1.300 PETICIONES DIARIAS SOLO EN LA CAPITAL

Lactantes, discapacitados, abuelos... y un actor famoso: las colas para librarse del 28-A

La única oficina en la capital que recoge las solicitudes de renuncia a una mesa electoral sufre largas colas toda la semana. Jubilados, enfermos y funcionarios, los más afectados

Foto: Cola este jueves en las oficinas de la Junta Electoral de la Zona Centro.
Cola este jueves en las oficinas de la Junta Electoral de la Zona Centro.

"¿Es aquí lo de la Junta Electoral?", "¿lo de pedir la exención para las elecciones?". La pregunta se repite una y otra vez en el número 29 de la calle Manuel Luna, en el madrileño barrio de Tetuán. Los dos policías municipales que hay en la puerta responden una y otra vez lo mismo con paciencia mientras reparten amablemente el formulario que tienen que rellenar todos aquellos ciudadanos que han sido convocados para la fiesta de la democracia pero no quieren o no pueden ir. La cola es tremenda. "Al menos desde el lunes. Estamos atendiendo entre 1.300 y 1.500 solicitudes diarias", explica uno de los funcionarios que trabajan en la sede de la Delegación del Gobierno, la única oficina que la Junta Electoral de la Zona Centro tiene para atender las peticiones de exención en Madrid capital.

El público congregado es variopinto. Hay de todo. Madres lactantes, gente enferma, algún discapacitado, funcionarios públicos que el día de las elecciones tienen que trabajar, como médicos y policías, y sobre todo jubilados, muchos jubilados. Rosario, que acaba de cumplir los 68 años, no lo entiende. Lo explica su hija, que la acompaña. "En la carta que nos han enviado lo dejan claro. Están exentos los mayores de 65 años. No sé entonces por qué eligen a personas que tienen más de esa edad", señala. La legislación vigente exime para formar parte de una mesa electoral a los mayores de 70 años y a los menores de 18 años.

Pero en caso de tener entre 65 y 70 años, la renuncia es voluntaria. "Porque a lo mejor hay gente de 66 años que sí le apetece formar parte", explica otra de las personas que forman parte de la cola. Lo malo es que hay que comunicar esa renuncia, por eso mucha gente mayor está este jueves esperando en la fila que le llegue su turno para comunicar que no quiere estar el domingo 28 de abril casi el día entero en una mesa electoral. Los agentes han sacado incluso una silla a la calle por si alguien la necesita. "A mí me acaban de operar de la espalda. ¿Me puedo sentar?", pregunta una mujer.

Joaquín también podría necesitar una silla. "Me falta una pierna", muestra a El Confidencial. "Pero no pido la exención por eso, porque si no hubiera aceptado, ya que en la mesa electoral estás sentado. Lo pido porque me operan el día 12 de un quiste y voy a estar bastante tiempo convaleciente". Joaquín ha traído no solo el certificado que demuestra la intervención quirúrgica, también el certificado de que su minusvalía supera el 33%. La carta que reciben los elegidos incluye varios motivos para librarse.

Hay varias exenciones: no saber leer ni escribir, tener más de 70 años y menos de 18, acreditar que ese día se tiene un bautizo, boda o comunión

Por ejemplo, tener más de 70 años y menos de 18, no saber leer ni escribir, ser médico o personal sanitario de guardia, estar enfermo, tener algún grado de discapacidad, tener ese día una boda, bautizo o comunión (en ese caso, hay que acreditar la existencia de la ceremonia y el grado de parentesco), "los que sufran grave trastorno por razón de las cargas familiares" y "aquellos que aleguen y acrediten suficientemente cualquier otra causa que les dificulte de forma grave el desempeño de su nombramiento". Algo que hay que explicar y justificar adecuadamente. "Yo voy a intentar explicar que mi hija de 19 años está estudiando en Londres y no puede venir", señala Clara.

Clara se lamenta de que los plazos sean tan cortos. Hay siete días para solicitar la exención desde que se recibe la carta en casa. "No tengo todos los papeles que me hacen falta. Necesito una autorización de mi hija", explica al salir. La misiva que reciben los elegidos solo enumera los criterios de excusa más generales. La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) desarrolla otras causas que por sí mismas justifican la renuncia y otras que dependen de la valoración de las circunstancias que realice la Junta Electoral de la zona tras escuchar al interesado.

Varias personas, esperando su turno en la oficina de la Junta Electoral.
Varias personas, esperando su turno en la oficina de la Junta Electoral.

Una mujer embarazada de más de seis meses y que tiene indicado "descanso maternal" con toda seguridad se librará. También si es madre lactante con un hijo de hasta nueve meses. Es más valorativo, por ejemplo, la condición de padre o madre de menores de 14 años si no se puede justificar correctamente que el otro progenitor no puede hacerse cargo del hijo. Elena es periodista y tiene un bebé de siete meses y medio. "Le doy el pecho y en el trabajo estoy de excedencia. Si no puedo trabajar, no puedo estar 12 horas en una mesa electoral", señala.

Acaba de presentar su solicitud y le han dicho que le responderán por carta en unos cinco días. No todo el mundo que espera en la cola sabe que debe aportar varios documentos, y eso que la carta enviada lo deja bien claro: fotocopia del DNI, pasaporte, NIE o carné de conducir; fotocopia del nombramiento de la mesa electoral; solicitud de excusa cumplimentada, y fotocopias de los documentos que justifiquen la renuncia y originales para su cotejo. Afortunadamente, hay una tienda que hace fotocopias al lado.

La gran mayoría tampoco sabe que la solicitud de excusa (la que entregan los policías municipales en la puerta) se puede descargar en internet y traerla ya cumplimentada desde casa. Y que se puede enviar toda la documentación (y no guardar cola) a un correo electrónico: excusas@madrid.es. "Contestamos que lo hemos recibido en el mismo día, pero preferimos que la documentación se traiga aquí presencialmente para no colapsar el 'mail'. Dejamos esta vía para gente que está en el extranjero o fuera de Madrid", señala uno de los funcionarios que atienden.

Nuria ha traído todos los papeles. Está segura. Ella es médica residente en el Hospital Puerta de Hierro, en Majadahonda. "Estoy de guardia el sábado anterior, y salgo el domingo por la mañana a las 10:00, y estar en la mesa me obliga a ir a las ocho. No puedo. Traigo el certificado de guardia". Pocos metros detrás de ella está Rebeca, una joven policía nacional. "Ese día trabajo, como la mayoría de la plantilla policial. Ya es la segunda vez que me pasa. Traigo el certificado de servicio de ese día". Los miembros de las mesas electorales se eligen mediante sorteo público utilizando el censo, por lo que la edad y la profesión (en algunos casos eximentes) obviamente no aparecen.

Esta semana y la que viene van a ser las peores, porque los elegidos están recibiendo las cartas y tienen siete días para pedir la exención. Este jueves, la demora media entre esperar la cola para entrar y luego el turno que hay dentro de la oficina ha llegado a la hora y media. La oficina está abierta de lunes a viernes, de 10 a 14 horas y de 16 a 19 horas, y los sábados de 10 a 14 horas. Este jueves, por ejemplo, era el último día para el actor Eduardo Noriega, que pacientemente espera su turno en la fila. "Ayer llegué de trabajar de México y hoy vencen los siete días que tengo para renunciar", señala a este diario.

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, en una votación.
El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, en una votación.

Noriega viene a acreditar que el día 28 tiene función en el Centro Dramático Nacional. Es uno de los protagonistas de 'Firmado Lejárraga', que se representa durante 12 funciones entre el 23 de abril y el 5 de mayo. "Si no fuera por la obra, estaría en la mesa electoral. Me gustaría participar". Él está como suplente del presidente y ha traído una carta del CDN acreditando su intervención en la obra. ¿Qué porcentaje de elegidos decide renunciar? La Junta Electoral no tiene esos datos. Cada una de las 7.590 mesas que se habilitarán en la Comunidad de Madrid (60.037 en toda España) tiene tres miembros y seis suplentes, es decir, se han seleccionado 68.310 personas solo en la región y 540.333 en todo el país. Cada uno de los integrantes cobra una dieta de 65 euros.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios