varela ya no cuenta con el respaldo de la dirección nacional

El candidato dimitido de Ciudadanos en Dos Hermanas: chantaje, vídeos y cocaína

Manuel Varela, líder de Albert Rivera en Dos Hermanas, denuncia a la cúpula del PP local y a dirigentes socialistas de haberle tendido una trampa y haberlo extorsionado para su retirada

Foto: Manuel Varela, candidato de Ciudadanos en Dos Hermanas.
Manuel Varela, candidato de Ciudadanos en Dos Hermanas.

Es un relato “mafioso y oscuro”. Así comienza Manuel Varela, el cabeza de cartel de Ciudadanos en Dos Hermanas (Sevilla), que presentó su renuncia ante la Junta Electoral la misma mañana del 24 de mayo, su relato sobre lo ocurrido en una de las principales ciudades de Andalucía.

Varela ha registrado una denuncia por un presunto delito de “chantaje con coacciones” que asegura que motivó su sorprendente retirada. Apunta a dirigentes del PP y el PSOE. El motivo, un vídeo que asegura que le grabaron de forma intencionada y con cámara oculta para tenderle “una encerrona” y en el que aparece consumiendo una raya de cocaína. Una dimisión que ahora considera “inválida”, advirtiendo de que ocupará su acta como concejal por Ciudadanos en Dos Hermanas. La dirección del partido de Albert Rivera no ha movido ficha, aunque dan por hecho que ya no forma parte de su candidatura.

Según el relato de Varela, que consta en la denuncia y que él mismo ha hecho público en una comparecencia pública el pasado lunes, ha sido víctima de un chantaje en el que implica a dirigentes del PP y el PSOE de Dos Hermanas, además de al director de un medio de comunicación del municipio. Durante la campaña electoral, Varela asegura que fue advertido de que aparecía en un vídeo que le comprometía a nivel personal y particular. Esas mismas advertencias fueron colgadas en las redes sociales.

RDP Manuel Varela afirma haber recibido extorsiones de PP y PSOE 2

Vídeo: Varela afirma haber recibido extorsiones (Dos Hermanas Info)

 

El sábado 23 de mayo, jornada de reflexión, recibe el aviso de la publicación de este vídeo en el que aparecía consumiendo droga. Hay dos versiones. En una parece su silueta sobre un fondo pixelado. En otra, la escena completa. Varela ve el vídeo y se reconoce en una escena grabada en un despacho “en el último año o en los últimos seis meses”. En la denuncia vincula la escena con “dos concejales salientes del Partido Popular” en el municipio. “Es un sitio totalmente identificable para mí”, asegura Varela, que mantiene que su consumo se limita a “círculos muy cerrados y en sitios muy concretos”.

El candidato de Ciudadanos, que no cuenta ya con el respaldo expreso de la dirección nacional de su partido, asegura que el sábado entre las siete y las once de la noche recibe una serie de indicaciones, en concreto tres mensajes, en los que es advertido de que debe retirar su candidatura o el vídeo saldrá a la luz. “Fue una actitud mafiosa, tipo película”, asegura el denunciante. Los mensajes que recibe son “Retirada de candidato o candidatura, llamaremos en un rato” o “retirada de candidato urgente”, este último ya a las once de la noche. En ese momento, Varela hace pública la renuncia, que formalizará al día siguiente, en su perfil de Twitter y Facebook. La amenaza era, según su versión, “la difusión masiva del vídeo”. Su renuncia, defiende, “a efectos legales y morales no tiene validez”. Se siente víctima de “un chantaje en toda regla para alterar el resultado de las elecciones”.

La historia no termina aquí. Varela tiene un pasado político. Se dio de baja como militante del Partido Popular en 2014, justo antes de fundar Ciudadanos en Dos Hermanas, una ciudad de Sevilla que se encuentra entre las doce más importantes en población de Andalucía (128.794 habitantes) y fortín incontestable del PSOE, en el que el socialista Francisco Toscano acaba de reeditar su novena mayoría absoluta.

Varela fue portavoz adjunto del grupo municipal popular en el ayuntamiento nazareno desde 2007 a 2001 y secretario local desde 2008 a 2010, con el actual presidente del PP en la localidad, Manuel Alcocer, con quienes las relaciones, según ha podido comprobar este periódico, son actualmente muy tensas y complicadas. De hecho, aunque Varela se resiste a hacer públicos los nombres que figuran en la denuncia, Alcocer podría estar entre los señalados, según han confirmado varias fuentes.

Según publicó El Mundo en las semanas previas a la campaña electoral, Varela, como responsable del PP local, se transfirió desde octubre de 2007 a febrero de 2010 un sobresueldo de 400 euros mensuales desde la cuenta del partido. Un total de 12.000 euros que el candidato de Ciudadanos asegura que fue legal, figuró en su declaración de la renta (que no ha hecho pública) y que percibió en concepto de compensación por su dedicación como portavoz adjunto. Así, al menos, lo ha relatado a este periódico. No es esa la versión del PP. Varela ha confirmado también que prepara una demanda “por calumnias” contra Luis Paniagua, presidente de Nuevas Generaciones del PP en Andalucía y número dos en la lista del PP por Dos Hermanas. La dirección del PP asegura que por este desvío de fondos se le abrió un expediente disciplinario en 2011, algo que Varela niega. Desde luego, según la documentación oficial, su baja no se tramitó hasta 2014. No hay ninguna denuncia en su contra por este supuesto desvío de fondos desde su anterior partido.

Fue el sábado 23 de mayo, jornada de reflexión, cuando recibe el aviso de la publicación de este vídeo en el que aparecía consumiendo droga

La denuncia del candidato de Ciudadanos ya ha motivado diligencias previas y actuaciones inmediatas de la policía judicial, según Varela. Desde su entorno aseguran que podría comprometer y mucho a la cúpula del PP en la localidad e incluso salpicar a la dirección de los populares en Sevilla. Desde este partido no quisieron ofrecer ninguna información al respecto y se limitaron a asegurar que el presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, es ajeno a los supuestos tejemanejes en esta localidad.

La guerra sucia en este municipio sevillano es uno de los problemas que se acumulan a Albert Rivera en Andalucía. El dirigente nacional mandó parar y endurecer las condiciones impuestas por su partido para la investidura de Susana Díaz cuando la dirección andaluza, con el aval de responsables nacionales, había ya dado por hecho un acuerdo. Los candidatos de Málaga y Almería han coqueteado públicamente, contraviniendo las indicaciones de su partido, con la posibilidad de aspirar a las alcaldías de estas capitales por un acuerdo con el PP y a pesar de haber obtenido una representación muy inferior a los alcaldes populares. Sobre el caso de Varela, fuentes oficiales de Ciudadanos se limitan a asegurar que su comparecencia el pasado lunes fue “a título personal” y se le pidió expresamente que no figurara ningún símbolo del partido naranja. Se limitan a dar por buena su renuncia.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios