La capital catalana atesora 250 millones de superávit

Barcelona S.A.: Trias contra Colau, una carrera por el control de la Ciudad Condal

Colau supone la ruptura y Trias, la continuidad. Tanto que incluso votantes del PP de toda la vida se están planteando apoyar al candidato de CiU para frenar a Barcelona en Comú

Foto: Los candidatos a la alcadía de Barcelona, entre ellos Xavier Trias (1i) y Ada Colau (2d), participan en el debate organizado por Barcelona Televisió. (EFE)
Los candidatos a la alcadía de Barcelona, entre ellos Xavier Trias (1i) y Ada Colau (2d), participan en el debate organizado por Barcelona Televisió. (EFE)

Las municipales de Barcelona no son sólo unas elecciones, también suponen una fantástica caza del tesoro. Los favoritos son el convergente Xavier Trias y la alternativa Ada Colau. Y el tesoro, el fantástico superávit que acumula la ciudad. Fuentes del consistorio lo cuantifican en 250 millones de euros a cierre de 2014, mucho más que los beneficios de la mayoría de las empresas catalanas. Barcelona SA es el ayuntamiento mejor gestionado de España.

Ada Colau y su coalición de izquierda Barcelona en Comú quieren utilizar estos fondos para una ciudad socialmente más justa. Trias, por su parte, se ha comprometido a promover vivienda protegida, una histórica carencia de este núcleo urbano. Con cerca de 1.200 millones de deuda, el Ayuntamiento de Barcelona dispone de una calificación crediticia que incluso le da margen para endeudarse más. Colau no ha concretado cómo se gastará el dinero, pero todo el programa de la favorita del CIS es bastante inconcreto.

En esencia, Colau supone la ruptura y Trias, la continuidad. Tanto que incluso votantes del PP de toda la vida se están planteando apoyar a Trias para frenar a Barcelona en Comú, por mucho que el principal papel que haya jugado Trias sea el de utilizar la alcaldía para apoyar los planes secesionistas de Artur Mas.

Ada Colau en un acto electoral en Barcelona. (EFE)
Ada Colau en un acto electoral en Barcelona. (EFE)

El superávit del Ayuntamiento de Barcelona se ha disparado en el último año. Según los primeros cálculos, el consistorio catalán habrá acabado 2014 con 250 millones, de euros; casi un 80% más que en el año anterior. El mérito es de Xavier Trias, que privatizó los parkings municipales. Saba le ha abonado a las arcas municipales como primer pago un total de 100 millones de euros que han sido claves en conseguir este fantástico resultado. Pero a Trias no le habrá servido de nada si Ada Colau vence el 24 de mayo. Aquel planificó la operación, pero el cofre del tesoro puede ser para Colau si se cumplen los actuales augurios demoscópicos.

Los buenos resultados económicos del Ayuntamiento de Barcelona no son tema de debate electoral, pero están en el trasfondo de muchas de las cuestiones políticas que han ocurrido en la ciudad. Así, por ejemplo, el anterior alcalde, el socialista Jordi Hereu, siempre se negó a pactar con CiU para que no pudiesen acceder a la siempre bien surtida caja municipal o para evitar que abogasen por endeudar más la ciudad, según explican fuentes del PSC.

Bajo endeudamiento

Barcelona tiene una buena combinación de ratios: elevados excedentes y una deuda baja. El endeudamiento de Barcelona es muy reducido, con sólo 1.200 millones. En comparación, Madrid debe 6.400 millones, Valencia un total de 890 millones y Zaragoza cierra el grupo de cabeza con 748 millones, posiciones financieras mucho peores.

Barcelona S.A.: Trias contra Colau, una carrera por el control de la Ciudad Condal

Así que en la capital catalana se juega el premio gordo de estas municipales: una urbe bien gestionada y con capacidad financiera para hacer cosas. Por ahora, Trias ha utilizado ese margen para dar apoyo financiero a una Generalitat sin un euro en la caja y con los bancos cerrados a cal y canto. Pero eso podría durar poco si Ada Colau acaba tomando la vara de mando del municipio.

Económicamente importante, políticamente vital

Desde un punto de vista político, todo el mundo se juega mucho más que dinero en las municipales barcelonesas. La victoria de Colau resulta clave para la antigua portavoz de la Plataforma de la Hipoteca y su estrenada carrera política. Y además Barcelona en Comú se ha convertido en una especie de franquicia de Podemos. O dicho de otra manera, Ada Colau es el caballo mejor colocado de Pablo Iglesias en estas elecciones locales, con lo que una victoria en Barcelona es lo mejor que le puede pasar a un Podemos que se mostró dubitativo a la hora de apostar por candidaturas municipales.

Artur Mas y Xavier Trias. (EFE)
Artur Mas y Xavier Trias. (EFE)

Pero también lo es para Trias. CiU es la favorita para llevarse de calle las municipales catalanas. Pero perder Barcelona empeñaría esta victoria. Y sería el peor augurio para un Artur Mas abocado el próximo 27 de septiembre a unas autonómicas avanzadas que pintan mal para el independentismo  en general y peor para CiU en particular, según fuentes políticas de la coalición. A causa de lo pesimista de los sondeos, son legión los miembros de la formación que han pedido a Mas que no se precipite con su convocatoria. Por ahora, Artur Mas sigue empecinado en cumplir sus compromisos con ERC. Por eso, el president es quien más necesita que Xavier Trias se imponga, aunque sea por la mínima.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios