Es noticia
Menú
Cortefiel cambia de manos. La firma de ‘private equity’ CVC adquiere un histórico del textil propiedad de la familia Hinojosa. El relevo generacional podía inte
  1. Empresas

Cortefiel cambia de manos. La firma de ‘private equity’ CVC adquiere un histórico del textil propiedad de la familia Hinojosa. El relevo generacional podía inte

Un clásico del mercado del textil cambió ayer de propietarios. Cortefiel, la compañía controlada por la familia Hinojosa y García Quirós, con un 55,7% del capital,

Un clásico del mercado del textil cambió ayer de propietarios. Cortefiel, la compañía controlada por la familia Hinojosa y García Quirós, con un 55,7% del capital, anunció ayer un acuerdo de venta con la firma de private equity londinense CVC, que ha lanzado una OPA por la totalidad de los títulos a un precio de 17,90 euros por acción, con lo que el importe global de la operación asciende a 1.400 millones de euros.

El presidente de Cortefiel, Gonzalo Hinojosa, reconoció ayer su satisfacción a El Confidencial. “Estoy contento, porque es un poco el broche a mi carrera. Ha sido una decisión muy dura, para la que he contado con el apoyo de mi familia. Pero lo más importante es que creo que quedo bien con los empleados, porque los he dejado protegidos, y que el precio es bueno, porque se paga mejor que cualquier otra transacción que se haya hecho en relación con el ebitda”.

La decisión final de Hinojosa está motivada por la fractura que podría suponer el relevo generacional en una compañía en la que participan varias familias. “La relación familia-negocio durante estos años ha sido ejemplar –afirma-, aunque mi mayor preocupación ha sido separar estos ámbitos. Teniendo en cuenta que somos 30 propietarios y que había que dar paso a la siguiente generación, se trataba de proteger al negocio de la familia y, lo que es más importante, a la familia del negocio”.

El camino estaba ya hecho. Y la solución a este conflicto prácticamente descontada por el mercado. El valor de Cortefiel ha subido en bolsa alrededor del 450% desde octubre de 2002. Una carrera vertiginosa, pero no excesivamente llamativa, al no cotizar en el Ibex. Ayer, a las puertas del anuncio, marcó nuevo máximo histórico, por encima de los 15 euros. Desde mediados de abril había tenido un rally similar al de su competidor Adolfo Domínguez, que tiene una revalorización del 180% desde la misma fecha.

Con la casa recogida, Hinojosa ha decidido dejar la compañía en manos de los gestores. “La familia siempre se ha dedicado a controlar el negocio, no a gestionarlo. Yo siempre he tenido la preocupación de crear un buen equipo de dirección y creo haberlo conseguido”. A partir de ahora, el futuro de Cortefiel correrá a cargo de los seis o siete máximos ejecutivos, apoyados financieramente por CVC. La clásica operación de management buy out.

“Creo que hacemos una operación buena técnicamente”, remarcó Hinojosa al ser preguntado por la letra pequeña de la operación. “Dudamos de que pueda haber una oferta competitiva por encima de los precios que se han establecido. Es difícil, lo cual no quiere decir que con la locura de tiempos que vivimos no pueda presentarse otra oferta competitiva, pero no es lo que más nos preocupa, lo fundamental es que la compañía vaya bien después”.

El adiós a Cortefiel supone también el adiós de Gonzalo Hinojosa a la actividad empresarial. “Me he dedicado en cuerpo y alma a esta compañía durante muchos años y ya tengo casi 60 –subraya-. Lo que debo hacer a partir de ahora es ser responsable e invertir bien y conservadoramente la liquidez que pueda tener. Además, estoy en los consejos de Telefónica y Altadis, lo que me mantendrá ocupado en mi jubilación haciendo una actividad de apoyo empresarial”.

Un clásico del mercado del textil cambió ayer de propietarios. Cortefiel, la compañía controlada por la familia Hinojosa y García Quirós, con un 55,7% del capital, anunció ayer un acuerdo de venta con la firma de private equity londinense CVC, que ha lanzado una OPA por la totalidad de los títulos a un precio de 17,90 euros por acción, con lo que el importe global de la operación asciende a 1.400 millones de euros.