Es una función del presidente de mesa

¿Cómo acaban dentro de las urnas los votos emitidos por correo en las elecciones?

El proceso de juntar los votos emitidos por correo con los presenciales empieza a las nueve de la mañana y no acaba hasta que se cierrra el colegio electoral, a las ocho de la tarde

Foto: Recuento de votos en una mesa electoral de Barcelona. (EFE)
Recuento de votos en una mesa electoral de Barcelona. (EFE)

En toda jornada electoral uno de los momentos más esperados es el recuento de votos tras el cierre de los colegios, el cual se comienza a llevar a cabo a las 20:00h o unos minutos más tarde, en el caso de que a la hora de cierre haya ciudadanos dentro del colegio o a las puertas del mismo, esperando para ejercer su derecho a voto. El proceso de comprobar cuántos votos tiene cada lista se lleva a cabo de forma manual y mesa a mesa, en cada uno de los colegios electorales del país. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todas las papeletas provienen de una persona que se ha desplazado al colegio a votar, por lo que se pueden distinguir hasta tres tipos de sufragios.

En la actualidad se pueden distinguir entre tres tipos de votos, presenciales, emitidos por correo desde España y un tercer bloque que llega de fuera del país, procedente de los españoles residentes en el extranjero. Las dos primeras opciones se contabilizan de forma conjunta mediante un proceso en el que los trabajadores de Correos y los presidentes de las mesas electorales tienen especial importancia, dado que los pasos a seguir son:

  1. Los trabajadores de Correos entregan todos los votos emitidos a cada uno de los colegios electorales a las 09:00h, justo antes de abrir a la ciudadanía.
  2. El presidente de la mesa guarda los votos entregados por Correos de forma segura hasta el cierre de las mesas electorales, a las 20:00h.
  3. Tras el cierre, el presidente de la mesa introduce los votos emitidos por correo en la urna, junto con los depositados por los electores de forma presencial.
  4. Una vez se han juntado ambos votos (presenciales y emitidos por correo) se puede comenzar con el recuento de los mismos.

El recuento comienza por la Cámara Baja

El recuento de votos es un proceso abierto al público, por lo que puede estar presente en él cualquier ciudadano que lo desee, así como interventores o apoderados de los diferentes partidos que acudan a los comicios, de tal forma que se vela por la transparencia del proceso electoral. Durante este proceso se va comentando el recuento de votos, así como también se atiende a las reclamaciones de interventores y apoderados, mientras que los ciudadanos no cuentan con autorización para expresar su palabra. En el caso de que no haya dudas sobre la validez de alguna papeleta y todo el proceso finalice de forma clara y limpia, se rellenará el acta de escrutinio y se pasarán los resultados al Ministerio de Interior.

En el caso concreto de las elecciones generales, en las que los ciudadanos votan por el Congreso y el Senado, los primeros votos que se comprobarán serán los de la Cámara Baja (Congreso de los Diputados). Así, el presidente de la mesa extraerá cada una de las papeletas y leerá el partido que figura en ella en voz alta para que los vocales de la mesa puedan hacer el recuento.

Votos procedentes del extranjero

Los votos que proceden de residentes españoles en el extranjero no se escrutan el mismo día de los comicios y tampoco pasan por las urnas, como sí ocurre con los presenciales y los enviados por correo desde España. En este caso, las juntas electorales provinciales son las que reciben y se encargan de contabilizar estas papeletas, así como las llegadas de los colegios electorales, para llevar a cabo un recuento definitivo. Esta operación se inicia tres días después de la celebración de los comicios, por lo que, en esta ocasión, se procederá a realizar el día 13 de noviembre.

Elecciones Generales

El redactor recomienda