elecciones generales 28-a

Podemos quiere prohibir que la banca financie a partidos e invierta en medios

El partido abre el debate siguiendo su apuesta de todo o nada e intentará mantenerlo en la agenda acaparando el foco. La trama, más allá de la casta, vuelve a estar en la diana

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en el acto con el que el partido inicia su campaña electoral. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en el acto con el que el partido inicia su campaña electoral. (EFE)

Una propuesta por día para convertir el programa en el "hilo conductor de la campaña". Pablo Iglesias regresó a la primera línea política este sábado con el objetivo de acaparar el foco hasta el 28-A y endurecer el discurso para reconectar con su electorado, y en esta línea se sitúa la última propuesta del partido que llevará en su programa electoral: prohibir la financiación de los bancos para los partidos políticos durante las campañas electorales y que ni bancos ni fondos de inversión puedan ser propietarios o invertir en los "grandes medios" de comunicación privados. Así lo han anunciado este mañana en rueda de prensa Pablo Echenique y Noelia Vera tras la reunión de la ejecutiva en la sede del partido de Princesa 2. El "no nos temblarán las piernas" está siendo uno de los lemas de campaña.

Podemos quiere prohibir que la banca financie a partidos e invierta en medios

La propuesta se ha quedado en un titular, un provocativo titular anzuelo que sigue el hilo conductor del mensaje más rupturista que Iglesias fijaba el sábado, en su mitin de regreso, contra la banca y las élites económicas del país. La trama, más allá de la casta, vuelve a convertirse en el enemigo a batir, a desnudar, como sinónimos de "los de arriba" que gobiernan en contra de los de abajo. Una medida de "salud democrática", la definía Echenique, responsable de programa, "para que la banca no tenga más poder que los diputados".

La formación ha evitado entrar a profundizar en el desarrollo de esta medida, principalmente en lo relativo a la financiación de los medios de comunicación, reconociendo la complejidad para implantarla y la polémica que suele rodear cualquier tipo de regulación del sector, como demostró que buena parte de las críticas al discurso de Iglesias en su primer mitin de campaña fuesen sus referencias a los propietarios de los medios de comunicación. "Los bancos tienen más poder que los diputados es decir la verdad y decir que los medios de comunicación privados tienen más poder que los diputados es decir la verdad", arremetía desde el escenario de la plaza del Reina Sofía para concluir que los propietarios de los medios de comunicación "tratan de influir en la política".

La trama, más allá de la casta, vuelve a convertirse en el enemigo a batir, a desnudar, como sinónimo de 'los de arriba' que gobiernan contra 'los de abajo'

Santander y BBVA han vuelto a ser los nombres propios que más han señado los portavoces de la ejecutiva, añadiéndose a "los Ortega, Pérez, Botín y Fainé" que mencionaba Pablo Iglesias como ejemplo de la veintena de familias españolas que, según indicó, tienen más poder que el Congreso o el Gobierno. "Quizá alguien piense que Santander, BBVA o Amber Capital participen en los medios es normal, pero nosotros creemos que le hacen un flaco favor a la democracia de este país", arremetía Vera.

Podemos recupera este debate sin eufemismos, en plena campaña, siguiendo su apuesta de todo o nada e intentará mantenerlo en la agenda. "Somos los únicos que decimos la verdad", venía a expresar Iglesias en su reaparición. La formación pretende mantener vivo el debate y prueba de ello es que ha empezado al revés, lanzando la idea para posteriormente trabajarla. De hecho, la coportavoz Noelia Vera ha anunciado que para aterrizar la propuesta se creará "un grupo de trabajo con periodistas reputados de este país" para pensar la medida, recoger ideas y sacar conclusiones. "Estamos trabajando en ello", se ha limitado a responder Vera ante las preguntas de los periodistas interesándose sobre las alternativas a la financiación de medios de comunicación.

Sobre la financiación de las campañas electores la formación ha hecho gala de su método para prescindir de los bancos, que pasa por solicitar microcréditos a simpatizantes y militantes, aportaciones individuales que posteriormente se devuelven, una vez recibidas las subvenciones electorales. "La deuda la tienes con la gente que te da el microcrédito, no con el banco", ha defendido Vera, quien ha criticado que PP y PSOE hayan solicitado ya 30 millones de euros de crédito cada uno para financiar sus respectivas campañas. Podemos lleva recaudado en microcréditos para la campaña del 28-A cerca de 700.000 euros.

Elecciones Generales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios