DEBATE DE INVESTIDURA DE RAJOY

Rivera defiende el pasado de Suárez y Carrillo para que C's no se desdibuje en el presente

El líder de C's apeló al legado del expresidente Suárez y puso en valor el papel de su partido de centro. Instó a Rajoy a "adaptarse" al nuevo Congreso y al PSOE a sumarse a los grandes acuerdos

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención la segunda jornada del debate de la investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, que se celebra en el Congreso de los Diputados. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención la segunda jornada del debate de la investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, que se celebra en el Congreso de los Diputados. (EFE)

El líder de Ciudadanos inició su intervención en la tribuna, como no podía ser de otra manera, apelando al legado del expresidente Adolfo Suárez y a su frase sobre “cambiar las cañerías sin cortar el agua”, un objetivo que ahora persigue la formación de centro encabezada por Albert Rivera “en esta nueva etapa política”. El dirigente de centro puso en valor dirigir “el partido del sí” a diferencia de los que sólo están en el no. “Los del sí a las dos candidaturas designadas por el Rey,  los del sí a sacar a España del atolladero”, afirmó Rivera, que trató de mantener un tono institucional durante toda su intervención pese a los acalorados debates que transcurrieron justo antes entre Pablo Iglesias y Mariano Rajoy.

Rivera recordó que el cambio no ha llegado al Gobierno porque los españoles no han querido, “votaron dos veces al PP”, aunque también “han demostrado no querer mayorías absolutas y que todo sea consensuado a partir de ahora”. Y tras confirmar el voto afirmativo de sus 32 diputados al candidato popular “aunque no es su presidente ni su Gobierno”,  lanzó un mensaje claro a Rajoy: “Es usted quien debe adaptarse a este nuevo Parlamento”. Tras lo que miró a la bancada socialista dirigiéndose en esta ocasión a Antonio Hernando, para pedir “que se sumen a los grandes acuerdos” mientras Rajoy escucha a la Cámara o “esto durará muy poco”.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (d), es aplaudido por los diputados de su grupo tras su intervención hoy en el Congreso, durante la segunda jornada del debate de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (d), es aplaudido por los diputados de su grupo tras su intervención hoy en el Congreso, durante la segunda jornada del debate de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy. (EFE)


[Siga en directo la segunda jornada del debate de investidura]

Como era de esperar, Rivera se refirió al pacto de Gobierno firmado con el Partido Socialista el pasado febrero, “un acuerdo bueno y ambicioso, con 200 reformas progresistas y de modernización”. De las que, recordó, “cien están incluidas” en el nuevo acuerdo de los de centro con el PP para investir nuevamente al presidente en funciones. “Tenemos un espacio para entendernos y sentarnos en la misma mesa aunque sin olvidar las diferencias que existen”, reiteró el de centro a los socialistas para instarles a que apoyen al futuro Gobierno del PP en los grandes asuntos que afecten al país.

Rivera defiende el pasado de Suárez y Carrillo para que C's no se desdibuje en el presente

También hubo recados del centrista a Unidos Podemos. Dirigiéndose indistintamente a Pablo Iglesias e Íñigo Errejón -y agitando su debate interno sobre el liderazgo- pidió a la formación que aclare cuál será el papel que pretenden desarrollar en la legislatura. “Si van a trabajar por mejorar la vida de los españoles o ya se han olvidado de sus electores y solo están centrados en el ‘sorpasso’ y en destruir al PSOE”. Aprovechando la marcha ‘Rodea el Congreso’ prevista para este sábado, Rivera también señaló a Izquierda Unida -parte del grupo parlamentario de Unidos Podemos- por apoyar la manifestación. “¿Cómo van a rodear ustedes el Congreso si forman parte de él? Si cobran un sueldo de diputado como yo”, insistió el presidente de Ciudadanos.

En varias ocasiones apeló Rivera a los líderes de la Transición, Suárez pero también Carrillo, y reprochó a los dirigentes de Unidos Podemos hablar de “investidura ilegítima” o “golpe de Estado” señalando a la cúpula del techo del Hemiciclo en la que descansas las marcas de los disparos que se sucedieron en el 23-F. “Aquello fue un golpe de Estado de verdad”, dijo Rivera mientras miraba a Iglesias para cargar contra sus diputados: “¿Pero ustedes en qué mundo viven? ¿Cómo pueden hablar así mientras en este Congreso hay representados 14 partidos distintos?”, reiteró.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d), junto a sus compañeros de partido Juan Carlos Girauta (c) y Melisa Rodríguez (i), durante la segunda jornada del debate de la investidura. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d), junto a sus compañeros de partido Juan Carlos Girauta (c) y Melisa Rodríguez (i), durante la segunda jornada del debate de la investidura. (EFE)


Y pese a los ‘encontronazos’ mantenidos con Iglesias durante el debate, Rivera reiteró tener “la mando tendida” también con Unidos Podemos “para que se sumen a las reformas”. Y enumeró muchas: pacto nacional por la educación, pacto contra la pobreza, reforma de las pensiones, complemento salarial para los sueldos más bajos… etc. Y al respecto, el líder de centro sacó “las pancartas de Ciudadanos” -facturas de autónomos y de servicios sociales de dependencia- frente a los que “prefieren gritar o hacer tuits”.

Mariano Rajoy salió en su turno de réplica para "agradecer" a Ciudadanos el apoyo que le permitirá contar con 170 síes (sumado el de Coalición Canaria) y garantizará la abstención del PSOE. El presidente en funciones tildó de "decisión correcta" el paso de los de centro, se comprometió a cumplir las reformas pactadas... y aseguró al de centro "que no se dormirá" tras la advertencia de Rivera.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios