenta cómo ha actuado la aerolínea irlandesa tras el accidente de tren en Galicia, son aplicables a julio de 2013. Los clientes han denunciado que la compañía duplicó el precio de los billetes poco después del accidente para sacar beneficio de la tragedia, pero la empresa no presta atención a este tipo de protestas, son un daño colateral.

La aerolínea irlandesa se está ganando a pulso una mala imagen en España y subir los precios antes de que los familiares de las víctimas tuvieran ni tiempo para reaccionar contribuye a ello. La polémica es su estrategia y pese a todas las críticas que recibesigue llenando aviones: en su caso lo que importa es el precio y parece que se cumple el lema de que lo importante es que hablen de uno, aunque sea mal.

"Ryanair es una empresa totalmente orientada al precio y en su caso la única estrategia válida es conseguir la rentabilidad, no es tanto que busquen una imagen negativa, es que este tipo de percepción por parte del público se acepta como un daño colateral que no tiene un impacto importante en las ventas. La marca tiene un posicionamiento muy apalancado en la relación calidad-precio", explica Gildo Seisdedos, profesor del IE Business School.

Acusa a Rumbo

La aerolínea niega que, como han denunciado algunos clientes, hayan subido los precios para aprovecharse de la necesidad de los familiares de las víctimas y en un comunicado culpa a la agencia de viajes Rumbo de este incremento. La empresa dirigida por O’Leary asegura que “es falso” que subieran los billetes y denunciaba que Rumbo “vende de manera inapropiada los vuelos de Ryanair e infla los precios”.

Sin embargo, la agencia desmiente tajantemente esta acusación y asegura que son “meros intermediarios”. Y añade: “No es verdad que Rumbo no ponga en contacto a sus clientes con las aerolíneas. De hecho, la razón por la cual Ryanair no tiene constancia de la reserva que ha provocado la reclamación (tal y como menciona la aerolínea en su comunicado) es porque los clientes no quisieron confirmarladebido al incremento de precio del billete, hecho completamente ajeno a Rumbo”.

La polémica está, nuevamente, servida. Es la marca de la casa. Los desencuentros de la irlandesa con Rumbo no son nuevos y ya se han enfrentado en varias ocasiones en los tribunales. Y no es la única agencia con la que tiene problemas, afirman fuentes del sector.

Marketing polémico y rentable

La estrategia de marketing de Ryanair le da resultados aunque parezca contraria a la lógica y a las buenas prácticas que ahora venden todas las empresas. La aerolínea de bajo coste transportó en julio 8,84 millones de pasajeros, 120.000 más que un año antes, lo que supone un crecimiento interanual del 1%, según los datos publicados este jueves. La compañía ha logrado así superar los 80 millones de pasajeros anuales, que contrastan con los 44 clientes de la británica Easyjet, competidora directa.

En el primer trimestre de 2013 los ingresos totales de la compañía fueron de 4.884 millones de euros, frente a los 4.390 del mismo periodo de 2012. La empresa busca de forma constante nuevas formas para ganar dinero y esta misma semana O’Leary ha admitido que parece “inevitable” cobrar por el equipaje de mano en algún momento del futuro, aunque a corto plazo no tiene previsto implementar la noticia. El problema de la medida sería el retraso que provocaría en el embarque, ha señalado. Estas declaraciones llegan después de que la aerolínea subiera al inicio del verano el precio de facturar equipaje hasta 20 euros por maleta. De nuevo el oportunismo: “Es cuando la gente lleva más equipaje y nosotros no queremos las maletas, seguiremos aumentando el precio de transportarlas hasta que la gente deje de usarlas”.

Ryanair Precios Aerolíneas Marketing Galicia
El redactor recomienda