acuerdos 'contra natura' en los pueblos

Los pactos locos de alcaldía: PP con ex de Podemos, Vox con ex del PSOE...

Dos municipios madrileños protagonizan extrañas alianzas: El PP dará el ayuntamiento a un partido local en Villanueva de Perales, y Vox, a un excandidato del PSOE en Villanueva del Pardillo

Foto: Imagen: Enrique Villarino.
Imagen: Enrique Villarino.

Este sábado se constituyen los ayuntamientos y las últimas horas están siendo frenéticas para alcanzar pactos de gobierno, sobre todo en aquellos municipios donde no se han alcanzado mayorías absolutas y son necesarias alianzas. En algunas localidades se están fraguando acuerdos extraños, políticamente hablando. Son, por ejemplo, los casos de los pueblos madrileños de Villanueva de Perales (1.600 vecinos) y Villanueva del Pardillo (17.100 habitantes). En el primero, el PSOE volvió a ganar las elecciones, pero el PP ha llegado a un acuerdo con el Grupo de Vecinos Villanueva de Perales (impulsado por Podemos) para que el candidato de esta formación sea el nuevo regidor.

En Villanueva del Pardillo, donde esta pasada legislatura ha gobernado una coalición de Ciudadanos y Vecinos por el Pardillo, Vox se ha aliado con otro grupo independiente (formado por exmiembros del PSOE) para que estos últimos, que han ganado las elecciones, se hagan con el bastón de mando. No es el único pacto que dará que hablar. En Robledo de Chavela (4.200 vecinos) se está a punto de cerrar un acuerdo que por ejemplo no se ha podido dar en la Comunidad de Madrid: Ciudadanos y PSOE gobernarán juntos para que no lo haga el PP.

"Cada pueblo es un mundo, y en las pequeñas localidades, donde priman muchas veces las relaciones personales de los candidatos, se producen a veces extrañas alianzas alejadas de las disciplinas de partido", señala un miembro de la ejecutiva madrileña del PSOE, que se lamenta de lo que va a pasar este sábado en Villanueva de Perales, al oeste de la Comunidad de Madrid, donde casi siempre han gobernado los socialistas. De hecho, el PSOE volvió a ganar las pasadas elecciones del 26 de mayo, obteniendo cuatro ediles. A uno de la mayoría absoluta.

Mayoría que sí suman los tres ediles del Grupo de Vecinos Villanueva de Perales (GvVP) y los dos del PP. "Aunque pueda parecer un pacto extraño, no quedaba otra salida. Había que dar un cambio al pueblo y este era el camino", señala Raquel Molina, la candidata del PP. Ella será vicealcaldesa y el candidato del GvVP, el independiente José Miguel Lloret Herranz, el nuevo regidor. Lloret fue en la anterior legislatura concejal como cabeza de lista de Ganar Villanueva de Perales, impulsado según la publicidad de aquella campaña por el círculo de Podemos del municipio.

Carteles electorales de José Miguel Lloret, con toda seguridad el nuevo alcalde de Villanueva de Perales.
Carteles electorales de José Miguel Lloret, con toda seguridad el nuevo alcalde de Villanueva de Perales.

"En esta agrupación vecinal hay gente de Podemos, del PSOE, del PP...", señala Raquel Molina, que asegura que ya han firmado un texto que recoge los compromisos de ambas partes. "Al formar coalición, seremos equipo de trabajo, respetando ideologías, y las decisiones se tomarán en consenso, la representación será compartida y las actuaciones se valorarán y se publicarán en conjunto en la página municipal". El objetivo es que las decisiones importantes se "sometan a referéndum entre los vecinos de Villanueva. Y los plenos pasarán a ser los sábados y serán grabados, lo que ahora no ocurría".

El PSOE es el gran derrotado. No ha sido una legislatura fácil para los socialistas en Villanueva de Perales. El actual candidato, el que ha ganado, José María Barrado, empezó en 2015 la legislatura como edil socialista, pero en marzo de 2017 renunció el alcalde César Muñoz y por diferencias con su sustituto decidió dejar el grupo socialista. Ahora, en 2019, el partido le repescó para encabezar la nueva lista.

En Villanueva del Pardillo, a 24 kilómetros de Villanueva de Perales, también se producirá este sábado una extraña alianza. Las elecciones las ganó el Partido Local (PL-VP) con seis ediles, pero hacen falta nueve para la mayoría absoluta. Justo los tres ediles que ha obtenido Vox. El candidato del PL-VP, Eduardo Fernández, y la cabeza de cartel de Vox, Valentina del Campillo, firmaron este miércoles un acuerdo para que Fernández se haga con la alcaldía y Vox con la vicealcaldía. Fernández procede del PSOE. En 2011, de hecho, fue el candidato socialista en este municipio. Sonia Cirvian, que ha sido elegida concejala del PL-VP, también fue edil socialista en 2011.

Valentina del Campillo es la candidata de Vox y admite que ha llegado a un preacuerdo con el exsocialista. "Lo lógico hubiera sido pactar con PP y Ciudadanos, pero los tres solo sumábamos siete ediles y hacen falta nueve. Habría hecho falta un pacto a cinco muy complicado y ha sido más fácil pactar con el partido local que ha ganado las elecciones. Nuestros programas son muy similares. Hace falta mejorar el municipio y para nosotros la unidad de España es muy importante y el PL-VP está de acuerdo en hacer juras de bandera civiles en la localidad, como queríamos". Los grandes derrotados son la coalición de Ciudadanos y Vecinos por el Pardillo, que han gobernado esta legislatura.

Rocío Monasterio. (EFE)
Rocío Monasterio. (EFE)

En Robledo de Chavela, en la sierra oeste, también se ha cerrado prácticamente un pacto entre Ciudadanos y PSOE, una alianza que por ejemplo no se ha podido dar en la Comunidad de Madrid. El PP ha ganado las elecciones con cuatro concejales, para la mayoría absoluta son seis. El PP los podría haber sumado con los tres de Ciudadanos, pero hay diferencias insalvables. El nuevo candidato de Ciudadanos, Fernando Casado, ha sido esta legislatura el último alcalde (con un partido independiente) tras firmar un pacto con PSOE y la Agrupación Abierta de Robledo, cercana a Podemos.

Casado procedía del PP y lo primero que hizo nada más llegar a la alcaldía fue auditar la gestión de su predecesor, Mario de la Fuente. Como ha publicado El Confidencial, el juzgado de instrucción número 3 de San Lorenzo de El Escorial investiga si el candidato del PP cometió malversación al tirar de Visa municipal para abonar 42.906 euros en comidas, gasolina y billetes de viaje. También emitió facturas municipales por 43.000 euros en la panadería a nombre de su mujer que hay en el municipio, La Espiga de Oro. La dirección regional de Ciudadanos ya ha dado el visto bueno para que Cs pacte con el PSOE, aunque necesitan el apoyo del único concejal que ha sacado Podemos-IU-Equo. Que en principio apoyará la investidura de Casado pero no entrará en el Gobierno local.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios